CRÍTICA

Corporate

7

Por
21 de enero de 2018

Un hombre se suicida en su puesto de trabajo. Esta es la premisa de la ópera prima de Nicolas Silhol inspirada en los 60 suicidios –más intentos fallidos y decenas de bajas laborales– de France Telécom, donde el padre de su guionista –Nicolas Fleureau– había trabajado toda su vida. El suicidio fuera de campo, así como la estructura cercana a los thrillers de los 70 –un personaje cómplice del sistema acaba teniendo que escapar de él–, no disimulan el foco que Silhol pone sobre la feminidad. Emile (Céline Sallette) es la jefa de Recursos Humanos de la empresa. Cuenta con el apoyo de sus jefes –¿hacía falta que fuesen tan malos?–, pero a cambio utiliza técnicas bastante cuestionables para desalentar a sus compañeros y librar a los directivos de sus caros despidos. Sin ir más lejos, el empleado que se tira por la ventana y cuya muerte trae consigo una inspección de trabajo.

Es entonces cuando hace su aparición Violaine Fumeau, que con su manera particular de entender el lugar que las mujeres ocupamos en el entorno laboral, suma en una crisis a su oponente. También su secretaria –la dulce Alice de Lencquesaing–, única verdaderamente honesta en este thriller de tonos grises, tan previsible como un día en la oficina y tan intrigante como la vocación del responsable de Recursos Humanos de tu empresa.

Tan intrigante como la vocación del tipo de RR HH de tu empresa.

SINOPSIS:

Emilie acaba de ser ascendida como directora de recursos humanos. Tiene la capacidad de conseguir que alguien renuncie a su trabajo, si quiere. Pero cuando uno de sus empleados se suicida, la culpa se volverá hacia ella.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: ,

GUIÓN: ,

PAIS: Francia

DURACIÓN: 95 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: VerCine

ESTRENO: 25 de Mayo de 2018