CRÍTICA

Taxi Teherán

8

Por
28 de septiembre de 2015

Hacer políticamente cine puede tener distintas declinaciones. Para Godard y Gorin en Francia a finales de los 60 era confrontar formas y materiales, imágenes y sonidos conscientes de su origen y caducidad. Para Jafar Panahi en Irán a día de hoy, cinco años después de su encarcelamiento y posterior arresto domiciliario acusado de realizar propaganda contra el régimen, es el mero acto de expresarse como cineasta, actividad que tiene prohibida. En Esto no es una película (2011) se preguntaba para qué servía rodar un filme si podía contarlo y así no meterse en problemas. Tanto su aclamada obra anterior como la desafiante posterior son obvias demostraciones de para qué.

Taxi Teherán, premiada con el Oso de Oro en Berlín, es el tercer largo de Panahi en (teórica) cautividad y si acaso su película más, en cierto modo, optimista en muchos años. Subido a un coche con cámaras estratégicamente situadas sobre el salpicadero, el cineasta se hace pasar por taxista mientras recorre las calles de Teherán recogiendo pasajeros y grabando sus conversaciones. Hasta ahí podríamos estar ante una reformulación personal de Ten (2002), uno de los buques insignia de Abbas Kiarostami, pero Panahi no tarda en ser reconocido, salir en pantalla y poner en marcha un mecanismo de duda metalingüística con el que nunca deja claro cuánto de lo que sucede en el taxi es ficción preparada, cuánto realidad controlada o, la única pregunta relevante, cuánto importa eso. Hay pasajeros que cuestionan la cámara, otros se preguntan si los anteriores ocupantes del vehículo eran actores y pronto aparece la pequeña sobrina del director para aportar su propia grabación y añadir otro punto de vista. La lectura de las normas que le ha dado su profesora para filmar una película distribuible según la autoridad competente, más arbitrarias todavía recitadas con su voz infantil, es otra demostración de para qué hace Panahi su cine.

Retrato de la sociedad iraní a pie de taxi. Panahi sigue sin dejar que otros conduzcan su vida.

SINOPSIS:

Un taxi recorre las vibrantes y coloridas calles de Teherán. Pasajeros muy diversos entran en el taxi y expresan abiertamente su opinión mientras son entrevistados por el conductor que no es otro que el director del film, Jafar Panahi. Su cámara, colocada en el salpicadero del vehículo, captura el espíritu de la sociedad iraní a través de este viaje.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: Irán, República Islámica del

DURACIÓN: 82

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Wanda Vision

ESTRENO: 09 de Octubre de 2015

ETIQUETAS:

, ,