Series

Asesinatos, poligamia y condones electorales: ‘Tiger King’ en 8 excentricidades

¿Por qué todo el mundo habla de 'Tiger King'? El nuevo fenómeno de Netflix tiene todo lo que necesitas (y más) para mantenerte pegado al sillón.

Por
30 de marzo de 2020

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE TIGER KING]

Si hay un adjetivo que define a la perfección la serie documental Tiger King, ese es ‘surrealista’. El nuevo fenómeno de Netflix es un cóctel de excentricidades, camisas con brilli brilli y felinos que nunca consiguen darte tanto miedo como sus dueños de carne y hueso.

La premisa ya parece sacada de una comedia loca, algo así como “de los creadores de Resacón en Las Vegas”: Tiger King se centra en la disputa (virtual y judicial) entre Joe Exotic, amante de los felinos, gay polígamo, loco de las armas y propietario de un zoo en Oklahoma; y Carole Baskin, activista con su propio refugio/santuario para tigres, leones y otros animales, que intentó durante años cerrar el parque de Exotic.

Para más inri, ya os adelantamos que el primero está actualmente en la cárcel, cumpliendo una condena de 22 por enviar a un exconvicto a matar a Baskin. Ahora que ya os hemos puesto en contexto, pasamos a recopilar las bizarradas más locas que se muestran en el documental en ocho apartados. Y, como en los episodios de Tiger King, la cosas se pone cada vez más turbia.

Se avecinan SPOILERS, avisados estáis.

Atrapados por sus pasados

Antes que nada, conviene dejar clara una cosa: en este documental, la verdadera fauna son sus protagonistas humanos. Y, entre ellos, Joe Exotic es el rey de la selva. Tal y como cuenta el protagonista con la melena más rubio oxigenada de la TV actual, supo que era gay a la edad de 13 años. Tan pronto se lo contó a sus padres, su progenitor le hizo jurar por su madre que no iría a su funeral. Años más tarde, Joe ‘Exotic’ Schreibvogel trataría de acabar con su vida precipitándose con el coche por un puente. Finalmente sería su hermano el que terminaría falleciendo en otro accidente de tráfico arrollado por un vehículo.

Carole Baskin tampoco tiene un pasado envidiable. Amante de los felinos desde su infancia, a los 14 años sufrió abusos sexuales por parte de tres chicos. Sus padres, cristianos fundamentalistas, le dijeran que se lo habría buscado, así que abandonó su casa y se casó por primera vez siendo tan solo una adolescente con un maltratador. Su suerte pareció cambiar cuando, a los 19 años, llorando en la calle tras discutir con su esposo, conoció a Don Lewis, un multimillonario que dejó a su familia por ella.

 

¿Quién mató a Don Lewis?

La desaparición del segundo marido de Baskin bien merece un apartado propio (que para algo le dedican un episodio entero en la serie). Como decíamos, el millonario de Tampa Don Lewis era un hombre casado y, según apuntan sus hijas en el documental, un adicto al sexo incapaz de ser fiel a su madre. Con él montó Baskin su santuario, entonces llamado Wildlife on Easy Street (ahora es Big Cat Rescue), que comenzó con un gato montés a principios de los 90 y alcanzó para finales de década los 200 felinos. Don era un piloto aficionado que a menudo volaba de forma ilegal a Miami, para de ahí coger aviones comerciales a Costa Rica.

El 18 de agosto de 1997, Lewis desapareció. Carole afirma que abandonó la casa para irse a Miami a primera hora y, horas más tarde, la policía encontraría su coche en un aeropuerto privado. Desde la exmujer y las hijas del fallecido, hasta Exotic (que no perdió la oportunidad de aprovecharse para torturar a su enemiga), fueron muchos los que acusan abiertamente a Baskin de tener algo que ver en el asesinato. Exotic, sin pelos en la lengua, aún a día de hoy asegura que esta acabó con Don, lo dio de comer a los tigres y pasó por la picador lo que quedaba de él.

Hasta le dedicó una canción:

 

Carne de telerrealidad

No, no se nos había olvidado comentaros que Exotic también es cantante country. O algo así. Según cuenta en Tiger King, la música le ayuda a liberarse y, las cosas como son, sus videoclips no tiene desperdicio. Además de ese Here Kitty Kitty dedicado a Baskin, ha lanzado otros temas como How Was I to Know (para a uno de sus maridos, que se suicidó, pero ya llegaremos ahí…).

Joe Exotic es un showman y da buena cuenta de ello no solo en sus videoclips, sino también por su canal de YouTube, JoeExoticTV, dedicado casi en exclusiva a despotricar contra Baskin (en uno de los vídeos dispara a una muñeca hinchable que emula ser la activista, mientras que en otro amenaza con enviarle serpientes venenosas), volar artilugios por los aires con dinamita (como buen americano, es un loco de las armas) y mostrar a sus felinos.

El productor Rick Kirkham pronto vio el potencial de este personaje y fue a su refugio, Greater Wynnewood Zoo, para rodar un reality sobre él. Exotic, que en ese momento ya estaba más enamorado del estrellato que de los animales que ‘cuidaba’, se volvió aún más excéntrico, hasta el punto de que, en una de las escenas, aparece en un trono vestido con una capa y una corona, como ‘rey de los tigres’.

La idea fue de Kirkham, pero Exotic no pudo estar más de acuerdo con esa aproximación. El reality acabó hecho cenizas cuando alguien quemó todo el material. Algunos creen que fue el propio Kirkham, aliado con Baskin. Otros, que fue Joe. Lo más triste de la historia es que nunca llegaremos a ver esas imágenes.

 

El presidente que America necesita

Muchos se sorprenderán al saber que, mientras Hillary Clinton y Donald Trump se enzarzaban en la televisión durante la campaña electoral, Exotic se postuló para gobernador de Oklahoma con el partido libertario (“y no sabía lo que significaba libertario”) y terminó en tercera posición entre los candidatos.

Tantos fondos malversados y tantos condones con su cara regalados entre los votantes (nada inesperado tratándose del hombre que vende calzoncillos con su foto en la tienda de souvenirs de su zoo) para acabar siendo derrotado… Si teméis un país gobernado por Trump, imaginaos lo que Exotic podría haber hecho desde el Despacho Oval. Aunque no cantemos victoria: si Donald ha podido llegar ahí, ¿por qué Joe no? De momento está en la cárcel, pero en EE UU todo parece ser posible.

 

Poligamia y sectas

Si Joe y Carol no tienen desperdicio, los secundarios que los acompañan tampoco se quedan atrás. Jeff Lowe o Tim Stark tienen para una serie cada uno, pero nada comparado con lo que representa Doc Antle, fundador y director de la reserva natural The Institute for Greatly Endangered and Rare Species, y el hombre que inspiró a Exotic.

El documental lo muestra como si del gurú de una secta se tratase (se hace llamar a sí mismo Bhagavan, algo así como ‘señor’), que vive con sus tres mujeres (empleadas de recinto), sus animales y un elefante en el que se pasea por las instalaciones. Y, tal y como se apunta al final del documental, PETA estaría tras él por acusaciones que afirman que mata a cachorros de tigre en cámaras de gas.

Exotic, no contento con imitarlo en sus negocios, también lo toma como ejemplo en la poligamia y decide celebrar una boda a tres con John Finlay, un matón desdentado tatuado hasta arriba y primer novio del protagonista; y con Travis Maldonado, un joven de 19 adicto a la metanfetamina, del que Joe se encapricha. Al comienzo de este apartado tenéis un gif del enlace.

