Olivia de Havilland vs. Joan Fontaine: cronología de una rivalidad entre hermanas

“Si yo muero antes, ella estará furiosa”, señalaba la actriz Joan Fontaine sobre Olivia de Havilland. La rivalidad entre ambas hermanas suscitó multitud de comentarios en la prensa durante décadas y es que las dos talentosas intérpretes británico-estadounidenses siempre parecían querer dar un paso más allá, siempre insatisfechas ante sus grandes logros.

Havilland nos decía adiós hace unos días a los 104 años, convirtiéndose así en la última gran leyenda de la edad dorada de Hollywood en fallecer. Sin embargo, la pugna con su semejante fue encarnizada y se trasladó a lo largo de los años.

1916: Este año nace Olivia de Havilland, y quince meses después lo hace su hermana Joan. Ambas compartían su habitación desde pequeñas, donde ya comenzaron los primeros desencuentros propios de la edad. Havilland asustaba a Fontaine con “lecturas dramáticas sobre la crucifixión de Jesucristo en la Biblia”, mientras que Fontaine “imitaba cada palabra que ella decía”. Confrontaciones que con el tiempo desembocarían en peleas brutales, donde los tirones de pelos y los golpes salvajes entre ellas serían una constante. “Olivia hasta me fracturó la clavícula…”, confesaba Fontaine en sus memorias No Bed on Roses (1978).

1935: Con 18 años, Havilland fue la primera en hacerse actriz, como parte del reparto de la adaptación cinematográfica de El sueño de una noche de verano, la obra teatral de William Shakespeare. Cuando Fontaine también decidió convertirse en actriz, se vio obligada por su hermana mayor a cambiarse de apellido y así evitar confusiones. De esta forma, Joan tomó el de su padrastro. De hecho, Havilland siempre fue el ojito derecho de su madre.

1939: Sus grandes interpretaciones en la pantalla hicieron que los primeros roces empezaran a ser más que claros para todo el mundo. Havilland interpreó a la Melania de Lo que el viento se llevó,y Fontaine participó en Mujeres de George Cukor.

1940: El reconocido productor David O. Selznick quería a Havilland para la película Rebeca de Alfred Hitchcock. Sin embargo, el contrato de la actriz con Warner Bros. hizo imposible esto. Por ello, Selznick pidió permiso a la actriz para que su hermana formara parte del elenco. Años después, una dura Havilland señalaríque esto hizo “perder brillo a la película”. Pese a sus palabras, este título consiguió la primera nominación a los Oscar para una de las dos. Su antipatía ya no tenía marcha atrás.

1942: Ambas hermanas son nominadas al Oscar en la misma categoría: Fontaine por Sospecha y Havilland por Si no amaneciera. Las dos tuvieron que sentarse en la misma mesa durante la ceremonia de entrega. “Sentía que Olivia se levantaría de la mesa y me agarraría del pelo. Como si tuviera cuatro años y estuviera enfrentándome a mi hermana mayor”, señalaba Fontaine posteriormente sobre este hecho. Fontaine terminó por alzarse con la preciada estatuilla dorada. Tiempo después Havilland se casaría con el escritor Marcus Goodrich, a lo que su hermana destacaría:” odo lo que sé sobre él es que ha tenido cuatro mujeres y ha escrito un libro. Lástima que no sea al revés”.

1947: Havilland se alza con su primer Oscar por Vida íntima de Julia Norris. Fontaine intentó felicitar a su hermana, pero ella rechazó esta felicitación. La actriz conseguiría otro en 1949 por La heredera. Las carreras de ambas y sus vidas personales irían por sendas totalmente distintas. Así mismo, la relación cercana de ambas con Howard Hughes, reconocido productor y aviador, rompería todos los vínculos posibles.

1962: El estreno de ¿Qué fue de Baby Jane? de Robert Aldrich trae de regreso a la actualidad a las dos. Muchos serían los que señalarían que la relación de los personajes protagonistas estaba basada en su propia vida, donde una de las dos hermanas conseguía un mayor éxito que otra. Un título con mala baba que, además, incrementó los rumores al convertirse en una de las más exitosas de la temporada.

1975: Después de muchos años de idas y venidas en su relación, su madre es diagnosticada con un cáncer terminal. Havilland se entera enseguida y va en su ayuda para darle fortaleza e su último aliento. Por su parte, Fontaine se encontraba en mitad de una gira teatral y no recibió aviso alguno. Además, tampoco fue invitada al funeral, aunque la intérprete decidió asistir de todos modos. “Puedes divorciarte de tu hermana y de tu esposo”, señalaba para PEOPLE Fontaine con la que ya no mantenía ningún tipo de contacto.

2013: Fontaine fallecía a los 96 años y dejaba una gran frase para la posterioridad sobre su hermana. “Olivia siempre dijo que sería la primera en todo: en casarse, en conseguir un Oscar, en tener hijo… Si muero antes, ella estará furiosa, porque de nuevo volví a hacerlo primero”.

2016: Ni la muerte de su hermana hizo que Havilland se relajara en su competitivad hacia ella. La actriz señalaba para USA Today que seguía llamándola por el mote que le había puesto: Dama Dragón. Sin embargo, esta rechazaba que hubieratenido disputas, puesto que no había hostilidad.

2020. Olivia Havilland fallece dejando tras de sí un gran legado en Hollywood, que nunca estuvo exento de polémica y siempre sufrió la sombra alargada de su hermana Joan Fontaine.

Ir a la portada