Series

Así es ‘Normal People’, un amor de juventud y una de las series del año

Marianne y Connell, los jóvenes protagonistas del bestseller de Sally Rooney, cobran vida en el drama romántico del verano.

Por
16 de julio de 2020

Los ojos de Marianne (Daisy Edgar-Jones) son de color marrón oscuro. Miran tímidamente a Connell (Paul Mescal). La cámara se recrea tanto en ellos que, por unos segundos, el resto de su cara en primer plano queda fuera de foco. Los ojos de Connell son azules. Devuelven la mirada a Marianne discretamente, vacilantes, desde su pupitre situado unos metros por delante. Ella es un alma solitaria, la niña rica que siempre está a la defensiva; él, el chico popular, el jugador de rugby, el estudiante sobresaliente.

Normal People, la serie basada en la exitosa novela de Sally Rooney, rara vez en sus 12 episodios distrae la atención de la pareja protagonista, cuya historia de amor (y desamor) seguimos durante sus últimos años de instituto y universidad. Los espiamos a través de planos que se prolongan, escenas contemplativas sin artificios en las que conversan entre paseos por Sligo, bibliotecas de Dublín, helados en Italia y cafés en Suecia.

“Su sencillez es su mejor baza”, nos cuenta Edgar-Jones por Zoom: “En la serie, importan los personajes, representar la juventud de forma honesta. A menudo se trivializa e idealiza el primer amor, se refleja solo la fase de luna de miel, pero Normal People muestra lo que es ser joven cuando te rompen el corazón por primera vez, la complejidad de las relaciones, qué supone crecer y conocerte a ti misma”.

 

Realidad en tiempos de fantasía 

En un momento en el que el cine y las series apuestan más y más por el género de la fantasía o de la ciencia-ficción, confiando en que el espectador solo busca viajar a mundos ajenos al nuestro, esta ficción ha demostrado que la realidad también puede enganchar al público.

“Estamos inundados de historias irreales y nosotros traemos un relato que es casi una aproximación documental a una relación”, reflexiona Mescal: “Los grandes estudios y las productoras no suelen hacer algo así porque dudan de que una historia de amor mantenga al espectador pegado a la pantalla. Pero en nuestro caso, el guion es buenísimo y la gente se identifica con lo que pasa”. Su compañera añade que “es una forma diferente de evasión, una que te acerca a casa. Ahora, en la situación en la que estamos, creo que se agradece una serie sobre la conexión humana”.

La apuesta coproducida por Hulu y BBC ha contado con Sally Rooney para la adaptación de la novela, además de con los guionistas Alice Birch y Mark O’Rowe. El resultado es, al igual que el libro, una aproximación cargada de intimidad, realismo y sensibilidad al amor juvenil, al autodescubrimiento y también al impacto que puede tener una persona en la vida de otra. La protagonista apunta en esa dirección al afirmar que “si algo recuerdo de la primera vez que leí Normal People es cómo Sally evidencia lo mucho que un individuo puede cambiarte. Si das con la persona adecuada, como en este caso, puede moldearte de una forma maravillosa”.

La honestidad que desprende el show también se traslada a las escenas de sexo que tantos titulares han acaparado debido a su naturalidad. Para los actores, estas secuencias tienen un único propósito: el de representar una relación real de manera honesta. “Están tan bien escritas en el libro que sabíamos que serían una parte importante de la serie y era fundamental hacerles justicia”, explica la actriz británica: “La productora y los directores hicieron lo imposible por asegurarse de que nos sentíamos cómodos y seguros. Incluso tuvimos una coordinadora de intimidad que facilitó el trabajo”.

 

Estrellas en cuarentena

A Edgar-Jones le picó el gusanillo de la interpretación a los 14 años, cuando su madre la animó a que se presentara a unas pruebas para el National Youth Theatre. En el caso de Mescal, fue durante un musical escolar con 16 años. Ahora, con 22 y 24 años respectivamente, se han convertido en los rostros de un fenómeno literario cuya adaptación también ha triunfado en los países en los que se ha estrenado.

Ambos reconocen haber sentido “mucha presión” al interpretar a personajes con un amplio fandom. “Es complicado dar vida a un protagonista tan popular en la ficción moderna, alguien de quien los fans de la novela tienen una opinión muy clara”, asegura Mescal: “Durante el rodaje, nos olvidamos un poco de que estábamos llevando a la TV el libro de Sally, hasta que salió a la venta en EE UU, donde también fue una locura”.

De momento, Normal People ha cautivado a los seguidores de Rooney en los lugares en los que ya han podido disfrutar de ella. A Edgar-Jones y Mescal les ha tocado vivir esta gran acogida en sus casas debido a la crisis sanitaria. De la noche a la mañana, y en pleno confinamiento, se han convertido en estrellas. Tal y como apunta la actriz, aunque es “un alivio” que la serie haya gustado, “también es surrealista porque vemos las reacciones online, hacemos entrevistas por Zoom, pero luego desconecto el ordenador y estoy en mi habitación”.

Para el irlandés, es necesario “un tiempo de adaptación”. “De repente, eres un personaje público, aunque es más fácil de sobrellevar porque la respuesta ha sido muy positiva”, asegura el actor, que aún no se acostumbra a que lo paren por la calle: “Encima con mascarilla [ríe]. Y, además, cuando un fan quiere un selfie, hay que ponerse lo más alejado posible para mantener la distancia social”.

Normal People se estrena en Starzplay 16 de julio.

Daisy Edgar-Jones ya tiene nuevo proyecto tras cautivarnos en ‘Normal People’

Se trata de 'La chica salvaje', adaptación de la novela de Delia Owens que estará dirigida por Olivia Newman y producida por Reese Witherspoon.

Radiografía del primer amor: ‘Normal People’ y otras ficciones de las que enamorarse

'Normal People', 'Antes del amanecer' o 'Moonrise Kingdom' perduran en la memoria como ese primer amor que dicen que nunca se olvida.