CRÍTICA

La reina Victoria

6

Por
30 de abril de 2009

Mariló García

EN LA MEMORIA colectiva, una desalentadora imagen: la reina Victoria, refugiada en el luto, abatida. Sarah Ferguson, duquesa de York (cuya hija, Beatriz, quinta en la línea de sucesión, protagoniza un cameo) y Martin Scorsese (que siempre había querido rodar en Gran Bretaña) han tirado el palacio por la ventana para darle al mundo (y a la Historia) otra imagen bien distinta: la de una joven (turbadora Emily Blunt) feliz, pletórica, moderna, que no sólo luchó contra las imposiciones de una protectora madre (inquietante esta duquesa de Kent en la piel de Miranda Richardson, que obligaba a su hija a bajar las escaleras de la mano) y su sibilino consejero (siniestro Mark Strong), sino que se casó por amor con un hombre sincero y noble, el príncipe Alberto (Rupert Friend, ¿el nuevo Orlando Bloom?) con el que compartía las mismas inquietudes. La película de Vallée es una delicia visual. El riguroso diseño de vestuario de Sandy Powell, Oscar por Shakespeare in Love, y la peluquería y maquillaje de Jenny Shircore, Oscar por Elizabeth, se unen al entretenido guión de Julian Fellowes, Oscar por Gosford Park (inenarrable la cómica intervención de Jim Broadbent como el entrañable rey Guillermo o ese lord Melbourne con el encanto de Paul Bettany). Años turbulentos en los que conmueve esta idílica historia de amor, mientras suena el Only You de Sinéad O’Connor.

SINOPSIS:

  Los turbulentos primeros años del reinado de la joven Victoria, una mujer rebelde y llena de vida, y su apasionante historia de amor con el príncipe Alberto, su futuro marido.  

La reina Victoria

 

[THE YOUNG VICTORIA] DRAMA / REINO UNIDO / 2009 / 100 MINUTOS / AURUM. DIRECTOR: JEAN-MARC VALLÉE ACTORES: EMILY BLUNT, RUPERT FRIEND GUIÓN: JULIAN FELLOWES PRODUCCIÓN: G. KING, M. SCORSESE. www.theyoungvictoria.co.uk

 

ESTRENO: 30 de Abril de 2009

ETIQUETAS:

,