CRÍTICA

Matar el tiempo

3

Por
19 de mayo de 2015

Muere matando. El tiempo, cadáver en manos del protagonista de la nueva película de Antonio Hernández, acaba a su vez con las intenciones de un cineasta inclasificable, siempre interesante (Lisboa, En la ciudad sin límites, El gran marciano). La inoportunidad, a rebufo casual de 10.000 KM. y del Open Windows de Vigalondo, y la ausencia de ritmo a la hora de unificar en una sola ventana la complejidad de un thriller de crescendos televisivos limitan las posibilidades de éxito de una trama más preocupada de lograr una difícil interacción entre los espacios de la acción que de jugar con el espectador. El exceso de metraje (otra vez el tiempo) y de temas acaba cercenando la ilusión con la que se empieza a congeniar con el curioso tipo que conoce a la Pretty Woman equivocada.

Thriller, sexo, familia, empresa... demasiado para una sola pantalla.

SINOPSIS:

Robert es norteamericano y trabaja en una ciudad española auditando un banco para una compañía neoyorquina. La rutina y la lejanía de su hogar le empujan a depender de una webcam para contactar con su casa a través de la red. Pero por Internet conoce también a Sara, una bella joven en la que encontrará cosas que ya había olvidado. Pero Robert ignora el viaje que ha iniciado. Cuando está concertando online un encuentro con Sara, dos tipos irrumpen en el apartamento de ella. Son los hermanos Diego y Boris, que reclaman a Sara la entrega de su hijo como pago por tratos anteriores con la mafia. Ella se niega a revelarles el paradero de su bebé y Robert se convierte, a través de la webcam, en testigo invisible de los acontecimientos. Ahora le queda elegir: arriesgar su vida o condenar la de la única persona que le devolvió el sentido a la suya.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: ,

GUIÓN:

PAIS: España

DURACIÓN: 0

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Worldline

ESTRENO: 29 de Mayo de 2015