CRÍTICA

The King

6

Por
28 de octubre de 2019

¿Dónde se ha metido el David Michôd de Animal Kingdom? Un director que mide la acción, que juega constantemente con los silencios, que se acerca a la violencia de forma terrenal, cruda, nihilista, tensa, como si fuera una bomba que nunca llega a explotar. Ese Michôd ni está ni se le espera en The King, adaptación libre de la shakespeariana Enrique V. No porque la película no tenga aspectos formales muy loables, como las escenas de lucha, particularmente el asedio nocturno con catapultas en llamas, o los enfrentamientos rodados a ras de suelo, sin romanticismo alguno, salpicando de barro al espectador. Pero la impronta del cineasta es casi inexistente, efectista en el mejor de los casos, como pasaba con aquella El rey proscrito que aspiraba inútilmente a la épica de Braveheart.

Tal vez su mayor riesgo (y, a la vez, acierto) pase por la elección de los protagonistas. Por un lado, Timothée Chalamet como heredero inglés promiscuo obligado a reinar, guerrero improbable de andares desgarbados y figura andrógina que, sin embargo, funciona en tanto que rompe con todos los estándares del héroe. Por otro, el camaleónico Robert Pattinson, hipnótico en su histrionismo, caricatura con acento francés al otro lado de la batalla de Agincourt. The King es disfrutable, correcta, pero al hombre tras Animal Kingdom le exigimos algo más que un filme impersonal que lo confía todo al talento de sus actores.

Un Michôd efectista lo confía todo a Chalamet y Pattinson.

SINOPSIS:

Adaptación de la obra de William Shakespeare: Enrique V. Hal es un príncipe caprichoso y sin interés por gobernar en Inglaterra. Cuando su padre muere, el joven se verá obligado a asumir el cargo. Tras su coronación, deberá aprender a vivir en palacio entre enemigos y amigos.

The King

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , , , , ,

GUIÓN:

PAIS: Australia

DURACIÓN: 133 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Netflix

ESTRENO: 31 de Octubre de 2019

Sean Harris será el villano de ‘Misión: Imposible 5’

El actor británico se incorpora a la secuela de la saga de espionaje dirigida por Christopher McQuarrie como uno de los enemigos de Ethan Hunt (Tom Cruise).