¡Todos a bordo!: nuestros 10 barcos de película favoritos

Ahora que Mark Wahlberg se mete a marinero en 'Contraband', es el momento perfecto para recordar esos buques en los cuales nos alistaríamos sin pensarlo dos veces. Por YAGO GARCÍA

14 de marzo de 2012

Será porque el negocio de las hamburguesas no le ha ido bien del todo, o porque la llamada de la mar es fuerte. El caso es que, a sus años, Mark Wahlberg se ha metido a marinero. En Contraband, el remake de la película islandesa Reijkjiavik-Rotterdam que llega a las carteleras este viernes, podremos ver al actor de Boogie Nights convertido en un tripulante de carguero con agenda oculta, dispuesto a escamotear lo que sea de aduana en aduana. Lo cual nos recuerda que, en el cine, los barcos siempre han abundado: desde los navíos piratas a las fragatas de tres palos que les dan caza, pasando por esos cruceros de lujo que tanta propensión tienen a hundirse. Aquí te presentamos algunos de nuestros favoritos.

RMS Titanic

titanic

Nos embarcamos en… Titanic (James Cameron, 1997)

El barco: Con 882 metros de eslora y capacidad para casi 2.500 pasajeros, este inmenso transatlántico es el orgullo de la naviera White Star. Sus propietarios afirman que es “insumergible”: ¿nos lo creemos?

Pasaje y tripulación: Entre el nutrido plantel de millonarios que ocupa la cubierta de primera clase destaca una joven heredera con el rostro de Kate Winslet. Entre la chusma que se hacina en los camarotes de clase económica, por su parte, nos encontramos a un joven muy parecido a Leonardo DiCaprio.

Posibles incidentes durante la travesía: Conocer al amor de tu vida. Que te pinten un retrato al desnudo antes de perder tu virginidad. Chocar contra un iceberg y vivir uno de los naufragios más famosos de la historia.

HMS Surprise

surprise_master_and_commander

Nos embarcamos en… Master And Commander (2005)

El barco: Durante las Guerras Napoleónicas, la Royal Navy se ufanaba de tener buques como esta corbeta de tres palos y 24 cañones por banda.

Oficiales y tripulación: El capitán Jack Aubrey (Russell Crowe) ha derramado tanta sangre sobre la tablazón de la Surprise que la considera un pariente. Por el contrario, su cirujano jefe Maturin (Paul Bettany) es un tipo mucho más pacífico, y aficionado a las ciencias naturales.

Posibles incidentes durante la travesía: Dar la vuelta al mundo persiguiendo a un esquivo navío francés. Morir horriblemente durante cañoneos y abordajes brutales. Descubrir pájaros que no vuelan y que, por tanto, no se moverán de donde están. Tocar el violín.

SS Poseidón

aventura_poseidon

Nos embarcamos en… La aventura del Poseidón (1972) y su remake de 2005

El barco: Después del precedente de Titanic, ¿te siguen quedando ganas de embarcarte en un transatlántico de lujo? A nosotros no, y más aún sabiendo que este filme se realizó durante el auge del género catastrófico.

Pasaje y tripulación: Como mandan los cánones del cine de catástrofes, entre los pasajeros del Poseidón encontramos a un buen surtido de estrellas: a Gene Hackman, Ernest Borgnine y Shelley Winters, sin ir más lejos. Dado que el capitán es el mismísimo Leslie Nielsen, sólo podemos desearles mucha suerte: contamos con ellos.

Posibles incidentes durante la travesía: Vivir la Nochevieja más intensa de tu vida gracias a un maremoto. Observar cómo un lujoso salón de baile se pone (literalmente) boca abajo. Hacer apuestas sobre cuántos personajes llegarán vivos al final.

La Reina de África

reina_de_africa

Nos embarcamos en… La Reina de África (John Huston, 1951)

El ¿barco?: Al ver este desastrado lanchón a vapor, que hace una ruta fluvial entre territorios coloniales, se nos quitan las ganas de conocer sus detalles técnicos. Con que no se hunda, nos basta y nos sobra.

Pasaje y tripulación: El piloto del cascarón es un marinero canadiense, muy malhablado y que bebe tanto como Humphrey Bogart, por no decir más. Su pasajera, una señorita tan refinada como Katharine Hepburn, no soporta su tufo a alcohol ni sus modales rudos, pero está condenada a entenderse con él…

Posibles incidentes durante la travesía: Huir de la cañonera alemana Reina Luisa. Vivir una boda oficiada in articulo mortis por tu peor enemigo. Cantar aquello de “Había un viejo pescador que salió del puerto de Tampico…”.

Perla Negra

perla_negra_piratas_caribe

Nos embarcamos en… la saga Piratas del Caribe

El barco: Con 32 cañones por banda, este velero bergantín de tres palos no corta el mar, sino vuela. Algunos dicen que ni el mismísimo Holandés Errante podría darle caza.

Pasaje y tripulación: Fletada originalmente como barco negrero, la Perla Negra se libró de tan horrible ocupación gracias al capitán Jack Sparrow (Johnny Depp) para dedicarse a un menester mucho más honrado: la piratería. Desde entonces, hay cierta controversia sobre si su capitán legítimo es el antedicho o Hector Barbossa (Geoffrey Rush). La última vez que lo vimos, todo sea dicho, el buque parecía un poco más pequeño de lo normal. Ya se sabe: el agua encoge…

Posibles incidentes durante la travesía: Presenciar infinidad de motines, que suelen acabar con el capitán de turno abandonado en una isla desierta. Luchar contra marineros malditos con la voz de Bill Nighy. Enrrollarte con Penélope Cruz.

