La Dolce Vita

Hugh Jackman: “Quizá sea un buen tipo, pero también puedo no serlo”

Tres semanas antes de recoger el Premio Donostia, hablamos con Hugh Jackman en el Festival de Toronto por la película que mañana estrena en el Kursaal, ‘Prisioneros’, mientras planea su visita a San Sebastián. Por IRENE CRESPO

27 de septiembre de 2013

ETIQUETAS:

  • Jean Valjean lo cambió todo. Los miserables lo cambiaron todo. “Imagino que hay una evolución natural, no quieres hacer siempre lo mismo, buscas otros géneros, otros desafíos… Pero creo que lo que ha conseguido Jean Valjean es cambiar la manera en que la gente me ve”, me contó Hugh Jackman en abril cuando le entrevistaba por Lobezno, el personaje y el género con el que hasta ahora le asociaba la gran parte del público y que interpretó este año por cuarta vez en Lobezno inmortal. “Los miserables sorprendió mucho a mucha gente –continúa– y ha cambiado los papeles que me están ofreciendo, lo cual es muy emocionante: ahora puedo ver un futuro de películas que tengo muchas ganas de explorar”. Y una de esas películas era Prisioneros, el thriller dramático que por el que ya suena para la temporada de premios después de su paso por el Festival de Toronto y que estrena hoy en el Festival de San Sebastián justo después de recoger el Premio Donostia a una carrera… con mucha garra (lo siento, no he podido evitarlo).

     

    Enhorabuena por el Premio Donostia.

    Gracias, gracias. Mi mujer [Deborra-Lee Furness] ganó un premio ya en San Sebastián hace años [por Waiting, de Jackie McKimmie, como mejor actriz en 1991], así que es un Festival que se porta muy bien con la familia [risas]. Ella se alegró mucho y yo también, claro. Me han dicho que si vas a San Sebastián te enamoras de la ciudad, ¿cierto? Supongo que por la comida, las playas, el lugar. Otro periodista me ha dicho que debo ir a Ark… Arz… Eso, Arzak. Es un gran honor.

    Recoger un premio a toda tu carrera, tan pronto, parece un bueno momento para ponerse a pensar y ahora qué hago, hacia dónde voy.

    No soy una persona muy de pensar así hacia el futuro, de marcarme objetivos, nunca lo he sido. Si me los hubiera puesto hace 25 años, créeme que habría cumplido ya todos. Las metas pueden limitarte mucho. Trabajas muy duro para llegar a elas, y entonces te dejas cosas en el camino… Es mejor estar abierto a diferentes ideas. Mi objetivo como actor, si en algún momento tuve uno, era y ha sido pagar el alquiler, mis facturas… Así que el hecho de ir a un Festival en el que te van a dar un premio a toda tu carrera, guau, es más que increíble. 

    Se habla mucho del salto que has dado de Lobezno a este drama, Prisioneros, al que le ronda el Oscar.

    No sé… yo interpreto a Lobezno con la misma intensidad que interpreto Prisioneros. He tomado decisiones de hacer obras o películas con las que no estaban de acuerdo todos los que me rodeaban. Según mi experiencia, no puedes controlar lo que va a pasar, nadie esperaba que Lobezno iba a ser un éxito, por ejemplo.

    Prisoners Hugh Jackman

    Con Jake Gyllenhaal en Prisioneros: “Es un poco frustrante que sólo tuviéramos cuatro escenas juntos, pero los dos nos parecemos y nos ayudamos mucho”, dice Jackman.

    Pero Keller Dover, tu personaje en Prisioneros, un padre que hace lo que sea para recuperar a su hija secuestrada, es especialmente duro e intenso en tu filmografía.

    Es cierto, me encantó el personaje porque era muy diferente para mí, era muy auténtico. Me lo ofrecieron antes de que Denis [Villeneuve] entrara como director y pensé que en las manos correctas sería una gran película. En cuanto me dijeron que era él acepté. Es un buen thriller, pero sobre todo da que pensar a la gente, y no es algo muy habitual.

    No es el buen tipo al que nos tienes acostumbrados, para nada. ¿De dónde te salió toda esa rabia?

    De todo, del director, de mis compañeros de reparto, si tienes hijos… Pero somos actores. Es lo que hacemos. El mayor peligro para un actor es ser etiquetado. “Eres un buen tipo”. Olvídalo. A lo mejor lo soy, pero soy perfectamente capaz de no serlo. Es interesante que lo menciones porque en esta película se ve algo así. Primeros cinco minutos de la película: una agradable familia feliz cenando en Acción de Gracias, pero pasa lo que pasa [la desaparición de las dos niñas], y todos se convierten en algo completamente opuesto. La mayoría del tiempo proyectamos esta imagen de nosotros, así actuamos, así es como queremos que nos vean, así soy… Pero cuando te ocurre algo como esto tus instintos más primarios salen, tus miedos más profundos… Y yo podría ser tan capaz de actuar como lo hace mi personaje en la película o como lo hace el de Terrence Howard. Quién sabe… Todos tenemos a uno de estos personajes dentro de nosotros.

    Yo me preguntaba: “Por qué hacemos películas así, por qué vemos películas así, por qué no vemos sólo comedias, historias de amor feliz…”. Porque toda la via se han contado estas historias que empujan nuestros miedos más básicos, la muerte es el más básico de todos, por supuesto. Te libras de esos miedos en el día a día, no te levantas cada día pensando “voy a morir”, pero existen, están ahí, necesitamos pensar en ellos, experimentarlos de alguna manera, sentirlos… Y películas como éstas lo hacen.

    ¿Cuál es tu mayor miedo?

    Mmmm… Es una gran pregunta… mmmm… Dios… Me siento en el sofá de un psicólogo [risas]. Solía tener miedo a las alturas de pequeño. Pero ya no… Probablemente que le pase algo a mi familia, el bienestar de mis hijos.

     

    @irenecrespo_

    Hugh Jackman está dispuesto a un remake de ‘Cara a cara’ con Ryan Reynolds

    Si hay dos actores actuales capaces de replicar la cima de insania alcanzada por John Travolta y Nicolas Cage en el disparate de acción de John Woo, son ellos.

    Así celebra Hugh Jackman el 20 aniversario de ‘X-Men’

    El actor interpretó a Lobezno de forma inolvidable en uno de los principales films que propiciaron el gran estado de salud que ahora vive el subgénero.

    ¿En qué orden debes ver las películas de X-Men?

    Dos décadas y una decena de películas, viajes temporales, borrados de memoria, reinicios, personajes que desaparecen... Antes de futuras secuelas, orienta tu gen-X.

    Disney+ ha censurado el trasero de Daryl Hannah, pero no el de Hugh Jackman en ‘X-Men’

    La plataforma cubrió la retaguardia de la actriz con cabello digital en su versión de 'Un, dos, tres... Splash', sin plantearse hacer lo propio con Lobezno.