Charlize Theron: La eterna furiosa que puede con todo

¿Guapa? Sí, y no hay más que ver la pantalla para comprobarlo. ¿Talentosa? También: aunque subestimar su trabajo haya sido fácil durante demasiado tiempo, Charlize Theron se ha coronado como una de las mejores estrellas del Hollywood actual por su capacidad para alternar el thriller, el drama y ese cine de acción en el que se desenvuelve con soltura alucinante. Valga este repaso a su filmografía, incluyendo algún patinazo que otro, para comprobarlo.

'Pactar con el diablo' (1997)

En su primer rol de importancia, si no contamos Los chicos del maíz 3, la actriz empezaba glamurosa y acababa psiquiatrizada por cortesía del mismísimo Satán (Al Pacino) y de ese Keanu Reeves dispuesto a salir corriendo tras Connie Nielsen y su olor a azufre.

'The Italian Job' (2003)

F. Gary Gray le dio por fin un papel en la banda de ladrones liderada por ‘Marky Mark’ Wahlberg. Todavía sin patadones, la sudafricana cambió el rol de “chica de” en Operación Reno –cero #MeToo– por persecuciones automovilísticas desenfrenadas y debilidad por las cajas fuertes en este remake del clásico de 1969.

'Monster' (2003)

Gracias a su interpretaciónde la serial killer Aileen Wuornos, Theron ganó el Oscar… y acabó hasta el moño de los titulares sobre su peso (ganó 13 kilos) y su maquillaje. El romance sangriento entre la protagonista y Christina Ricci sigue siendo un punto álgido e incómodo de la representación LGBT en Hollywood.

'Aeon Flux' (2005)

La primera película de acción protagonizada por Charlize se inspiró (de aquella manera) en la serie de animación con la que Peter Chung revolucionó la MTV noventera.  Karyn Kusama (La invitación, Destroyer) hizo lo que pudo y le dejaron con aquel maremágnum de saltos voladores, pistolas futuristas y peinados asimétricos que no supo conservar el tono subversivo y queer del original.

'Young Adult' (2011)

En el mismo año en el que interpretaba a Mavis Gray (el desastre humano ideado por la guionista Diablo Cody), Theron se enjoyaba para una campaña ya mítica de J’adore Dior. Tal vez la inquietud que provoca el verla en esta película (y en otras posteriores, como Tully) se deba a que nos hace conscientes de la fina línea que separa a un icono fashion de una mujer arrollada por la vida.

'Mad Max: Furia en la carretera'

En dos palabras: “Imperator Furiosa”. Los sudores de un rodaje infernal fueron el caldo de cultivo para una heroína de las que entran pocas en docena. Entre tormentas de arena y camiones monstruo, la actriz sobrevivió a las locuras de George Miller en el desierto de Namibia, a un rodaje casi sin guion… y a ese Tom Hardy con el que entabló un bonito odio a primera vista.

'Fast & Furious 8' (2017)

¿Qué necesitas para poner contra las cuerdas a todo un Vin Diesel? Pues a una Theron ciberterrorista y con unas rastas que nos dejaron ojipláticos. En la nueva entrega de la saga la veremos con las mismas dotes manipuladoras, pero distinto look.

'Atómica' (2017)

Charlize se puso en las manos del exdoble de acción David Leitch (coautor de la primera John Wick) para dejarnos boquia-biertos ante el falso plano secuencia de siete minutos inspirado en Hijos de los hombres en el que los puñetazos, puñaladas y voltere- tas bajando por unas escelaeras están a la orden del día.

Ir a la portada