CRÍTICA

A Land Imagined

8

Por
31 de agosto de 2020

En las primeras páginas de 24/7, Jonathan Crary se dedica a explicar una serie de experimentos científico-militares cuyo propósito es “descubrir formas de hacer posible que la gente permanezca sin dormir y, a la vez, que funcione de manera productiva y eficiente”. Terapia genética, estimulación magnética transcraneal, drogas estimulantes, construcción de lunas artificiales que suministran iluminación nocturna en zonas metropolitanas: el catálogo de investigaciones en busca de la sociedad insomne y consumista es, según desarrolla el teórico, amplio y creativo. De hecho, esos ejemplos que nos suenan a distopía son nuestro presente: hace dos años, la ciudad de Chengdu anunció a bombo y platillo que en 2020 iba a ser la primera urbe del mundo iluminada por una luna artificial. El coronavirus ha dejado en pausa ese ambicioso plan, pero el proyecto acabará siendo una realidad más pronto que tarde.

Los efectos de ese insomnio angustiante, sumados a las consecuencias de la explotación laboral del postcapitalismo, no solo preocupan a mentes como la de Crary. También son el sustrato del excelente tercer largometraje del singapurense Yeo Siew Hua, A Land Imagined, un noir absorbente, onírico y demoledor que solo puede verse como un presagio de hacia donde nos dirigimos como especie. Me permito la licencia de adelantarles algo de ese destino: no es un lugar ni apacible ni apetecible. Tal vez por ello, la trama de la película transite en su mayoría en el territorio de los sueños de uno de sus protagonistas, esa tierra imaginada a la que alude su título y que supone una fuga mental ante la miseria del porvenir que se le presenta.

El punto de partida de A Land Imagined nos traslada a uno de los muchos terrenos costeros que Singapur ha ido ganándole al mar –importando, a menudo de manera fraudulenta, arena de las costas de las vecinas Malasia, Vietnam o Indonesia–. En uno de esos espacios mutantes, donde se enfrentan los paisajes industriales devastados con las islas artificiales de exclusivos rascacielos infinitos, irrumpe la policía para investigar la desaparición de Wang, un obrero que había sufrido un accidente unos días antes a causa de sus problemas de atención, provocados por el poco dormir y las muchas horas de trabajo que le han transformado en una suerte de zombie indemne a los efectos de los somníferos.

El detective encargado del caso, Lok, no por casualidad, también sufre insomnio. “Solía soñar mucho cuando era joven”, dice el policía en un momento de la película, anhelando el recuerdo del descanso. Sueño, vigilia y realidad se imbrican en A Land Imagined en formas que van mucho más allá de las palabras que salen de la boca de sus protagonistas. De sus voces dispersas y melancólicas emergen largas tomas zigzagueantes, cortesía del buen hacer del director de fotografía Hideho Urata y que reflejan una tradición que va de Antonioni a Jia Zhangke o Bi Gan. Sus estampas pasan del retrato naturalista de ese territorio en destrucción a escenarios alucinados de neones verdes y ruido constante, como el espacio del cibercafé, en el que la imagen del doppelgänger de Wang aparece como un enemigo a batir en un videojuego online, sin saber muy bien cómo y por qué reta al protagonista. En A Land Imagined todo emerge y se disuelve sin un parámetro claro, más que la inquietante idea de la desaparición.

Entre Antonioni, Lynch y Jia Zhangke: amén al nuevo noir asiático.

SINOPSIS:

Wang es un trabajador chino que vive en la zona industrial de Singapur, donde sufre un accidente de trabajo. Esto hará que sufra insomnio y comience a frecuentar un cibercafé en mitad de la noche. Una forma de encontrar un mínimo contacto humano, en un lugar que lo hace sentir alienado. Allí hará amistad con una persona de forma online, cuyo contacto se verá inmerso en su repentina desaparición. Un caso que el policía Lok tendrá que investigar, descubriendo verdades inesperadas.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , ,

GUIÓN:

PAIS: Singapur

DURACIÓN: 95 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Surtsey Films

ESTRENO: 04 de Septiembre de 2020