CRÍTICA

Idrissa, crónica de una muerte cualquiera

6

Por
15 de noviembre de 2019

Una concertina es lo primero que vemos en Idrissa. Crónica de una muerte cualquiera, el nuevo documental de Xavier Artigas y Xapo Ortega tras Ciutat Morta (2014), en una imagen en primerísimo plano que nos recuerda el injusto desequilibrio que existe entre las personas por el mero hecho de nacer en un lugar del mundo u otro. Esa idea de azar maldito también está presente en el título del documental, y en el caso, en última instancia, que ocupa la entrega de los dos documentalistas a la hora de poner en escena el caso del joven Idrissa Diallo, quien murió en un centro de internamiento de extranjeros de Barcelona durante la noche de reyes de 2012, bajo custodia del Estado, y enterrado en una fosa sin siquiera informar a la familia de la víctima.  

A diferencia de Ciutat Morta, en la que el suicidio de Patricia Heras precipitó una narración sobre los desmanes corruptos del poder en Barcelona –provocando no pocas suspicacias sobre el punto de vista establecido–, en Idrissa. Crónica de una muerte cualquiera los cineastas proponen otra vía para hablar de la reparación de las víctimas centrada precisamente en la víctima y no en la estructura y sus fallos responsables de la tragedia. Uno de los motivos de este otro modelo de relato tiene que ver con la imposibilidad de los cineastas a la hora de aclarar las circunstancias exactas de la muerte de Idrissa: no se pueden localizar a los compañeros de celda ni tampoco hay imágenes concluyentes de las cámaras de videovigilancia del CIE. El otro motivo es mucho más descorazonador, porque la familia Diallo supo de la muerte del joven cinco años después de haber sucedido, cuando en un viaje a Guinea para conocer a su entorno los cineastas les informaron de lo acontecidoSus padres ni siquiera sabían dónde estaban enterrado el hijo muerto.  

Ese giro protagoniza, en definitiva, una película que, en su voluntad de reparación del daño, nos habla asimismo de un sistema injusto y cruel. Artigas y Ortega filman con cercanía y sin aspavientos ni proclamas el proceso de investigación y localización del cuerpo de Idrissa. El objetivo es repatriarlo y restituir la dignidad ultrajada, y por ello la cámara aquí extiende el compromiso de los cineastas hasta que logran ese anhelado viaje de vuelta a Guinea. Cuando por fin lo logran, filman la despedida en justa distancia, en uno de esos corolarios estremecedores que hace honor a la película y a su protagonista.  

Cine de reparación que señala las injusticias del presente.

SINOPSIS:

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR: ,

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: España

DURACIÓN:

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA:

ESTRENO: 15 de Noviembre de 2019