 

‘Propiedad privada de Joe Exotic’

Esa frase es la que lleva tatuada John Finlay en el bajo vientre al comienzo del documental. Luce el tatuaje con orgullo, mostrando satisfecho la prueba de que mantiene una relación tóxica con el protagonista. Al final de la serie, termina por taparlo con un nuevo dibujo, el de la cabeza de un toro.

Tiger King evidencia que ninguno de estos dos maridos de Joe es gay (“me enamoro de heteros”, dice con sorna el protagonista en determinado momento), pero ambos están con él porque les proporciona lo que necesitan: en el caso de Finlay, un hogar; en el de Travis, droga. El primero termina por dejar a Exotic por la recepcionista del refugio en el que trabajar. El segundo, después de acostarse con todas las chicas del zoo, se suicida.

Joe no tarda en encontrar un remplazo: otro joven, Dillon Passage, con el que sigue casado a día de hoy.

 

Amputaciones

Otro de los personajes recurrentes en el documental es Kelci Saffery, una de las cuidadoras del zoológico y, sin lugar a dudas, la más ‘normal’ de todo este circo. Pero incluso ella, que el término ‘normal’ es muy amplio tratándose de esta fauna, protagoniza su particular historia surrealista. Resulta que fue atacada por un tigre cuando le daba de comer y acabó perdiendo el brazo.

Aunque el felino no terminó de arrancarle la extremidad, lo dejó sin movilidad. El daño era severo y los doctores le dijeron que, si quería recuperarlo, tendría que someterse a operaciones complejas y a más dos años de cirugía reconstructiva. En su lugar, decidió que se lo amputaran y, cinco días después, para acallar las críticas que le llegaban al zoo, regresó al trabajo y asumió la culpa de lo ocurrido.

 

El animal print hortera es el nuevo vintage

Basta con echar un vistazo a los primeros minutos de Tiger King para entender por qué ha fascinado tanto a Jared Leto, además de por la crítica al comercio de animales salvajes o por sus personajes sacados de la comedia más extrema.

Desde las blusas, pantalones y zapatos animal print de Carole Baskin, hasta sus disfraces de tigre; pasando por los looks imposibles de Exotic (sombreros de cowboy, estampados animales en chaquetas y camisas de colores brillantes), el armario de los protagonistas es la peor pesadilla de Anna Wintour.

Tanta horterada solo se puede resumir por categorías: la perilla de Doc Antle y la vestimenta sexualizada de sus empleadas/mujeres; las joyas de Baskin y sus diademas de flores; los cinturones con funda para las pistolas de Exotic y las botas de vaquero. Lentejuelas. Chaquetas de cuero con flecos y tachuelas. Imposible dar más en siete episodios.

A continuación, os mostramos algunas imágenes. Poneos gafas de sol y no miréis directamente a las prendas durante mucho tiempo. No nos hacemos responsables del daño que puedan ocasionar a vuestras retinas:

 

Y, como extra en este resumen de excentricidades que conforman la esencia de Tiger King, una foto de la boda de Carol Baskin y Howard Baskin, su tercer marido y fiel siervo:

Netflix compra el histórico Teatro Egipcio de Hollywood para alojar sus proyecciones

El gigante del streaming se ha hecho con un edificio de cerca de un siglo de historia, y un bien muy preciado para la comunidad cinéfila de Los Ángeles.

5 de las mejores comedias románticas que puedes encontrar en las plataformas

¡Basta de dramas! Disfruta de los mejores amores del cine, que te harán reírte mientras te pones blandito.

‘Los hermanos Willoughby’ ha sido una de las películas más vistas de Netflix durante la cuarentena

Según datos manejados por la compañía, este film animado ha conseguido durante su primer mes una audiencia de más de 37 millones de espectadores.

Tara Reid podría interpretar a Carole Baskin en el spin-off de ‘Tiger King’

La serie documental de Netflix ha motivado varios nuevos proyectos, incluyendo una nueva serie con Nicolas Cage como Joe Exotic.