CRÍTICA

Objetivo: La Casa Blanca

6

Por
10 de mayo de 2013

La casualidad ha querido que este guión escrito hace 10 años y que Gerard Butler decidió protagonizar y producir esté más de irónica actualidad que nunca. Imaginarse a Kim Jong-un estos días de escalada nuclear viendo una copia (pirateada) de Objetivo: La Casa Blanca, cogiendo ideas, aplaudiendo como un loco cuando sus (ficticios) compatriotas toman el supuesto edificio más seguro del mundo en sólo 15 minutos (en tiempo real, a lo 24), le aporta valor y hasta humor a este thriller de acción que recupera el espíritu más gamberro, canalla y aparatoso (¿cuántos villanos mata con sus manos el gran Butler?) del género en su clímax de los ochenta y los noventa.

Con John McClane en sus horas más bajas, sin novedades sobre el regreso de Jack Bauer en pantalla grande, se agradece este nuevo héroe al que confiar nuestra seguridad (y diversión) ante terroristas internacionales. Fuqua demuestra con solvencia (y un gran reparto) todo lo que sabe de cine de entretenimiento a través de este agente (Butler, mejor aquí que en las comedias románticas) que mezcla el chascarrillo y chulería de McClane con la mala hostia nada políticamente correcta de Bauer y algo del olfato del también escolta Frank Horrigan en En la línea de fuego. 

 

VEREDICTO:  Si se lo cuentan a Jack Bauer, no se lo cree.

SINOPSIS:

Un exagente del servicio secreto cuya vida se ha venido abajo se convierte en la única esperanza para los Estados Unidos cuando la Casa Blanca es tomada por unos terroristas con el Presidente dentro.

Objetivo: La Casa Blanca

[Olympus Has Fallen] Acción / EE UU / 2013 / Dir: Antoine Fuqua / Reparto: Gerard Butler, Aaron Eckhart, Morgan Freeman, Dylan McDermott, Angela Basset, Radha Mitchell, Ashley Judd / Guión: Creighton Rothenberger, Katrin Benedikt

ESTRENO: 10 de Mayo de 2013

ETIQUETAS: