La Dolce Vita

Gary Oldman: “En los Oscar, si no votabas por ’12 años de esclavitud’, eras un racista”

En una entrevista en 'Playboy', el actor se ensaña con Hollywood, su doble rasero, los Globos de Oro y sale en defensa de Alec Baldwin y Mel Gibson.

24 de junio de 2014

Gary Oldman se ha cansado. Se ha hartado del doble rasero de Hollywood. Y de lo políticamente correcto que pretende ser de cara a la galería. Se ha cansado de seguirle el juego y ha vuelto a sacar el logo Gary, como le llamban en los años 90, cuando su rebeldía recién llegada de las calles de Londres y su alcoholismo le impedían someterse a las leyes de la Meca. Prefirió crear las suyas propias y no tenía problemas en decir lo que le apetecía.

Desde que su carrera volvió a despegar en este siglo, con Harry Potter, el Batman de Nolan y, sobre todo, El topo, el genio de Oldman (que estrena ahora El amanecer del planeta de los simios) estaba un poco más calmado. Hasta ahora. En esta entrevista publicada anoche en la web de Playboy se queda a gusto con su propia carrera, la falsedad de Hollywood, los Globos de Oro… Sólo se salvan Coppola, Mel Gibson y Alec Baldwin.

Algunas de las joyas que dice. Aunque merece la pena leerla enterita.

SU CARRERA

PLAYBOY: Cuando miras atrás en tu carrera, ¿qué te hace decir: “Podría haberlo hecho mejor”?

OLDMAN: La mayor parte.

PLAYBOY: ¿De verdad? ¿No te gusta Sid & Nancy [la película que lanzó su carrera]?

OLDMAN: No me gusto en esa película, no. Francamente, no quería hacerla en primer lugar. […] No creo que interpretara a Sid Vicious muy bien. […]

PLAYBOY: ¿El caballero oscuro? ¿Harry Potter? 

OLDMAN: Era trabajo.

PLAYBOY: Uh, ¿El quinto elemento?

OLDMAN: Oh, no. No la soporto

PLAYBOY: Vamos. ¿Ni siquiera Drácula de Bram Stoker?

OLDMAN: Mira, sí ha habido buenos momentos. Puedo ver algunas películas y decir esa escena fue buena. Una de las experiencias más emocionantes fue verme por primera vez en JFK, por ejemplo, porque no podía creérmelo: Oliver Stone en el momento más alto, el tope de su energía, su compromiso. Cuando la vi, tuve que pellizcarme. Pensé: “Wow, estoy en esta película. Esto es genial. O hacer un papel como el de Smiley en El topo y trabajar con alguien como John Hurt, que había sido mi ídolo desde joven. Cada día me comportaba com un fan. Me desmayaba a sus pies. 

 

HOLLYWOOD Y SU DOBLE RASERO

OLDMAN: Sé lo que significa tener un trabajo. Fue asistente de ventas en muchos sitios. Fue mozo de almacén y barrí mucho. Trabajé en una fábrica. Respeto a la gente en la industria. Lo que me irrita más es la gente que no es respetuosa. Hay mucho comportamiento sin sentido, sobre todo, en un lugar como Hollywood. El dinero, el poder, crea pequeños monstruos.

[…]

Oldman empieza a hablar de que está intentando encontrar el dinero para su segunda película como director, Flying Horse. Ya tiene el reparto, pero no encuentra. Menciona Seduced and Abandoned, el documental de Alec Baldwin sobre conseguir dinero para una película en Cannes y acaba diciendo que entiende que Mel Gibson se financie sus propias películas. Entonces el periodista le tira de la lengua.

PLAYBOY: ¿Qué crees que lo que le ha pasado en los últimos años?

OLDMAN: Sólo pienso que la corrección política es una mierda. Eso es lo que pienso. Es como, es sólo un chiste. Supéralo. He oído la historia de esa profesora que enseña que Dios creó la Tierra, un niño budista se lo dice a sus padres y los padres van a denunciar a la escuela […]

“No sé qué pasó con Mel. Se emborrachó y dijo algunas cosas, pero todos hemos dicho esas cosas. Todos somos unos jodidos hipócritas. Eso es lo que pienso. ¿El policía que le arrestó nunca ha usado la palabra nigger (negrata) o dicho ese jodido judío? Estoy siendo brutalmente honesto aquí. Es la hipocresía de todo lo que me vuelve loco. O quizá debería retirar eso y decir “The N word” o “The F word” (la palabra que empieza con N o con F), aunque ahora hay dos “the F words”.

PLAYBOY: ¿La de tres letras?

OLDMAN: Alec (Baldwin) llamó a alguien “fag” (maricón) en la calle mientras le estaban cabreando al salir de su edificio porque no le dejan en paz. Yo no le culpo. Les acosan. Mel Gibson está en una ciudad dirigida por judíos y dijo las palabras equivocadas porque mordió la mano que le ha dado de comer y ya no le hace falta porque tiene bastante. Es un marginado, un leproso. ¿Pero algún judío en su oficina no se ha vuelto y dicho, “ese jodido cabeza hueca”, “que se jodan esos alemanes”, o lo que sea? Eso es lo que me enciende. La hipocresía de todo el mundo, que todos nos quedamos, ¿no es sorprendente? [sonríe irónicamente] Ok. ¿Paro ya de hablar ahora? ¿De qué vamos hablamos?

PLAYBOY: ¿Qué piensas del Papa?

OLDMAN: Oh, que le jodan al Papa [risas y se pone las manos en la cabeza]. Esta entrevista está yendo muy mal. Tienes que editar y cortar la mitad de lo que he dicho, porque me va a hacer sonar como un intolerante.

PLAYBOY: ¿No lo eres?

OLDMAN: No, pero estoy defendiendo a la gente equivocada. Estoy diciendo que Mel está bien, que Alec es un buen tipo. ¿Qué impresión? ¿Enfadado?

Un poquito, Gary… Pero continúa.

OLDMAN: Cada vez más, la gente en esta cultura se esconde detrás de la comedia o la sátira para decir cosas que no podemos decir normalmente, porque todo es demasiado políticamente correcto.

PLAYBOY: ¿Algún ejemplo?

OLDMAN: Bueno, si yo llamo a Nancy Pelosi hija de puta –y tengo una mejor, una jodida inútil hija de puta–, realmente no puedo decirlo. Pero Bill Maher y Jon Stewart pueden, y nadie va a pararles. Bill Maher puede llamar a alguien maricón y salirse con la suya. Le dijo a Seth MacFarlane este año: “Pensé que ibas a volver a presentar los Oscar este año. Pero en tu lugar eligieron a una lesbiana”. Puede decir algo como eso. ¿Es más o menos ofensivo que Alec Baldwin le diga “tú maricón a alguien en la calle? No lo entiendo.

PLAYBOY: Lo ves como un doble rasero.

OLDMAN: Así es nuestra cultura ahora, abolutamente. En los Oscar, si no votaste por 12 años de esclavitud eras un racista. Tienes que tener mucho cuidado con lo que dices. Tengo mis opiniones y puntos de vista, la mayoría no compartidos en esta ciudad, pero tampoco soy un racista o un fascista. No hay nada parecido en mi historia.

It’s our culture now, absolutely. At the Oscars, if you didn’t vote for 12 Years a Slaveyou were a racist. You have to be very careful about what you say. I do have particular views and opinions that most of this town doesn’t share, but it’s not like I’m a fascist or a racist. There’s nothing like that in my history.

[…]

*CONTRA LOS GLOBOS DE ORO

PLAYBOY: ¿Significaría algo para ti ganar un Oscar?

OLDMAN: Supongo, sí. Pero quién sabe. ¿Significa algo ganar un Laurence Olivier o un Tony? Supongo que te da apoyo y la gente te conoce de alguna forma. Sé seguro que no significa nada ganar un Globo de Oro, eso seguro.

PLAYBOY: ¿Por qué no?

OLDMAN: Es un evento sin sentido. La Asociación de la Prensa Extranjera se queda contigo. Son jodidamente ridículos. No ocurre nada. Son 90 donnadies haciéndose una paja. Todo el mundo se emborracha, se la chupan unos a otros. Boycot al jodido evento. Los Oscar son diferentes. Pero es el mundo del espectáculo. Todo es el espectáculo. ¿Eso me hace parecer frustrado o algo, no?

 

¿Decepcionado tras leerlo? ¿Echabas de menos al viejo Oldman?

@irenecrespo_

Alec Baldwin, arrestado tras una pelea en Nueva York (y Donald Trump se ríe de él)

La policía de Nueva York arresta al actor Alec Badlwin, acusándole de haber golpeado a un hombre con el que discutía por una plaza de aparcamiento

Alec Baldwin abandona ‘Joker’ antes del rodaje

El actor de 'Rockefeller Plaza' negó su fichaje por la película, primero, y después reconoció haber abandonado el proyecto en una entrevista con 'USA Today'.

Alec Baldwin, ¿el padre de Batman en ‘Joker’?

El filme de Todd Phillips sobre la némesis de Batman ficha al actor de 'Rockefeller Plaza' para un papel que, según los rumores, podría ser el de Thomas Wayne.

Vídeo: Alec Baldwin es más Donald Trump que Donald Trump

Y, además, con Kate McKinnon como Hillary Clinton. ¿La mejor imitación de un político estadounidense desde que Tina Fey se metió con Sarah Palin?