CRÍTICA

Fourteen

8

Por
04 de noviembre de 2019

Desnuda, meticulosa, hiriente y conmovedora. Aunque en los últimos años hemos visto no pocas películas que ahondan en la crisis de las amistades juveniles, retratos de las generaciones a caballo entre el siglo XX y el XXI, pocas veces el cine ha sido tan honesto con estas relaciones y sus ajetreos emocionales
como Dan Sallitt en Fourteen. El estadounidense, epítome de una manera de entender el indie americano que creíamos en extinción, sigue a dos amigas de carácter y anhelos opuestos para hablarnos, al fin y al cabo, de las dificultades por mantener los afectos incondicionales cuando el viento sopla de cara. Con Brooklyn como telón de fondo, las dos protagonistas, Mara y Jo, interpretadas con una solidez abrumadora por Tallie Medel y Norma Kuhling, luchan contra las heridas aparecidas en su amistad a causa de las diversas vicisitudes a las que se enfrentan; pero una vez germine la agridulce semilla de la distancia, lo que vemos en pantalla es un desencanto tan vívido como el cariño por esa amigas perdidas ya irrecuperables. Sostenida por un austero naturalismo estético, Salitt nos muestra a las dos mujeres de un tiempo al siguiente utilizando, y de manera magistral, el fuera de campo y las elipsis, evidenciando con estos saltos casi invisibles un drama en sordina que nos interpela profundamente. Sin intromisiones ni aspavientos.

Cuando 'Frances Ha' se encuentra con un Rohmer crepuscular.

SINOPSIS:

A través de una década, la vida de Jo se sume en el más profundo caos, mientras que su amiga Mara avanza. La distancia y el paso del tiempo afectará a la relación entre ambas, que verán como su amistad se fractura cada vez más.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , ,

GUIÓN:

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 94 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Paco Poch

ESTRENO: 08 de Noviembre de 2019