CRÍTICA

Focus

5

Por
25 de marzo de 2015

El secreto de un buen estafador, como el de un buen mago, está en mantener distraído al que va a ser timado. También es el secreto de una buena película de timadores. En el caso de Focus, tercera película del dúo Glenn Ficarra y John Requa (Phillip Morris ¡Te quiero!), la distracción es obvia pero también muy hortera: hoteles y restaurantes de lujo, localizaciones coloridas (NY, Nueva Orleans y Buenos Aires) y una pareja atractiva con camisas abiertas y vestidos estrechos que forman Will Smith, desempolvando el galán que lleva dentro, y Margot Robbie, descubriendo su vis cómica. Sus trucos visuales funcionan un rato, hasta que la farsa se complica y se alarga tanto como para asegurarse de que jamás adivinaras cuál el gran golpe o el desenlace final del engaño.

Ladrones de guante blanco y, sobre todo, muy hortera.

SINOPSIS:

Un veterano estafador acoge a una atractiva joven bajo su protectorado, pero las cosas se complican cuando ambos comienzan un romance. Todo comienza cuando Nicky (Will Smith), un consumado maestro de la estafa, comienza un romance con Jess (Margot Robbie), una novata en el oficio. Mientras le enseña los trucos del oficio, ella desea estrechar demasiado los lazos con Nicky, y éste rompe de repente la relación. Tres años más tarde, la mujer que había encendido una llama en él, convertida en una mujer fatal, reaparece en Buenos Aires en un circuito de carreras en el que hay apuestas muy elevadas.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR: ,

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 104

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Warner Bros

ESTRENO: 27 de Marzo de 2015