Series

‘The Boys’ no es otra estúpida serie de superhéroes

De niño bonito de ‘Gossip Girl’ a 'Aquaman' macarra de Garth Ennis: hablamos con Chace Crawford de la apuesta superheroica de Amazon.

Por
21 de julio de 2019

ETIQUETAS:

  • Aún lo llaman ‘Nate’ por la calle. “Nate, Nate, Nate, Nate, Nate”, repite Chace Crawford (Texas, 1985), entre risas, al otro lado de la línea. Han pasado siete años desde el final de Gossip Girl, pero, para la gran mayoría del público, el actor sigue siendo Nate Archibald, aquel pijo redomado del Upper East Side con flequillo, corbata y cara de no haber roto nunca un plato. Sin embargo, y pese a la insistencia del fandom, poco queda del chico de oro neoyorquino en el héroe acuático The Deep, su próximo rol en The Boys, adaptación de los irreverentes cómics firmados por Garth Ennis y Darick Robertson.

    “El trabajo de actor consiste en cambiar, de personaje, de tono. Esta serie y The Deep son una gran oportunidad para cambiar. No tienen nada que ver con lo que he hecho hasta ahora y va a sorprender”, nos cuenta. 

    Por lo pronto, su atuendo nos da pistas sobre lo que podemos esperar de este superhombre escamado: guantes con aletas, neopreno (o, más bien, licra barata) verde y dorado con cinturón de goma EVA, y cremallera a medio bajar para mostrar pecho. Aunque parece una especie de Aquaman venido a menos, con disfraz del chino, este look tirando a cutre no tiene nada que ver con que Amazon haya querido ahorrarse unos dólares a costa de la ropa de sus protagonistas, sino con la esencia del show: “Nos reímos de los superhéroes, los mostramos como nunca los habéis visto, en todos los sentidos. Es una aproximación oscura, muy divertida, una especie de comedia negra, salvaje y rara”. 

    Pongamos todas las piezas sobre la mesa. Aquí, los buenos de la película son The Boys, un grupo de marginados macarras sin poderes que trata de frenar a los héroes abusones que pueblan EE UU. Entre estos últimos, tenemos a los miembros de Los Siete, liderados por Homelander (Antony Starr), “como Superman, Capitán América o Wonder Woman, pero corruptos”, y con una corporación a sus espaldas que los ha convertido en celebrities: “Son unos cabrones narcisistas y famosos que utilizan sus poderes en beneficio propio”.

    Tridente Ennis-Rogen-Goldberg

    Publicada por primera vez en 2006, la saga de cómics The Boys llegó para, en palabras de su creador, “llevar la violencia y la sexualidad un paso más allá que Predicador”. Esa brutalidad tan intrínsecamente ligada a Ennis también está presente en toda su crudeza mórbida en la serie.

    “Hemos sido fieles al material”, afirma Crawford: “Nuestra serie no es para todo el mundo. Habrá gente a la que le encante y otros no podrán ni verla. Además, tiene una identidad propia más allá de los tebeos. Atraerá a fans, pero también a nuevos seguidores”.

    Él lo sabe bien. Reconoce que no tenía “ni idea” de lo que era The Boys hasta que hizo el casting para lo que en ese momento era un proyecto de serie. ¿Qué fue lo que lo atrajo, entonces? “Otros nombres propios. Amazon y Seth Rogen [productor junto a Evan Goldberg, tándem detrás de Predicador, otra adaptación de Ennis]. Quería ser parte de esto”. Una vez consiguió el papel de The Deep, el showrunner Eric Kripke le envió los cómics, “pero el mío no es un personaje con gran relevancia en las viñetas, así que pude hacer mi propia interpretación”. Otro de los aspectos que destaca Crawford es el empaque “cinematográfico” de la ficción, “los efectos especiales, la música… es una proeza visual para gran pantalla”.

    Acción, humor, espectacularidad… Un combo irresistible, tal y como reconoce el actor, aunque, insiste, lo que realmente le fascina de cualquier proyecto son sus personajes. Antes Nate, ahora The Deep, “un fanfarrón cautivador, pero profundamente inseguro. Pasa cuando hablas con langostas…”. ¿Está preparado para otro posible fenómeno mundial? ¿Para que lo llamen ‘The Deep’ por la calle? “La serie reflexiona sobre la fama y, si se convirtiera en un éxito, sería algo muy meta [ríe]. Ahora en serio, Gossip Girl fue mucho para un chaval de 20 años, pero supe navegarlo bien y estoy agradecido. Que me llamen ‘Nate’, ‘The Deep’ o como quieran”.