CRÍTICA

Somers Town

6

Por
28 de noviembre de 2008

Carlos Marañón

SHANE MEADOWS PARECE UN TIPO con mucha mili y unas cuantas horas de asfalto. Habremos visto cientos, miles de películas sobre la amistad de dos chavales, pero el director de This is England, aquel Trainspotting junior, un filme que prometía dar más de lo que finalmente ofrecía; se las arregla para convertir una historia de, llamémosle, costumbrismo callejero, en el último grito cockney del realismo social británico. Con dos de pipas: el blanco y negro y ese fenómeno llamado Thomas Turgoose, El Bola inglés, un chaval que ofrecería dosis de verismo incluso a una comedia de Jardiel Poncela. El resto importa realmente poco, que sea el sueño de una chica lo que les une, como lo era el fútbol del Newcastle en ¡Qué pasada!, de Mark Herman, o que los inmigrantes sean polacos en lugar de los pakistanís de rigor à la Loach. Lo que queda es una impresión nebulosa, la de estar ante un pedazo de cinéma vérité de tomo y lomo, cuando la única realidad es que estamos ante la misma historia de dos amigos de siempre, una de esas que tanto nos gustan. 

SINOPSIS:

Tommo se ha escapado de casa camina sin rumbo por los barrios de Londres. Hasta que conoce a Marek, un chico polaco con el que establecerá una amistad que les llevará a vivir el mejor verano de sus vidas.

Somers Town

DRAMA / RU / 2008 / 75 MINUTOS / FESTIVAL FILMS DIRECTOR: SHAME MEADOWS ACTORES: THOMAS TURGOOSE, PIOTR JAGIELLO, ELISA LASOWSKI GUIÓN: PAUL FRASER PRODUCCIÓN: ZOE BELL. somers-town.com

ESTRENO: 28 de Noviembre de 2008

ETIQUETAS:

,