CRÍTICA

Conan el bárbaro

4

Por
19 de agosto de 2011

Si sales de ver una película con ganas de ver otra, puede ser bueno. En cambio, si se trata un remake, y lo que te pide el cuerpo es recuperar los originales, apaga y vámonos. Pues eso me pasa con este relanzamiento o como quiera interpretarse al nuevo Conan. Arnold Schwarzenegger, al menos en lo que respecta a este asunto, puede estar muy tranquilo. No sólo no hace olvidar su versión del personaje de Robert E. Howard, sino que, tres décadas después de su primera aparición, lo revitaliza.
Asalvajada y sudorada a la manera de las últimas películas y series de músculo y espada, con mucha carne pero nada de chicha, la única razón por la que Conan el bárbaro no es un pinchazo histórico es porque, francamente, ¿alguien esperaba algo?

No se le puede echar la culpa al nuevo cimmerio, Jason Momoa, que pone todo de su parte para conseguir su propia franquicia. Y sí, el chico no anda sobrado de carisma, pero mueve el espadón con convicción y soporta un vestuario ante el que muchas estrellas se rajarían. Sin embargo, ni él con su cuerpo de armario empotrado puede ocultar la verdadera dimensión de esta película: quiere presentarse ante la taquilla como una súper producción y es tirando a baratilla. El cásting alrededor del bárbaro lo revela. Rose McGowan está exagerada hasta haciendo de hechicera bárbara, mientras que el resto de acompañantes ni siquiera se esfuerza en ocultar su falta de entusiasmo ante una historia que picotea de aquí y de allá y se queda con casi nada. Esto es una película de Conan por los pelos (de Momoa). Su verdadero modelo es, horror, Furia de titanes.

MANUEL PIÑÓN

SINOPSIS:

El más valeroso y fulminante de los guerreros cimmerios recorre la tierra de Hyboria en busca de venganza por el asesinato de su padre y la destrucción de su aldea.

Conan el bárbaro

[Conan the Barbarian] Acción / EE UU / 2011 / Aurum / Dir: Marcus Nispel / Reparto: Jason Momoa, Ron Perlman, Rose McGowan, Rachel Nichols, Stephen Lang, Saïd Taghmaoui / Guión: Thomas Dean Donnelly, Joshua Oppenheimer, Sean Hood

ESTRENO: 19 de Agosto de 2011

ETIQUETAS: