Series

El suicidio de Peg Entwistle, la actriz que se tiró desde el letrero de Hollywood

Tenía 24 años cuando se lanzó al vacío desde la letra H del letrero de Hollywood. La serie de Ryan Murphy cambia su historia, esta es la trágica realidad.

Por
05 de mayo de 2020

Hollywood, la fábrica de sueños donde abundan las estrellas, es una industria despiadada y cruel. Hollywood, la miniserie de Ryan Murphy para Netflix, se atreve a imaginar una cara distinta para la meca del cine durante la segunda mitad de los años 40, convirtiéndola en el paraíso de la inclusión que nunca fue. En sus imágenes color de rosa, hasta la prostitución casual y el comercio sexual para abrirse camino en la industria son experiencias almibaradas.

Lo que en casos como el de Anna May Wong lleva a reivindicaciones muy necesarias, en otros la fábula optimista y aspiracional hace auténticas cabriolas para diluir la crudeza de hechos reales de la intrahistoria de Hollywood. Esto se evidencia en uno de las historias que articulan todo el arco argumental de la serie: el suicidio de Peg Entwistle tirándose al vacío desde lo alto del letrero de Hollywood.

El 16 de septiembre de 1932, cuando el letrero de Hollywood todavía era de Hollywoodland (no cambiaría hasta 1949), la actriz británica Peg Entwistle subió hasta lo alto de la letra H. Desde esos 15 metros de altura, se lanzó al vació. Tenía 24 años y su suicidio acabó incorporándose a la leyenda negra de Hollywood.

Este suceso es la base del guion que Archie Coleman (personaje interpretado por Jeremy Pope) mueve por las productoras hasta que capta la atención del joven director Raymond Ainsley (Darren Criss), que ve en sus páginas una oportunidad para cambiar la industria. Para lo cual, modifican la raza, origen y desenlace de la historia de Peg (de hecho, cambian hasta su nombre: el proyecto de película pasa de titularse Peg a ser Meg), pero no olvidemos que en la base de todo hay una tragedia bien real.

 

La historia real

Peg Entwistle nació en Gales en 1908, pero a los pocos años de vida emigró con su padre Robert Entwistle a Nueva York, donde él se ganaba la vida como actor. A finales de 1922, su padre murió atropellado en Park Avenue por un motorista que se dio a la fuga. Peg y sus dos hermanos pequeños quedaron bajo el cuidado de su tío, que era el representante del actor Walter Hampden en Broadway.

Así fue como Peg siguió la tradición familiar de la actuación y dedicó su juventud a interpretar papeles sobre las tablas. A lo largo de toda la década participó en numerosas obras de Broadway y recibió buenas críticas por su trabajo.

Como ocurría con todo actor de la época, el sueño de Peg Entwistle era convertirse en estrella de cine. A principios de los años 30 se mudó a Los Ángeles para abrirse camino en esa competitivo terreno, mientras mantenía obligaciones con el teatro en Nueva York (en marzo de 1931 interpretó a Amy March en una producción de Mujercitas). 

En Los Ángeles también empezó trabajando en la escena teatral; allí protagonizó The Mad Hopes, con Billie Burke Humphrey Bogart. Así es como entró en el radar del superproductor David O. Selznick, que la tomó en cuenta como jefe de producción de RKO. 

Entwistle perdió contra Katharine Hepburn el primer papel importante que le ofrecieron, al frente del drama Doble sacrificio (1932) bajo dirección de George Cukor. No obstante, su contrato con RKO se concretó en la producción del filme de terror Trece mujeres (George Archainbaud, 1932), protagonizado por Irene Dunne.

 

¿Cómo murió Peg Entwistle?

Aunque la actriz había conseguido su primer crédito cinematográfico, no fue un logro muy dulce. Su papel fue recortado considerablemente durante el montaje final; pasó de 16 a 4 minutos de tiempo en pantalla. En cualquier caso, Peg Entwistle murió un mes antes del estreno.

Tras el final del rodaje de Trece mujeres, y al no recibir más papeles, la actriz entró en una profunda depresión y comenzó a beber alcohol sin freno. La noche del 16 de septiembre, en medio de uno de sus graves episodios alcohólico-depresivos, se acercó hasta el letrero gigante de Hollywoodland, subió hasta la cima de la letra H y se quitó la vida saltando al vacío.

Según contó la prensa de la época, una mujer que paseaba por la zona encontró el cuerpo a la mañana siguiente. Dentro del bolso de Entwistle había una nota de suicidio que decía: “Tengo miedo, soy una cobarde. Pido perdón por todo. Si hubiera hecho esto hace tiempo, me habría ahorrado mucho dolor. P. E.”.

Hollywood intuye con temor un nuevo retraso en sus grandes estrenos

'Tenet' y 'Mulan' están llamados a marcar el camino de las salas de cine hacia la normalidad, pero las expectativas no son buenas.

Hollywood reacciona a la muerte del actor de Broadway Nick Cordero

El intérprete ha fallecido a los 41 años debido a complicaciones derivadas del coronavirus.

Los estudios de Hollywood podrán reanudar sus rodajes a partir del viernes 12 de junio

La industria cinematográfica estadounidense recupera su normalidad a pesar del aumento de contagios de la COVID-19.

CGI, ¿el futuro del sexo en el cine?

La actual pandemia global afectará al rodaje de escenas de sexo, así como de secuencias que impliquen contacto físico, y el CGI parece ser la solución.