100 años de Jack Kirby, el otro padre de Marvel… y de DC

El creador del Capitán América, los Cuatro Fantásticos y los Vengadores habría cumplido hoy un siglo de vida. Le rendimos homenaje

Por
28 de agosto de 2017

ETIQUETAS:

  • Estamos en 1941. Aunque Hitler lleva ya dos años haciendo trizas Europa, EE UU no se decide a intervenir en un conflicto que algunos llaman ya ‘II Guerra Mundial’. Ahora bien: los hay que han decidido hacer la guerra por su cuenta, sólo que a base de viñetas. El primer número de Capitán América, un tebeo recién lanzado por la editorial Timely Comics, muestra al héroe titular propinándole a Adolf Hitler un tremendo sopapo. Enfurecidos por ese insulto gráfico, un grupo de nazis estadounidenses llama por teléfono a la oficina de Timely, amenazando al autor de la ilustración. El cual, ni corto ni perezoso, se arremanga la camisa y sale a buscar a los autores de la llamada… que salen despavoridos al verle llegar. El dibujante en cuestión, un fulano bajito y con cara de mala leche, se llama Jakob Kreuzberg, aunque firma sus dibujos como Jack Kirby.

    Viajemos en el tiempo: ahora estamos en 1961, y Kirby lleva ya casi dos décadas viviendo con los laureles de veterano de guerra. Tras haberse criado en lo más chungo de Brooklyn, y después de haber aguantado a un jefe tan negrero como Will Eisner, todo aquello de las Ardenas tampoco había sido para tanto, aunque su puesto de explorador fuese uno de los más peligrosos de todo el ejército. Bueno, lo de entrar en los campos de exterminio sí que se le hizo cuesta arriba, máxime siendo él mismo judío. Pero aquello ya era agua pasada, y el artista se empeñó en ganarse la vida dibujando. A ser posible, cómics, que era lo que más le gustaba hacer. Incluso aunque para ello tuviese que asociarse con un guionista llamado Stanley Lieber (“Stan Lee”, firmaba el muy ladino) que estaba allí, todos lo sabían, por ser pariente del jefazo.

    Pocos años después, el tándem de Stan Lee y Jack Kirby no sólo había generado docenas de cómics gloriosos, escritos y dibujados en tiempo récord. También había cambiado el cómic para siempre. Los conceptos lanzados por el guionista, con aquellos Cuatro Fantásticos que no paraban de pelearse o aquellas historietas de Thor repletas de dioses nórdicos de alta tecnología, eran parte de su atractivo, claro, pero nada hubiera sido lo mismo sin el grafismo desquiciado de Kirby. Allá donde dibujantes clásicos como Curt Swan ofrecían serenidad, armonía y líneas puras, aquel dibujante apodado ya ‘King’ presentaba energía desbocada, perspectivas de vértigo y figuras terribles, ciclópeas en su locura.

    Uno de los momentos álgidos de su triunfo llegó cuando Kirby recuperó al Capitán América: en ausencia de su dibujante, el guionista Joe Simon había convertido a Steve Rogers en un cazador de comunistas. Kirby simpatizaba muy poco con los rojos, pero menos aún con el macartismo, y aquello no le hacía ni maldita la gracia. Más adelante, convencería a Lee de crear a Pantera Negra, un personaje rompedor, no sólo por ser africano, sino también por provenir de un país (Wakanda) más culto y próspero que EE UU, la URSS o cualquier nación europea.

    La alianza entre Lee y Kirby tenía que romperse. Y acabó haciéndose añicos en 1970, cuando el dibujante (harto de un contrato que le negaba la propiedad intelectual sobre sus creaciones) emigró hacia aquella editorial que su ya ex socio apodaba “la Distinguida Competencia”. Es decir, a DC: en la casa de Superman, Kirby creó el Cuarto Mundo, un universo paralelo que fue incomprendido en su momento, pero que ha acabado siendo crucial para su cosmos narrativo. Sin ir más lejos, el villano principal de todo aquel cotarro era un tal Darkseid, que se pasará (tarde o temprano) por las películas de la casa.

    Desde mediados de los 70, Jack Kirby volvió esporádicamente a Marvel, donde dibujó obras tan formidables como su adaptación de 2001: Una odisea del espacio (tan espectacular y grandiosa como contenida y fría era la película de Stanley Kubrick). Asimismo, trabajó diseñando personajes para el estudio de animación Hanna-Barbera. Y no olvidemos aquel momento en el que participó (sin saberlo) en cierta conspiración de la CIA, dibujando diseños conceptuales para un filme titulado Argo. Sí: Ben Affleck sabe de lo que hablamos. En 1987, siete años antes de su muerte, Jack Kirby consiguió que Marvel le devolviese un millar y medio de páginas originales; se calcula que, en sus años como dibujante estrella de la compañía, Kirby había dibujado cerca de 20.000.

    Hoy en día, Stan ‘The Man’ Lee es el nombre que acude a la cabeza de casi todo el mundo. El guionista sigue siendo un as de las relaciones públicas, como demuestran sus cameos en los filmes de la casa y esa publicitadísima fiesta de cumpleaños en la que las estrellas le rindieron pleitesía. Pero hoy procuremos no pensar en él. Pensemos, más bien, en Jack Kirby: sin este dibujante judío, bajito y siempre cabreado, películas como Capitán América: El Soldado de Invierno, Iron Man o, por supuesto, Los Vengadores jamás hubieran existido.

    El póster de ‘Birds of Prey’ no se parece a nada que hayas visto antes

    Y se ha confirmado un título en castellano ('Aves de Presa y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn') con el que estamos muy contentos, la verdad.

    ¿Qué posibilidades existen de que haya un ‘Joker 2’?

    El exitoso recorrido de la película de Todd Phillips por el Festival de Venecia augura otros grandes triunfos, que podrían conducir a una continuación.

    Margot Robbie, Idris Elba y… ¿Juan Diego Botto? Presentado al completo el reparto de ‘Escuadrón suicida 2’

    James Gunn entra en el Universo DC arrasándolo todo a su paso, y trayendo a Michael Rooker consigo para dignificar la saga.

    ‘Birds of Prey’: Se filtra el primer tráiler con Margot Robbie

    La película tiene por subtítulo 'And The Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn', y a partir de ahí todo tiene que ir bien por fuerza.