Los mejores looks de Givenchy para Audrey Hepburn

Su encuentro fue un accidente (él esperaba en su estudio a una tal Katharine), pero dio lugar a una colaboración mítica que marcó la moda en los 50 y los 60 (y más allá). Tanto en sus películas como en sesiones de fotos o entregas de premios, el look de Audrey Hepburn fue inseparable de los trabajos de Hubert de Givenchysu diseñador de cabecera: aquí te mostramos algunas cumbres de esa interacción.

Audrey Hepburn lució por primera vez un diseño de Givenchy en los Oscar 1954. Esa misma noche, la actriz ganó su estatuilla por Vacaciones en Roma. 

Aunque Givenchy no aparece en los créditos de Sabrina (1954), él fue el responsable de creaciones como este famoso vestido. Algo que ocasionó una guerra de egos entre el diseñador y la tremenda Edith Head, diseñadora de vestuario de la película.

La mala sangre entre Givenchy y Edith Head durante el rodaje de Sabrina llegó a su punto álgido con este famosísimo traje-pantalón, cuya creación se disputaron ambos diseñadores. Cuando Edith ganó su quinto Oscar gracias al filme, Hepburn montó en cólera y exigió que el artista francés se encargara siempre de su vestuario a partir de entonces.

Sabrina (1954).

En el estudio de Givenchy (1957).

Vistiendo a Hepburn en Una cara con ángel (1957) Givenchy creó algunos de sus looks más icónicos.

Una cara con ángel (1957).

En Ariane (1957) se repitió la colaboración entre Givenchy, Hepburn y Billy Wilder. 

Ariane (1957).

El mítico ‘little black dress’ de Desayuno con diamantes (1961), seguramente el diseño más famoso de todos cuantos creara Givenchy para la actriz.

El thriller Charada (1963) no sólo permitió a Hepburn lucir algunos de los mejores modelos de Givenchy: también le permitió lucirlos junto a Cary Grant. 

Charada (1963).

Sesión de fotos para Vogue (1963)

Como demuestra este sombrero (fotografiado por Cecil Beaton a mediados de los 60), las colaboraciones entre Givenchy y Hepburn no siempre eran modelos de contención y sobriedad.

Sesión de fotos para Cecil Beaton.

Encuentro en París (1964) fue la última gran colaboración entre Givenchy y Hepburn: la actriz pasó 23 años sin lucir frente a la cámara un diseño de su amigo.

El telefilme Amor entre ladrones (1987) fue una de las últimas películas de Hepburn, y el último trabajo de Givenchy como diseñador de vestuario.

Ir a la portada