Series

Ricky Gervais cree que hoy no sería posible hacer ‘The Office’

"Hay masas enfurecidas que sacan las cosas de contexto", opina el humorista británico en relación a la así llamada 'cancel culture'.

Por
13 de julio de 2020

Como ha dejado claro en más entregas de Globos de Oro de las que le gustaría a Mel Gibson, el estilo de Ricky Gervais como humorista está comprometido con una única cosa: el incordio. Decir lo que supuestamente nadie se atreve a decir, no rendir cuentas ante nadie, y violentar conciencias con el objetivo de que la carcajada resultante posea cierto grado de incomodidad. En base a esto, las opiniones del cómico británico sobre la llamada “cancel culture” eran previsibles.

De un tiempo a esta parte, en relación a las medidas tomadas para apoyar el Black Lives Matter por parte de las compañías audiovisuales y vapuleos mediáticos como el sufrido por J.K. Rowling, han cobrado fuerza las conversaciones en torno a esta cultura de la cancelación. Y, a partir de ella, Gervais duda de que fuera posible hoy día hacer algo como The Office, la serie que creó y protagonizó para BBC a principios de los 2000 y que tuvo un exitoso remake norteamericano.

“La serie sufriría porque el público se tomaría las cosas de forma literal”, explicaba Gervais durante una entrevista en Times Radio. “Hay masas enfurecidas que sacan las cosas de contexto. Era una serie que lo abarcaba todo, sobre lo diferente, sobre el sexo, la raza, todo aquello de lo que ahora la gente tiene miedo de hablar por si dicen algo equivocado y son cancelados”.

“La gente ha perdido el sentido de la ironía y el contexto”, insiste Gervais, y no duda en meterse en jaleos como afearle a la BBC que ya no se atreva a hacer comedias corrosivas, en sintonía a lo que John Cleese criticaba a cuenta de la retirada de un episodio de Hotel Fawlty por el uso de la ‘N-Word’. “Hay mucho miedo porque ahora la gente no quiere una explicación como respuesta, solo dicen ‘no quiero ver esto, así que prohibámoslo'”.

Gervais es consciente, asimismo, de que puede ser un objetivo tentador para la ‘cancel culture’ (o para que alguien se niegue a ver sus ficciones si no acaba de conectar con su propuesta, como se quiera considerar). “No soy a prueba de cancelaciones, aunque no me importa. Quizá puedo estar a prueba de cancelaciones porque tengo bastante dinero. Si esto hubiera empezado antes, me habría preocupado”.

El cómico, por último, matiza un poco su postura frente a la creciente concienciación pública ante la representación de ciertos valores y colectivos en los medios. Y es que estar en contra del fenómeno descrito no debería conducir en ningún caso a malinterpretar la libertad de expresión, como él mismo dice: “Hay quien piensa que la libertad de expresión significa que puedes decir cualquier cosa sin consecuencias, y tampoco quiero insinuar eso”.

Amy Poehler y Tina Fey repetirán como presentadoras en los próximos Globos de Oro

Las humoristas tomarán el relevo de Ricky Gervais, que incendió las redes sociales hace pocos días durante la última edición por sus negrísimos chistes.

Ricky Gervais: “En este mundo hay imbéciles que se toman los chistes en serio”

Tras la polémica por sus intervenciones en los Globos de Oro 2020, el comediante arremete contra sus críticos en Twitter.

Globos de Oro 2020: La broma más polémica de Ricky Gervais

El cómico británico ha repartido estopa sin parar aprovechando su rol como presentador de la gala, pero no todos le han reído los chistes.

Globos de Oro 2020: Las mejores pullas de Ricky Gervais

El polémico presentador británico no se ha dejado ningún chiste malintencionado en el tintero, y Hollywood lo ha sufrido como ha podido.