Series

Más allá de ‘Otra vuelta de tuerca’: Los relatos de Henry James que recrea ‘La maldición de Bly Manor’

Al igual que ocurrió con 'La maldición de Hill House', Mike Flanagan ha hecho con su serie de todo menos una adaptación al uso.

Por
17 de octubre de 2020

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE LA MALDICIÓN DE BLY MANOR]

Mike Flanagan lo ha vuelto a hacer. Puede que La maldición de Bly Manor se haya quedado lejos del nivel de La maldición de Hill Housepero dado lo difícil que era alcanzar las cotas de calidad de esta última tampoco es necesario desmerecer su esfuerzo. Sobre todo cuando su última serie con Netflix ha sido tan ambiciosa, tan emocionante y, en fin, tan puramente Flanagan como cualquiera de sus películas anteriores, de Doctor SueñoOuija: El origen del mal.

Asumiendo que la de este realizador norteamericano supone la visión creativa fundamental de Bly Manor, no podemos olvidar que el esqueleto dramático se basa en la novela Otra vuelta de tuerca de Henry James como antes La maldición de Hill House se basó en la obra homónima de Shirley Jackson. Y en efecto, vemos cómo esta historia publicada en 1898 vertebra la serie: desde las líneas básicas de la trama hasta pequeños homenajes a su adaptación fílmica más celebrada, Suspense (1961).

Del film de Jack Clayton toma referencias visuales, musicales (la canción O Willow Waly) e incluso el apellido del director, que designa a la Dani Clayton que interpreta Victoria Pedretti. Y sin embargo, Otra vuelta de tuerca no es la única base literaria. Flanagan ha tenido la ambición de aprovechar la serie para adaptar (o remitir ligeramente) a otros relatos de Henry James, dando pie a un homenaje completísimo a la obra de este escritor estadounidense, maestro del terror gótico, que desentrañamos a continuación.

La leyenda de ciertas ropas antiguas (1868)

La referencia más clara, con el permiso de Otra vuelta de tuerca. El penúltimo episodio de Bly Manor toma su título de este temprano relato de James y también gran parte de su argumento, al explicar a partir del drama entre Viola y Perdita la naturaleza exacta de la maldición que asola a los protagonistas. De este modo tenemos igualmente dos hermanas, un amor común por un mismo hombre, un baúl que esconde lujosos ropajes, y una muerte terrorífica dirigida desde ultratumba.

Publicado inicialmente en The Athlantic Monthly e incluido en la antología Cuentos góticos americanos recogida por Joyce Carol OatesLa leyenda de ciertas ropas antiguas comparte todos los nombres aparecidos en el capítulo correspondiente (siendo interpretadas las hermanas por Kate Siegel y Katie Parker), y se da el caso de que en versiones posteriores su apellido Willoughby cambió a Wingrave. Que es justo el apellido de la familia de Bly Manor.

El retrato de una dama (1881)

La otra novela famosa de Henry James, publicada de forma serial entre 1880 y 1881 y llevada al cine por Jane Campion en 1996, también tiene presencia en el argumento de La maldición de Bly Manor. De un modo bastante testimonial, eso sí: el manuscrito de James cuenta la historia de una mujer americana que viaja a Londres tras la muerte de su padre, y mediante los encuentros con varios personajes va dando a conocer cada rincón de su carácter.

Lo de “mujer americana que viaja a Londres tras una pérdida familiar” nos lleva directamente a Dani Clayton, que cruza el charco luego de la muerte de su pretendiente, interaccionando a partir de entonces con varios personajes de origen británico. Pero lo más interesante es que, en el libro de James, el nombre de la heroína es Isabel, que es justo el de la niña que desencadena parte de la tragedia en el capítulo La leyenda de ciertas ropas antiguas.

El alumno (1891)

Todos los episodios de La maldición de Bly Manor comparten título con algún relato de James, aunque en muchas ocasiones la relación que los une argumentalmente sea tangencial. Es el caso de El alumno, episodio 2 de la serie, que cuenta la estancia de Miles (Benjamin Evan Ainsworth) en el internado previa a su regreso a la casa familiar.

El alumno, versión James, cuenta la historia del joven Morgan Moreen y de sus intentos por escapar del influjo de su extravagante familia, para lo cual cuenta con la ayuda del profesor Pemberton. Historia con un final mucho más trágico que en Bly Manor, ya que Morgan acaba muriendo de un ataque al corazón mientras que en Bly Manor solo sufre una gran caída desde la copa de un árbol.

Owen Wingrave (1892)

Se trata de una de las obras más aplaudidas de James, habiendo motivado incluso una adaptación en forma de ópera a cargo de Benjamin Britten. A pesar de su prestigio, sin embargo, no tiene demasiada relación con la serie: Owen Wingrave cuenta la historia del personaje homónimo, un joven cuya familia está empeñada en que ingrese en el servicio militar, y cuya negativa acaba teniendo consecuencias traumáticas.

