CRÍTICA

Bad Boys For Life

7

Por
15 de enero de 2020

Tras el enorme descalabro de Génesis, Will Smith y el productor Jerry Bruckheimer vuelven a sus fuentes protoplásmicas rescatando la saga Dos policías rebeldes 25 años después de su nacimiento y 15 desde el estreno de su segunda entrega. El resultado de esta regeneración tendría todos los números para ser un descalabro, pero Bad Boys For Life acaba sorprendiendo para bien. La ausencia de Michael Bay tras la cámara (que no frente a ella, porque hay cameo) se nota en unas escenas de acción que pierden algo de octanaje, pero, a cambio, los directores El Arbi Fallah ponen el acento donde jamás pensaríamos encontrarlo: en los personajes. Tanto los protagonistas (especialmente Lawrence, gracioso pero sin histrionismos) como los secundarios que les rodean o les combaten reciben minutos en pantalla, momentos para lucirse y, en algunos casos, incluso un trasfondo que los vuelve hasta interesantes, algo que podría achacarse a la presencia de Joe Carnahan en el equipo de guionistas. El resultado satisfará tanto a quienes disfrutaron en su momento del cine de acción noventero, y también a aquellos que descubrieron el género en la era post-Fast & Furious. 

Menos 'bayhem' y más sustancia argumental en un regreso sorprendentemente disfrutable.

SINOPSIS:

La tercera parte de 'Dos policías rebeldes' nos devuelve a Will Smith y Martin Lawrence como Lowrey y Burnett, los detectives más duros de Miami. En esta ocasión se enfrentan a sendas crisis de mediana edad, a la amenaza de un equipo policial más joven y moderno y a ciertos flecos pendientes del pasado de Lowrey que vuelven en busca de venganza.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR: ,

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: EE. UU.

DURACIÓN: 124 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Sony

ESTRENO: 17 de Enero de 2020