CRÍTICA

Ofrenda a la tormenta

7

Por
22 de julio de 2020

En general mejor estructuradas que las sagas que se alargan hasta el hastío, la mayoría de trilogías suelen articularse de la siguiente manera: una primera película, muchas veces aparentemente autoconclusiva, sirve como carta de presentación de unos personajes y un universo en particular; una segunda, a menudo más pausada, origina nuevas tramas para seguir expandiendo el relato y actúa como enlace entre el inicio y el final; y una tercera, el cierre apoteósico. Las buenas trilogías, literarias y cinematográficas, son aquellas que consiguen mantener el interés durante toda su travesía, que están justificadas y no alargan el chicle de forma innecesaria.

Siguiendo este esquema concienzudamente, primero Dolores Redondo y luego Fernando González Molina han demostrado que en España también sabemos hacer trilogías (además, de género) que atrapan de principio a fin. Ofrenda a la tormenta, es el desenlace ambicioso, tanto narrativa como técnicamente, que cabía esperar. La inspectora Amaia Salazar se embarca en una última investigación tras la muerte súbita de una niña en Elizondo, una excusa para ahodar una vez más en el viaje emocional de esta heroína con placa (a Marta Etura le basta con fruncir el ceño para que suframos con ella) y en sus heridas maternofiliales que se reabren ahora más que nunca.

La película mantiene intactas las características que han encumbrado a sus predecesoras: esa miscelanea de géneros que pasa del thriller policíaco a la tragedia familiar, rozando la aventuras eclesiásticas y el drama romántico. Asimismo, el valle del Baztán sigue siendo el mejor aliado, escenario claustrofóbico a la vez que bucólico en el que la mitilogía cobra vida. Todo ello se amplifica, se vuelve más asfixiante, más trágico, más grande, pero también resulta más íntimo y personal, un remate certero a las peores pesadillas de Amaia. El cierre apoteósico.

Una conclusión a la altura de la primera gran trilogía española.

SINOPSIS:

Final de la trilogía del Baztán, basada en las novelas de Dolores Redondo. En esta ocasión, la inspectora Amaia Salazar ha pasado página tras enfrentarse a su madre. Sin embargo, la muerte súbita de una niña en Elizondo hará que la sombra de la sospecha lleve a la navarra a investigar una nueva serie de sucesos similares acaecidos en el valle, y que tendrán relación con todo lo que ha vivido en el lugar.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , , , ,

GUIÓN:

PAIS: España

DURACIÓN:

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Netflix

ESTRENO: 27 de Julio de 2020

‘Dolor y gloria’: Leonardo Sbaraglia está con Antonio Banderas en lo nuevo de Almodóvar

El actor argentino se incorpora al reparto del nuevo largometraje del cineasta manchego, que se rodará este verano con Antonio Banderas y Penélope Cruz como protagonistas.

Diez parejas gays con mucho delito

Como en la vida real, las uniones gays del cine pueden ser amables y convencionales... O criminales, como McGregor y Carrey en 'Philip Morris ¡Te quiero!'.