CRÍTICA

Solo nos queda bailar

8

Por
03 de febrero de 2020

“No hay nada sexual en la danza georgiana”, le espeta al joven Mareb su profesor de baile, corrigiéndole el gesto sensual en uno rígido y, supuestamente, más masculino. En Solo nos queda bailar, el tercer largometraje del sueco de origen georgiano Levan Akin, se nos habla de cuerpos y conductas codificadas, que bailan al son de la tradición más estricta del cristianismo ortodoxo y que no pueden cuestionarse roles de género o preferencias sexuales fuera de la norma; pero en este filme de alarde lírico también se pone en escena la belleza de una cultura que se niega a desaparecer y que tiene en los bailes folclóricos, extremadamente físicos, su manifestación más refinada.

Sin duda, abundan los despertares emocionales y sexuales en el cine, aunque la historia de cada uno de los adolescentes que aparecen en pantalla luchando por reafirmar su identidad es también la de una voz en resistencia; y la que hilvana Solo nos queda bailar, atrapada entre el deseo que siente por su colega (y rival) y la ambición de lograr ser primer bailarín de la compañía, es cautivadora. El personaje de Mareb conjuga inocencia y firmeza, y tiene en el rostro dulce de Levan Gelbakhiani el mejor intérprete posible. Su viveza contrarresta algunos clichés habituales en este tipo relatos y a la vez es el claro reflejo de la desesperación y la melancolía que se sienten cuando llegan las amarguras del primer amor.

Moldeada, así pues, por los parámetros del amour fou LGTBIQ+ y al mismo tiempo retrato de las contradicciones de la Georgia del siglo XXI, Solo nos queda bailar alcanza un brío especial en su tercer acto, cuando los protagonistas se ven obligados a tomar las decisiones pertinentes. En esa resolución, no solo se nos recuerda que lo personal siempre es político; también que pocas cosas emocionan más que ver un cuerpo liberándose de las cadenas.

Pasión y liberación sexual en la pista de baile (georgiana).

SINOPSIS:

Merab es un bailarín que desde muy joven lucha por brillar en la Compañía Nacional de Danza de Georgia junto a su compañera Mary. De repente, aparece en su vida el fascinante Irakli. Pronto el debate entre la rivalidad y el deseo empezarán a embargar al joven. En mitad de un ambiente conservador, Merab necesitará liberarse.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN:

PAIS: Suecia

DURACIÓN: 106 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Avalon

ESTRENO: 07 de Febrero de 2020