Ir a la portada

‘Forrest Gump’: 25 cosas que (posiblemente) no sabías de la película

Pocos personajes dejan tanta huella como el inocente protagonista de la entrañable comedia dramática ‘Forrest Gump’, dirigida por Robert Zemeckis. Un taquillazo que sirvió para hacer un repaso por la historia moderna de EE UU a través de los ojos de un cándido muchacho con discapacidad mental —interpretado por ese portento llamado Tom Hanks—.

Ahora, celebramos el cuartito de siglo del gumpismo con este listado con veinticinco curiosidades sobre la película, su director o su protagonista que (posiblemente) no conocías.

Por ÁLEX ANDER

 

La cinta, una parodia irónica del sueño americano, narra las aventuras de un muchacho que —gracias a innovadores efectos especiales que lograron colocar a Forrest en imágenes de archivo junto a personajes ilustres— participa en todos los grandes acontecimientos de la historia de Estados Unidos. Por ejemplo, llega a recibir la Medalla de Honor —la máxima condecoración militar en Estados Unidos— de manos de Lyndon B. Johnson , por su heroica participación en la Guerra de Vietnam, donde salva a su compañero Bubba y a su superior, el teniente Dan. Curiosamente, Hanks recibió en 2016 la Medalla Presidencial de la Libertad de manos de Barack Obama.

 

La productora Wendy Finerman tardó nueve años en convencer a sus colegas de estudio de que el filme debía realizarse. “Actores, directores, agentes y la gente del estudio simplemente no estaban interesados en el proyecto, en parte, debido a Rain Man [el drama protagonizado por Dustin Hoffman y Tom Cruise sobre un hombre autista y su hermano], comentó en una entrevista.

 

En una de las escenas más recordadas de la película, Forrest Gump se encuentra en Washington, DC, dispuesto a dar un discurso durante una protesta contra la Guerra de Vietnam. Pero su micrófono está desconectado en ese momento y la multitud no puede descifrar lo que dice (ni los espectadores pudieron hacerlo tampoco al ver la película). Lo único que se pudo escuchar de su boca fue: “Solo hay una cosa que puedo contarte sobre la guerra en Vietnam”. Según Hanks, lo que su personaje decía a continuación era algo así como “A veces, cuando la gente va a Vietnam, vuelven a casa con sus mamás sin ninguna pierna. A veces, ni siquiera vuelven a casa. Esto es algo malo. Eso es todo lo que tengo que decir al respecto”.

 

El rodaje de la peli, cuya trama se desarrolla en Alabama, duró cuatro meses y se llevó a cabo en la ciudad de Beaufort (Carolina del Sur), y en algunas zonas costeras de Virginia y Carolina del Norte.

 

A Tom Hanks no le pagaron un sueldo por esta película. En cambio, aceptó quedarse con un porcentaje de las ganancias brutas de la película. Al final, se llevó alrededor de cuarenta millones de dólares.

 

El (también actor y) hermano menor de Tom Hanks, Jim, hizo de su doble en muchas de sus numerosas secuencias de carreras.

 

El actor Mykelti Williamson, que dio vida a Bubba (amigo de guerra de Forrest), no tenía en realidad un labio inferior tan protuberante como el que luce en el largometraje. Llevaba una prótesis. Por eso, mucha gente alucinó cuando vieron el aspecto real de Williamson, en una entrevista que el actor concedió a David Letterman (al que, por cierto, le enseñó la famosa prótesis).

 

El hijo del director Robert Zemeckis (Alexander) y la hija de Tom Hanks (Elizabeth) tuvieron un cameo en la película. Ella —que en la vida real trabaja hoy día como editora— aparece jugando en el autobús con una de las chicas que no deja que Forrest se siente a su lado.

 

La famosa escena de la (eterna) carrera de Forrest por todo el país está basada en una historia real. En 1982, un adolescente llamado Louis Michael Figueroa decidió correr desde Nueva Jersey hasta San Francisco (California). Y, a diferencia de Forrest (cuya paliza no tenía ningún objetivo concreto), Figueroa corrió para la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

 

Durante varios años, se intentó llevar a buen puerto una secuela de la peli (una continuación que llevaría por título Gump & Co.). Sin embargo, Tom Hanks se negó a protagonizarla (y nadie se planteaba que esa peli pudiera ser protagonizada por un actor diferente).

 

El escritor Winston Groom, autor de la novela original en la que se inspira la película, ganó ‘solamente’ 350 mil dólares, por los derechos del libro. Aunque el acuerdo que en un principio firmaron Groom y Paramount establecía que el autor también debía llevarse un 3% de los beneficios netos de la película, el estudio alegó pérdidas y no le pagó ese porcentaje.