Belafonte

belafonte_life_aquatic

Nos embarcamos en… Life Aquatic (Wes Anderson, 2004)

El barco: Confortable como un hotel y equipado como un laboratorio, el Belafonte es famoso en todo el mundo gracias a los documentales de su capitán Steve Zissou (Bill Murray).

Pasaje y tripulación: Si por el neuras de Zissou fuese, este navío se habría ido a pique hace años, pero no hay que preocuparse: en él hallamos desde marinos experimentados (Willem Dafoe) hasta ingenieros que cantan versiones bossa de David Bowie (Seu Jorge) además de un auténtico ejército de becarios. Anjelica Huston, bióloga y ex esposa, y Owen Wilson, fan y presunto hijo secreto, forman parte del personal civil.

Posibles incidentes durante la travesía: Experimentar infinitas angustias existenciales en busca del mítico tiburón jaguar. Un largo travelling final a cámara lenta.

Nautilus

nautilus_20000_leguas

Nos embarcamos en… 20.000 leguas de viaje submarino (Richard Fleischer, 1954)

El barco: Primer submarino de nuestra lista, el Nautilus es también un buque adelantado a su tiempo: si nos fiamos de Julio Verne, tuvo su viaje inaugural en 1860.

Pasaje y tripulación: También según Julio Verne, el capitán Nemo (creador y patrón del Nautilus) es de origen hindú, pero cualquiera se lo cree viéndole con los rasgos británicos de James Mason. Enemigo del imperialismo, este lobo de mar sólo tiene una norma: quien entra en su buque no lo abandona jamás. Algunos de los ocupantes, como el náufrago Kirk Douglas, no se toman eso demasiado bien.

Posibles incidentes durante la travesía: Luchar contra los consabidos calamares gigantes. Ver más fauna submarina que en los documentales de Steve Zissou. Quedarse maravillado con su elegante diseño decimonónico.

Pequod

pequod_moby_dick

Nos embarcamos en… Moby Dick (John Huston, 1956)

El barco: Matriculado en Nantucket (Nueva Inglaterra), el Pequod es un ballenero, y eso se nota mucho: todo él está adornado con los restos de los cetáceos que han sido sus presas.

Pasaje y tripulación: Como comprueba, para su desmayo, el recién enrolado Richard Basehart, el capitán Acab (Gregory Peck) sólo tiene una meta en esta vida: dar caza al cachalote blanco que le obligó a usar una pata de hueso de ballena. Como suele pasar en estos casos, su tripulación acabará pagando el pato.

Posibles incidentes durante la travesía: Hacer amistad con un príncipe caníbal del Pacífico. Escuchar los sermones del predicador Orson Welles. Intentar comprender qué hace el bueno de Gregory encarnando a un personaje tan chungo como Acab.

Octubre Rojo

octubre_rojo

Nos embarcamos en… La caza del Octubre Rojo (John McTiernan, 1990)

El barco: Volvemos al fondo del mar, en este caso a bordo del orgullo de la Armada soviética: este submarino atómico de clase Tifón, indetectable por el sónar, está cargado hasta los topes de misiles balísticos.

Oficiales y tripulación: Puestos a embarcarse en una máquina de destrucción sumergible, qué menos que hacerlo a las órdenes del capitán Sean Connery y el primer oficial Ralph Fiennes Sam Neill. Desde tierra firme, el espía estadounidense Alec Baldwin sufre en silencio.

Posibles incidentes durante la travesía: Hacer que esos botarates de la CIA entiendan que tu objetivo no es lanzar tus misiles, sino desertar de la Madre Rusia.

Costa Concordia

costa_concordia_godard

Nos embarcamos en… Film Socialisme (Jean-Luc Godard, 2010)

El barco: Con sus 290 metros de eslora y su capacidad para 3.780 pasajeros, este navío de la compañía Costa Crociere fue, cuando se lo botó en 2006, el barco más grande y lujoso jamás salido de un astillero italiano.

Oficiales y tripulación: Embarcándose en el Costa Concordia, a fin de rodar en su interior con teléfonos móviles y cámaras digitales, Godard quería emplear al buque como una metáfora del hundimiento del capitalismo. La realidad acabó dándole la razón: el pasado 13 de enero, el barco encalló junto a la isla de Giglio, en el Mar Tirreno. El capitán salió pitando, y se estima que alrededor de 25 pasajeros murieron en el desastre.

Posibles incidentes durante la travesía: Según el filme de Godard, en el Costa Concordia había más bien poco que hacer, aparte de ir de compras, jugar en su casino y bailar en su discoteca.

Mark Wahlberg se pone a las órdenes de Travis Knight para ser el ‘Six Billion Dollar Man’

El director de 'Kubo y las dos cuerdas mágicas' y 'Bumblebee' ya tiene nuevo proyecto para presumir de lo poco que le gusta encasillarse

Mel Gibson y Mark Wahlberg preparan dos películas juntos

El ex rapero de Boston protagonizará 'Destroyer', el próximo filme dirigido por Gibson, y 'Mad Mel' le devolverá el favor actuando en 'El hombre de los seis millones de dólares'.

Mark Wahlberg dona a Time’s Up su sobresueldo por ‘Todo el dinero del mundo’

Tras haberse llevado 1.500 veces más dinero por los reshoots, el actor y su agencia donarán dos millones al fondo de ayuda a víctimas de acoso

“No aprobaré a Plummer si no me pagáis más”: Así consiguió Mark Wahlberg ‘Todo el dinero del mundo’

El actor aprovechó una cláusula de su contrato para llevarse un millón de dólares más, mientras Michelle Williams cobraba un sueldo casi testimonial por los reshoots