Series

¿Qué ha hecho ‘Juego de tronos’ con los lobos huargo?

Empezaron siendo seis... y ahora hay muchos, muchos menos. ¿Por qué tiene el culebrón fantástico de HBO ese ansia por eliminar a sus personajes más peludos?

Por
26 de mayo de 2016

ETIQUETAS:

  • Son las bestias más temidas del Norte: alimañas siempre hambrientas, del tamaño de un pony y capaces de arrancarte el brazo de un mordisco. O, al menos, eso se supone, porque sus destinos están haciendo muy poca justicia a su presunta ferocidad. Los lobos huargo, esas encantadoras criaturillas rescatadas por los niños del clan Stark en el primer episodio de Juego de tronoshan ido perdiendo prestancia e importancia en la serie con cada episodio. De hecho, [SPOILERS] los últimos en bailar con la más fea han sido el pobre Peludo, la mascota de un Rickon Stark (Art Parkinson) ya crecidito, y Verano, el amigo con colmillos de Bran (Isaac Hempstead). Tras mucho tiempo ausente del show, nuestro reencuentro con Peludo ha consistido en ver su cabeza ensartada en un gancho, por cortesía del malvado Ramsay (Iwan Rheon) y sus secuaces. En cuanto a Verano, ha regresado al show para dejarse masacrar por los Caminantes Blancos. [/SPOILERS] Ambos sucesos, conviene señalar, no están en la historia original de George R. R. Martin.

    Así pues, y efectos de la serie, el único bicho que sigue coleando es Fantasma, el compañero blanco y silencioso de Jon Nieve (Kit Harrington). Repasemos cómo han ido cayendo los demás: Dama, la loba de Sansa (Sophie Turner) pasó a mejor vida a manos del propio padre de su dueña, por culpa del pérfido Joffrey. La última vez que vimos a Viento Gris fue con su cabeza cosida al tronco de su dueño Robb, demostrando el estilazo del clan Frey para organizar bodas. Ambas muertes sí pueden leerse en la novela.

    Y el caso más interesante es el de Nymeria: la loba de Arya (Maisie Williams) fue echada al monte para salvarle la vida, y desde entonces no se ha vuelto a saber de ella. Al menos, en su meganovelón Canción de hielo y fuego, George R. R. Martin ha tenido el detalle de informarnos sobre su paradero: con una mala leche proporcional a la de la niña, Nymeria ha acabado formando una manada, y se dedica principalmente a devorar humanos. De hecho, el escritor ha anticipado a veces (en el propio libro, y en entrevistas) que esta loba podría regresar más adelante a la historia, jugando un papel de cierta importancia en su desenlace. Algo que la serie no se ha molestado en insinuar. ¿Por qué?

    Respuesta fácil: porque, a HBO, los lobos huargo le salen muy caros. Para que impongan como tienen que imponer, los animales deben ser aumentados de tamaño usando efectos digitales, y cada plano con CGI es un apunte más en el libro de gastos. Por otra parte, podríamos decir que la serie ha conseguido hacer que el público generalista comulgue con muchas ruedas de molino (países imaginarios, dragones, zombies ultracongelados…) del género fantástico, además de con una lista de personajes kilométrica. Tal vez David Benioff y D. B. Weiss  piensen que darles un mayor protagonismo a sus personajes con rabo y colmillos sería sólo una distracción. Esto nos lleva a una nueva pregunta, no obstante. Porque, si los responsables de la serie consideran que los lobos son superfluos, podrían haberlos eliminado del guión desde el principio…

    robb_dead

    ¿Por qué, entonces, tenemos a los huargo en Juego de tronos? Pues, sencillamente, porque la serie no podía permitirse prescindir de ellos. Su presencia en la novela original es importantísima, y su primera aparición ha sido siempre un momento icónico para los lectores. De hecho, Martin reconoce que toda la idea de Canción de hielo y fuego le vino a partir de esa imagen: la de unos niños encontrando a unos cachorros de lobo bajo el cuerpo de su madre muerta. Como álter egos de sus dueños (si el carácter de cada fiera se parece al de su Stark correspondiente no es por casualidad), como emblemas de su familia y como fuente de pistas sobre ciertos poderes ocultos, tuvieron una importante función de la trama. Eso por no citar su rol como posible contrapartida de los dragoncitos de la khaleesi Emilia Clarke.

    Eso, por no hablar de otro factor: el del marketing. Recordemos que, cuando su primera temporada llegó en 2011, el éxito de Juego de tronos no se daba por sentado. El proyecto de un culebrón medieval-fantástico orientado al público adulto y con una producción costosa resultaba poco menos que una excentricidad, y, para sacar ese producto adelante, HBO necesitaba ganarse de antemano a los fans del original. Unos fans que, de haber faltado los lobos huargo, hubieran echado espumarajos por la boca. Así pues, los lobos huargo llegaron a la serie… y ahí han seguido, aunque cada vez en menor número y con menos protagonismo, hasta un punto en el que, diríase, su única función es esperar a que los guionistas encuentren la forma más económica de quitárselos de encima.

    Nikolaj Coster-Waldau: “‘Juego de tronos’ ya está hecho. Ahora prefiero hacer películas pequeñas y únicas”

    Ha sido la gran estrella del Festival de Sitges. Allí estuvo para presentar 'Suicide Tourist' en un rol muy distinto al que nos acostumbró con Jaime Lannister.

    Sean Bean no quiere interpretar a más personajes que mueran

    El actor de 'Juego de tronos' se ha cansado de que todos sus papeles acaben en una muerte horrible, y se está mostrando más selectivo con los proyectos.

    Kit Harrington está a punto de unirse al Universo Cinematográfico de Marvel

    El actor que saltó a la fama gracias a interpretar a Jon Nieve en 'Juego de tronos' tiene una oferta de Kevin Feige que no puede rechazar.

    ‘Star Wars’: David Benioff y D.B. Weiss podrían no encargarse de todos los guiones de su nueva trilogía

    Los showrunners de 'Juego de tronos' han emigrado de HBO a Disney, y tienen en mente un ambicioso proyecto a prueba de haters.