CRÍTICA

¿Quién está matando a los moñecos?

3

Por
16 de agosto de 2018

A juzgar por las críticas de ¿Quién está matando a los moñecos? en la prensa estadounidense, uno pensaría que la película de Brian Henson es un desastre que deja a The Room a la altura de, pongamos, El apartamento. Dichas reseñas describen la cinta como una abominación lovecraftiana cuyo visionado llevará a los espectadores a renegar del cine, de las marionetas y del humor escatológico (no necesariamente en ese orden) por los siglos de los siglos. ¿Está la película a la altura de estos presagios apocalípticos? Pues lo sentimos por los cazadores de espantos filmados, porque, en nuestra opinión, ni por asomo: la película es mala, y punto.

¿Quién está matando a los moñecos? pueden reprochársele unas cuantas cosas. Sin ir más lejos, su premisa está tomada casi al dedillo de ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, incluyendo las metáforas (ingeniosas en el filme de Robert Zemeckis, chuscas en este) sobre la discriminación y la identidad racial. Por otra parte, sus arrebatos de guarrería (muy deudores de los de Peter Jackson en El loco mundo de los Feebles) resultan muchas veces, no ya desagradables, sino algo todavía peor: previsibles y sin gracia. El conjunto, en suma, es tan mediocre que ni siquiera Melissa McCarthy se las apaña para darle energía. Elizabath Banks se salva, eso sí, por una razón: Elizabeth Banks siempre tiene gracia.

Ahora bien: quizás sea porque su estado mental ha llegado ya al punto de no retorno, pero quien suscribe recuerda haber oído dos o tres carcajadas en la sala donde vio esta película. Y no solo eso: a veces, él era uno de los espectadores que se reían. Así pues (subjetivamente), ¿Quién está matando a los moñecos? dista de ese vórtice de la no-comedia que algunos describen. Se trata de una cinta cuya premisa se agota tras la primera media hora,  que habría dado más el pego como especial televisivo y que quizás goce de una tímida reivindicación de aquí a unos años, cuando el vídeo doméstico, las reposiciones y la nostalgia hayan hecho su magia. Quienes la vean ahora en cine tal vez se arrepientan de haber pagado el precio de la entrada, pero podrán seguir revisando los mejores sketches de Los teleñecos sin sentir ganas de arrancarse los ojos.

No es un Apocalipsis de trapo: es una comedia sin fuste.

SINOPSIS:

En el barrio más vulnerable de Los Ángeles, donde cohabitan muñecos y humanos, dos detectives enfrentados, una humana y un muñeco, se ven obligados a trabajar juntos para tratar de averiguar quién está asesinando brutalmente al antiguo elenco de 'The Happytime Gang', un exitoso programa de marionetas de los años 80.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: , ,

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN: ,

PAIS: E

DURACIÓN: 91 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Diamond Films

ESTRENO: 24 de Agosto de 2018

Melissa McCarthy podría interpretar a Úrsula en el remake de ‘La sirenita’

Disney prepara la revisión 'live action' de uno de sus grandes clásicos, y ha encontrado en la nominada al Oscar una gran candidata para hacer de villana.

Melissa McCarthy, harta de que la llamen gorda en las entrevistas

Promocionando 'La boda de mi mejor amiga', la actriz tuvo que enfrentarse a preguntas bochornosas sobre su físico. Ahora ha decidido ajustar cuentas.

EXCLUSIVA: Tráiler y póster de ‘¿Quién está matando a los moñecos?’

Melissa McCarthy, Elisabeth Banks y Maya Rudolph protagonizan esta película de marionetas para adultos dirigida por Brian Henson.

Las marionetas para adultos de ‘The Happytime Murders’ derrotan a ‘Barrio Sésamo’

¿Quién ha anunciado la victoria de la comedia satírica con Melissa McCarthy y un montón de teleñecos muertos? Un abogado de trapo, obviamente.