CRÍTICA

Amityville: El despertar

6

Por
02 de enero de 2018

“Subproducto” o incluso “carne de videoclub” (como si quedasen muchos…) son expresiones con las que uno podría despachar esta película si le faltase vergüenza torera. Y es verdad que el décimo (o decimoctavo) filme de la saga Amityville presenta infinidad de los rasgos que uno le adjudica del tirón al terror de bajo presupuesto. Entre ellos, las edades del reparto (¿cuántos cursos han repetido los chavales de ese instituto?), su caracterización (¿cuántas barras de pintalabios negro gasta Bella Thorne a la semana?) y ciertos sustos que figurarían del tirón en una nueva entrega de Scary Movie, si la hubiese.

Pero quien se acerque a Amityville: El despertar lo hará, seguramente, porque tiene ya callo con el género, así que puede obviar estos detalles (o disfrutarlos) mientras aprecia aquello que vale la pena. Si bien Frank Khalfoun no luce aquí la misma audacia que en su remake de Maniac, sabe crear atmósfera e inquietud a partir de un caso ‘real’ cuya mitología ha sido exprimida hasta la saciedad (algo de lo que se ríe la propia cinta). Y su guion deja aparte en lo que puede la faceta ikerjiménica de la premisa para centrarse en la eutanasia, la incapacidad para dejar atrás el pasado e incluso el incesto, temas todos ellos que dan mucho juego abordados desde el fantástico. La película, en suma, quiere que lo pasemos mal (es decir, bien), y lo consigue a poco que nos dejemos el cinismo en la puerta del cine.

Disfrutable terror de serie B sin pretensiones ni cinismo.

SINOPSIS:

Belle, su hermana pequeña, su enfermo hermano y su madre se mudan a una casa para ahorrar y pagar las facturas médicas del hermano. Al instalarse empiezan a ocurrir extraños fenómenos como la recuperación milagrosa de su hermano. Belle descubre que su madre no eligió la casa al azar.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: EE UU

DURACIÓN: 85 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Diamond Films España

ESTRENO: 02 de Febrero de 2018