5 películas MUY BUENAS que no llegaron al cine en España

Los inescrutables caminos de la distribución en España tienen estas cosas: algunas de las películas más originales, rotundas y refrescantes de los últimos años se quedaron fuera de las salas de cine y fueron estrenadas por lo bajini en formatos domésticos.

Pero todos y cada uno de estos títulos merecen ser descubiertos (y disfrutados) sin los prejuicios muchas veces asociados a los lanzamientos directos a dvd y Blu-ray.

Hunt for the Wilderpeople

(Taika Waititi, 2016)

La película que el director de Lo que hacemos en las sombras hizo antes de ponerse con Thor: Ragnarok ha sido la última en incorporarse a este selecto grupo.

Parece que ni esos galones, ni la buena acogida en Sundance, han sido suficientes para estrenar en cines esta deliciosa comedia de supervivencia en la naturaleza salvaje de Nueva Zelanda protagonizada por Sam Neill Julian Dennison, toda una revelación. No cometas el error de perdértela.

Título humillante dentro del mercado doméstico español: A la caza de los ñumanos.

John Wick

(Chad Stahelski & David Leitch, 2014)

Mientras que la secuela John Wick: Pacto de sangre se estrena a bombo y platillo en cines, la película que marcó la segunda venida de Keanu Reeves como héroe de acción salvador y lanzó a los especialistas Stahelski y Leitch como dos de los directores más cortejados por los grandes estudios se tuvo que conformar con un modesto lanzamiento doméstico.

Terrible error: esa equivocación está a un paso de lo que implica matar al perro de este asesino implacable, de modo que toda su furia, patadones y talento para meter disparos en la cara caigan sobre los responsables de habernos privado de disfrutar de John Wick en el cine.

Título humillante dentro del mercado doméstico español: John Wick (Otro día para matar).

The Raid

(Gareth Evans, 2011)

Si hay una obra capaz de disputarle a John Wick el título de película de acción de culto de esta década, es esta. Y, por supuesto, tampoco se estrenó en cines españoles. Tampoco su muy ambiciosa secuela de 2014, que también fue directa a dvd.

Ambas dirigidas por Gareth Evans en Indonesia, las dos entregas de The Raid devuelven al cine de artes marciales las armas de fuego, coreografías descomunales y golpes insospechados que el nuevo milenio necesitaba. A los responsables de Dredd (2012) debió de gustarles tanto que prácticamente calcaron su argumento: policías abriéndose paso a patadón limpio a través de los apartamentos de un bloque controlado por criminales.

Título humillante dentro del mercado doméstico español: Redada asesina.

Popstar

(Akiva Schaffer & Jorma Taccone, 2016)

A quién vamos a engañar: si en este país no se estrenó This Is Spinal Tap (1984) en su momento, nada hacía indicar que el equivalente del siglo XXI fuera a correr mejor suerte. ¿Sofisticación en los gustos del público? ¡Así no se decide la distribución de las películas!

El caso es que los integrantes del grupo humorístico The Lonely Island han creado el falso documental musical definitivo para la era de YouTube. Con un ritmo de gags por segundo descomunal y lleno de cameos de estrellas musicales, es normal sentir la necesidad de verla más de una vez para poder detectar todos los chistes.

Título humillante dentro del mercado doméstico español: La anterior película de The Lonely Island pasó de Hot Rod (2007) a Flipado sobre ruedas, pero esta fue tenida en tan poca consideración por los encargados de su comercialización que ni en un título ridículo pensaron. Afortunadamente, la encontrarás como Popstar en las tiendas.

God Bless America

(Bobcat Goldthwait, 2011)

Se podría entender como la versión todavía más burra y contundente de Super (2010). Aquí, el insobornable director de El mejor padre del mundo (2009; otra joya directa a vídeo en este país nuestro) no necesita excusa de sátira superheroica para poner a un señor y a una adolescente de 16 años a pegar tiros contra todo lo que molesta en este mundo. Es decir, contra todo.

Título humillante dentro del mercado doméstico español: Armados y cabreados.

Ir a la portada