CRÍTICA

The Kings of Summer

6

Por
04 de julio de 2014

El gen ‘Huckleberry’ está en el ADN norteamericano. El adolescente tira al bosque cuando sus mayores le imponen horarios, orden y disciplina. Hasta el lugar donde viven las bestias salvajes, sureñas o monstruosas, lo mismo da, sigue Vogt-Roberts a estos tres chavales. Guiados más por instintos que certezas, son tan caóticos que es imposible enunciar sus principios sin que se contradigan entre sí. Están demasiado ocupados viviendo lo que parece ser su último verano antes de que las chicas, las obligaciones y los trabajos a tiempo parcial se metan entre medias. Por eso, pedirle a The Kings of Summer una narrativa lineal, lógica, madura es igual de irritante que mandar a un chaval a que ordene su cuarto.

Más experiencia sensorial –algunos lo considerarán argucia videoclipera– que relato de formación, la película crece cuanto más absurda se vuelve, cuando los bailes tribales sustituyen a la metáfora subrayada o al guiño metacinéfilo. La consciencia de sí misma, el saber que hay adultos mirando y críticos analizando, hace que su propia esencia quede desnaturalizada. Sucede sólo en instantes contados, suficientes para que se vea la intencionalidad del autor. A todos nos encanta Cuenta conmigo, pero no necesitamos hacer una tesis para justificarlo. Pasa al final de The Kings…, los protagonistas no tienen que explicarse, con saber que lo han compartido es suficiente.

 

El verano adolescente americano pasado por el filtro indie.

SINOPSIS:

Tres adolescentes hartos de convivir con sus padres deciden adentrarse en la naturaleza para construir una casa y vivir siendo dueños de su propio destino. O al menos ese era el plan...

The Kings of Summer

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , , , ,

GUIÓN:

PAIS: EE UU

DURACIÓN:

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA:

ESTRENO: 04 de Julio de 2014