CRÍTICA

Érase una vez en Anatolia

10

Por
22 de marzo de 2013

A través de las películas  que establecieron su reputación –Lejano, Los climas, Tres monos– Nuri Bilge Ceylan se ha convertido en un maestro cuestionando de forma retorcida la naturaleza humana y estudiando cómo el hombre se equipa psicológicamente para tratar con sus crisis existenciales. El cineasta turco posee un ojo clínico para ver lo peor de todos nosotros pero también la comedia negra y las absurdas banalidades que impregnan la vida cotidiana. Su sexta película es la más misteriosa y desoladora de su carrera.

Érase una vez en Anatolia se construye enteramente de paradojas. Es una intriga que no intriga; un procedimiento policial que apenas procede; una road movie que no alcanza destino claro; y una pesquisa que no arroja resultados concluyentes: un equipo de investigación vaga durante la noche por colinas y aldeas junto a un asesino confeso en busca de un cadáver enterrado. A lo largo de sus 158 minutos, la película misma parece buscar de forma dolorosa temas, objetos y personajes en los que centrarse. Para disfrutar del camino, uno tiene que viajar al ritmo de Ceylan y aceptar sus momentos de revelación, inesperada y evasiva, tal y como vienen. Diálogos nimios y miradas pasajeras desvelan mucho más que lo explícito, y durante gran parte del tiempo, nada parece estar sucediendo, pero en realidad todo sucede: la muerte y la culpa, la vida y la fe, la moral y la verdad, la ciencia y la ley.

Asimismo, Ceylan se fija en los transitorios e imperceptibles momentos de belleza que ocurren en un mundo azotado por la violencia y la desolación. Aquí esos momentos aparecen amplificados por el vacío de las colinas y los valles de Anatolia, que nos recuerdan por qué Ceylan ha sido comparado con Antonioni. A través de ellos, la película transmite cierta resignación en su tránsito del caos hacia la calma.

¿No hay una cierta inutilidad en perseguir de forma tan extenuante la verdad y la justicia? Tal vez, pero en todo caso la búsqueda nos permite tomar tiempo para considerar qué significa la vida cuando la muerte es tan caprichosa y enigmática. La respuesta, por supuesto, está fuera de nuestro alcance.

 

VEREDICTO: ¿Que durante 158 minutos no pasa nada? Todo lo contrario: pasa todo. Esto es cine gigante.

SINOPSIS:

Un grupo de hombres buscan un cadáver en medio de las estepas de Anatolia.

Érase una vez en Anatolia

[Bir Zamanlar Anadolu] Drama / Turquía / 2011 / Dir: Nuri Bilge Ceylan / Reparto: Muhammet Uzuner, Yilmaz Erdogan, Taner Birsel, Ahmet Mumtaz Taylan / Guión: Ebru Ceylan, Nuri Bilge Ceylan, Ercan Kesal

ESTRENO: 22 de Marzo de 2013

ETIQUETAS:

,