CRÍTICA

10.000 KM

10

Por
16 de mayo de 2014

Una pareja hace el amor. Al terminar, él posa su cabeza en el vientre de ella y escucha con atención. La vida pasa en un plano secuencia hasta que ocurre algo. Un ruido. Como un silbido hacia dentro. Y un correo se cuela en la bandeja de entrada porque no conviene dar por hecho las cosas del destino. En el desayuno, ella le cuenta a él que su felicidad implica aceptar esa residencia artística en Los Ángeles cuya oferta parpadea en el monitor de su ordenador. ¡Hace nada queríamos tener un hijo!, dice él, pero al final acepta las nuevas prioridades de ella. Fin del plano secuencia. Entran los 10.000 KM.

A partir de aquí, la ópera prima de Carlos Marques-Marcet es una historia de días y pantallas. Las de los ordenadores que comunican a la pareja separada –ella en Los Ángeles; él, en Barcelona– y la nuestra, la del cine, los ojos que nos sirven para mirarlos. Y si en Her Spike Jonze esquivaba la plasticidad de la tecnología con un futuro antiguo e inalámbrico, 10.000 KM prefiere zambullirse en ella hermanando con brillantez su forma y su fondo. Es decir, no somos sólo una generación de jóvenes con las ambiciones lejos sino que ya no nos comunicamos de la misma manera. Las caricias y los besos y los abrazos ahora son patrimonio de WhatsApp o Facebook y tenemos un tercer ojo en Skype.

El hallazgo de Marques-Marcet es saber contar con ese lenguaje qué pasa con el amor sin cercanía. Volver a uno de los grandes temas de siempre para preguntarse cosas nuevas, cuestiones de ahora. Y repasar meticulosamente los gestos íntimos de una pareja con un océano en medio: desde las primeras e ilusionantes llamadas con web cam hasta el double check de WhatssApp sin contestar. El declive lento de un amor sin piel ni abrazo que encuentra su clímax dramático en dos secuencias brillantemente resueltas. La primera, la escritura y reescritura de un e-mail –el amor en directo no distingue entre los signos de puntuación– y, la segunda, el celoso cursor de un ratón a la caza de explicaciones por Facebook. Un espejo, otra pantalla, en el que nos reconocemos todos los que alguna vez compramos la ilusión de que un muro sirviese para juntarnos. Una lección que aprenderán al final los protagonistas de 10.000 KM. Una pareja que acaba haciendo el amor. Mientras el amor se deshace.

 

Crónica de ‘una relación a distancia’ anunciada. Te pondrá triste pero le darás al “Me gusta”.

SINOPSIS:

Alexandra y Sergio. Un año de relación a distancia, dos ordenadores y dos ciudades, Barcelona y Los Angeles. El amor que los une será la única arma para luchar contra los diez mil kilómetros que se interponen en su horizonte conjunto.

10.000 KM

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: ,

GUIÓN:

PAIS: España

DURACIÓN:

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA:

ESTRENO: 16 de Mayo de 2014

Así trabajan los guionistas de tus comedias favoritas

Aprovechamos el éxito de 'Lo dejo cuando quiera' para poner cara a algunos de los responsables del género predilecto en el cine español

Qué es mejor, ¿estudiar o traficar? La duda que plantea ‘Lo dejo cuando quiera’

David Verdaguer, Ernesto Sevilla y Carlos Santos protagonizan esta comedia que se ha convertido en el mejor estreno español del año.

‘Lo dejo cuando quiera’ consigue el mejor viernes de 2019 para una película española

La nueva película de Carlos Therón, 'Lo dejo cuando quiera', bate un récord del cine español de 2019 en su primer día en taquilla

Así suena ‘El humo’ de Lola Indigo para la película ‘Lo dejo cuando quiera’

David Verdaguer, Ernesto Sevilla y Carlos Santo protagonizan esta comedia dirigida por Carlos Therón.