CRÍTICA

El Cairo confidencial

8

Por
22 de enero de 2018

Nunca sabremos qué habría pasado si Michael Curtiz hubiese rodado Casablanca en la ciudad marroquí, pero podemos constatar que Tarik Saleh, cineasta sueco de ascendencia egipcia, ha sabido descender desde las alturas de la posmodernidad cinéfila del norte de Europa, donde había rodado sus tres anteriores largos, al calor del asfalto cairota. Ajeno a la onda expansiva del supuesto compromiso del cine político, Saleh ha preferido apartarse para coger distancia, no pontificar sobre una situación compleja, y acabar planteando una solución narrativa en una sorprendente doble vía que confluye hacia un resultado contundente.

La confluencia de una certera adaptación de la esencia del cine negro con el olfato para recrear la atmósfera más real de las calles (las malas calles, por seguir la referencia scorsesiana) alrededor de la plaza Tahrir de El Cairo durante la (¿frustrada?) revolución egipcia nos acercan a la realidad de la Primavera Árabe desde una perspectiva universal que acaba iluminando lo particular.

Muy cerca del perfil fílmico que Juan José Campanella logró con El secreto de sus ojos, y apoyado en Fares Fares (Los casos del Departamento Q), ese actor sueco a una nariz fetén pegado, seguimos el hilo de un relato policíaco que derriba el secreto de una sociedad en pleno cambio para que todo siga igual.

La Primavera Árabe, a ritmo de noir. Tócala otra vez, Fares Fares.

SINOPSIS:

Un policía investiga la muerte de una mujer. El asesinato de una prostituta acaba desvelando una trama que llega hasta la elite egipcio. El fondo de la trama es la revolución egipcia.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: , ,

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: Suecia, Dinamarca, Alemania, Francia

DURACIÓN: 106 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: La Aventura Audiovisual

ESTRENO: 28 de Marzo de 2018