CRÍTICA

Ant Man

7

Por
25 de mayo de 2015

Para quienes leían cómics Marvel en los 80, el nombre de Al Milgrom no era precisamente sinónimo de buen rollo. Veterano de la Casa de las Ideas, este dibujante lucía un talento discutible, pero también una rapidez a los lápices que le volvía idóneo para encargos de última hora. Así pues, cuando uno veía su nombre en los créditos de un tebeo, podía estar casi seguro de que aquel trabajo había sido abandonado por un artista con caché y puesto en manos del suplente de guardia. El resultado podía ser divertido, y solía serlo, pero sus dibujos sin lustre siempre nos herirían con el mismo picotazo que provoca Ant Man: el de lo que podría haber sido y no fue.

En funciones de Milgrom (es decir, de parche) tenemos aquí a Peyton Reed, firmante de una película muy divertida (A por todas, 2000), así como de otro par de trabajos bastante coyunturales: un hombre dispuesto a hacer lo que le dicen sin alharacas. Los desertores, esos cuya ausencia escuece, son Edgar Wright y Joe Cornish (Zombies Party): aunque el dúo británico se marchó de la película tras un tira y afloja en preproducción, su firma sigue en los créditos y su personalidad envuelve el producto de principio a fin. Esa galería de pringados sin futuro, ese jugar al ‘corre que te pillo’ con los códigos de género y esa amplificación de lo cotidiano hasta volverlo prodigioso, grotesco o ambas cosas a la vez, llevan su sello.

De haber seguido Wright como director, esta película habría quedado como la hija mimada y golfa de Rufufú y El increíble hombre menguante: un robo perfecto perpetrado por ese Paul Rudd (la figura más entrañable del estudio junto al Star Lord de Chris Pratt) que escamotea un tesoro (su dignidad personal, nada menos) volviéndose diminuto, bajo la guía de un Michael Douglas impagable y quitinoso. Bajo el mando de Reed, todo eso sigue ahí, sólo que privado de una virtud tan wrightiana como es la puesta en escena vivaz y creativa: sus juegos de perspectiva divierten y hasta pasman… y también hacen pensar en cómo los habría visto una cámara menos domesticada. Así, sin ser ni mucho menos un cataclismo (pese a los malos augurios, podría dar sorpresas gordas en taquilla), Ant Man luce demasiado a las claras los injertos y las podas fruto de los imperativos del negocio. Mejor, entonces, dejarse de anhelos y tomársela como lo que es: una anomalía adorable, como esa hormiga gigante que te pide migas de pan por debajo de la mesa.

Se hace querer, pero podría haber sido más grande (es decir, más pequeña).

SINOPSIS:

Adaptación del cómic de MARVEL. 'Ant-Man' nos contará la historia de Hank Pym, un científico que a raíz de unos experimentos ve modificado su tamaño hasta el de un insecto. Posteriormente desarrollará un casco que le permitirá comunicarse con las hormigas.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN:

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 0

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Disney

ESTRENO: 24 de Julio de 2015

El cambio de look de Evangeline Lilly es un misterio

Este fin de semana, la Avispa marvelita ha sorprendido a sus fans con un nuevo corte de pelo: cabeza rapada. ¿Será por exigencias del guion?

Evangeline Lilly quiso ser Leia en ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’

La actriz confiesa que echó mano de sus contactos (trabajó con J.J. Abrams en 'Perdidos') para tratar de conseguir el papel de Leia en la nueva trilogía de Disney.

‘Ant-Man y la Avispa’ supera a ‘Infinity War’ en Rotten Tomatoes

La secuela protagonizada por Paul Rudd suma un 85% de críticas positivas, menos que las recientes 'Black Panther', 'Thor: Ragnarok' o 'Spider-Man: Homecoming'.

EXCLUSIVA: El drama de los refugiados sudaneses en ‘La buena mentira’

Reese Witherspoon y Corey Stoll son el único apoyo en EE UU de un grupo de jóvenes sudaneses que huyen como refugiados de la guerra civil en este drama basado en hechos reales.