 

La película ganó seis premios de la Academia en 1995 (entre otros galardones), pero ninguno de los ganadores mencionó en su discurso de agradecimiento al autor de la novela por la que, a fin de cuentas, llegó a existir la película. Eso sí, Groom se acabó convirtiendo en un superventas y, gracias al éxito del filme, su libro llegó a vender cerca de dos millones de copias en todo el mundo.

 

La primera opción que se barajó para el papel de Forrest fue John Travolta. Pero el de Nueva Jersey no estaba interesado en el papel y lo rechazó. También se pensó en Bill Murray y Chevy Chase. Y el autor Winston Groom quería que fuese John Goodman el que protagonizase la peli.

 

La frase “Me llamo Forrest Gump y la gente me llama Forrest Gump” fue improvisada por Tom Hanks mientras filmaba la escena, y al director le gustó tanto que decidió mantenerla.

 

Tom Hanks dice que aceptó el papel protagonista una hora y media después de leer el guion, pero que sí puso como condición que la película mantuviera rigor histórico. Al principio, quiso suavizar el marcado acento sureño de Forrest, pero finalmente fue convencido por Zemeckis para que intentase retratar ese fuerte acento que enfatiza la novela de Winston Groom. Al final, el de Concord se fijó en el acento del joven Michael Conner Humphreys (Forrest de joven), que hablaba realmente con ese acento.

 

El banco del parque en el que se sentaba Hanks durante gran parte de la película estaba ubicado en la Plaza Chippewa, en la ciudad de Savannah (Georgia). Ese banco de fibra de vidrio fue retirado después de la película y colocado en un museo —el Museo de Historia de Savannah—, para evitar que fuese robado o destrozado.

 

En una escena de la película, Jenny Curran (personaje interpretado por Robin Wright) aparece actuando desnuda, tocando una guitarra. Resulta que Wright estaba bastante resfriada cuando rodó aquello. Y, para colmo de sus males, tardaron 24 horas en finiquitar la secuencia.

 

Zemeckis filmó una escena (que quedó fuera del montaje final) en la que Forrest se encuentra con el pastor estadounidense Martin Luther King y sus partidarios. En esas, llega la policía con un grupo de pastores alemanes, que acaban corriendo hacia King y a los que Forrest consigue distraer. La escena está incluida en el DVD de la edición especial para coleccionistas de la cinta.

 

La peli fue elegida por la Library of Congress estadounidense para su conservación en el Registro Nacional de Películas en diciembre de 2011, al considerarse “cultural, histórica o estéticamente importante”.

 

Se construyeron cinco bancos para la película. Una vez que terminó el rodaje, uno fue a parar a Savannah (como antes mencionamos), otro al Smithsonian, dos a Paramount Pictures y el último a un guardia de seguridad que estaba patrullando mientras se filmaba. Este último ha recibido montones de ofertas para que venda el banco —la mayor, de medio millón de dólares—, pero las ha rechazado todas.

 

La casa utilizada en Forrest Gump es la misma casa que se utilizó en El patriota (2000). Eso sí, algunos de los paneles de la casa se cambiaron para las tomas interiores en la última película.

 

Forrest se termina convirtiendo en un experto jugador de ping-pong, hasta el punto de acabar no parpadeando cuando jugaba. Ahora bien, las imágenes de la escena en la que el muchacho compite contra el equipo chino se realizaron realmente gracias al uso de efectos CGI —Hanks y sus oponentes simularon simplemente que estaban jugando, moviendo sus brazos de un lado a otro, y lo demás fue añadido durante la post-producción—.

 

La película, un rotundo éxito comercial, tardó solo 66 días en superar la marca de los 250 millones de dólares en la taquilla

 

Aún hoy son muchos los cinéfilos que debaten en torno al verdadero significado de la pluma (digital) con la que se abre y cierra la película —una pluma que cae desde el cielo y acaba posándose en un pie del protagonista, que la guarda en un maletín—. “Nuestro destino solo se define por cómo barajamos los cambios en nuestra vida, y eso es lo que encarna la pluma mientras es mecida por el viento. Puede aterrizar en cualquier lugar, y lo hace a tus pies. Son muchas las implicaciones teológicas”, señaló una vez Hanks.

 

Paramount se planteó suspender el rodaje de la película porque se les estaba acabando el presupuesto. “El estudio estuvo a dos días de suspender la película que yo iba a hacer, y el director vino a mi casa y dijo: ‘Mira, esto se va a hacer pedazos porque no nos darán el presupuesto para filmar esta secuencia, y tenemos que tener esta secuencia’”. Al final, Zemeckis le propuso a Hanks dividir el costo de filmar esa secuencia —la escena en la que Forrest echa a correr, después de que su gran amor le diera calabazas—, para que así el estudio les permitiera hacer la película que querían realizar, y este aceptó.