Aunque en la prosa de James también haya habitaciones embrujadas y fantasmas torturados, el vínculo con Bly Manor es meramente nominal: Wingrave, como ya se ha dicho, es el apellido de la familia protagonista, y Owen es el nombre del afable cocinero que interpreta Rahul Kohli.

El altar de los muertos (1895)

Tal es el título del capítulo 5 donde conocemos más de cerca a Hanna Grose (T’Nia Miller), pero el argumento del relato homónimo ya ha sido referenciado antes, concretamente en el primer episodio de la serie. En él, durante uno de los monólogos a toma fija que tanto gustan a Flanagan, Hanna habla con Dani sobre cómo habitúa a poner una vela en la capilla de Bly Manor, una por cada muerto.

Eso es justo lo que hace George Stransom en el relato El altar de los muertos. Este hombre acostumbra a encender velas en el altar de una iglesia católica, también en homenaje a sus muertos pero con la sonora excepción de Acton Hague, amigo que le hizo mucho daño en el pasado. El proceso por el que Stransom acepta lo ocurrido y se pone en paz con Hague puede remitirnos al doloroso proceso de entendimiento sobre su propia condición (difunta) que tiene Hanna durante la serie.

Los amigos de los amigos (1896)

El título The Way it Came ha sido traducido en España, al igual que ocurrió con el relato original de James, como Los amigos de los amigos. Nos volvemos a encontrar con historias que no tienen mucho que ver, en este caso con un hombre y una mujer que han tenido experiencias paranormales y que parecen condenados a no encontrarse jamás.

Sin embargo, el cuarto capítulo que tiene este título encuentra a la totalidad del servicio de Bly Manor compartiendo sus experiencias con la muerte frente a una hoguera tras el fallecimiento de la madre de Owen, de modo que el sentimiento de comunidad frente a lo desconocido que cultivó James encuentra cierta réplica.

Las dos caras (1900)

Hay dos episodios en La maldición de Bly Manor con este título, y que resultan complementarios a la hora de abordar el trágico romance entre Peter Quint (Oliver Jackson-Cohen) y Rebecca Jessel (Tahirah Sharif). Tal romance estaba presente en Otra vuelta de tuerca, incluso compartiendo los nombres de sus integrantes, pero con mucho menos detalle.

En el relato titulado originalmenteLas dos caras asistimos igualmente a un romance, en este caso el de la señora Grantham y Lord Gwyther, y el modo en que desafía las convenciones de la sociedad londinense puede remitirnos superficialmente a los avatares de Quint y Jessel, pero omitiendo cualquier elemento paranormal.

El mejor de los lugares (1900)

Tal es el título del capítulo 1, y su motivación no parece ser otra que enfatizar el lujo y belleza de Bly Manor, que Dani no deja de admirar a su llegada como niñera. Lo cierto es que el relato llamado igual no tiene mucho que ver, al centrarse en un escritor llamado George Dane cuya obsesión por el trabajo es interrumpida cuando es trasladado mágicamente a un lugar de ensueño, en el que puede relajarse.

Parece pues que nos encontramos ante una coincidencia, ahora sí, exclusivamente nominal, pero como este episodio es el único dirigido por Mike Flanagan (y se nota muchísimo), quizá no esté de más considerarlo en efecto como “el mejor de los lugares”.

La bestia en la jungla (1903)

Otra referencia literaria clarísima de Bly Manor. Tiene mucha gracia, eso sí, el modo en que su guion adapta fielmente el relato original al mismo tiempo que lo ajusta tanto a la narrativa de la serie (ya a punto de finalizar en este episodio 9 llamado propiamente La bestia en la jungla), como al optimista sentimentalismo de Flanagan, que sus seguidores hemos aprendido a adorar.

Y es que La bestia en la jungla, originalmente, cuenta cómo John Marcher rechaza al amor de su vida, May Bartram, por la arraigada creencia de que una enorme fatalidad le espera en algún momento de su vida. Según fallece descubre que dicha fatalidad era morir solo, y es sensiblemente distinto a lo que pasa en la serie: Dani y Jamie (Amelia Eve) saben que eventualmente el fantasma de Viola tomará posesión de la primera, pero aún así deciden vivir el presente y disfrutar de su amor. Sin que eso evite, claro, que al final aparezca la “bestia”.

El rincón feliz (1908)

El título del capítulo 6 designaba inicialmente a un relato de gran introspección en el que Spencer Brydon se preguntaba por los varios caminos posibles que habría tomado su vida si hubiera tomado las decisiones necesarias. En Bly Manor sirve para que entendamos de cerca el sufrimiento de Henry Wingrave (Henry Thomas) por sentirse responsable de lo ocurrido con los padres de Miles y Flora (Amelia Bea Smith), y cómo le atormenta que esta última sea su hija biológica.

Aunque los planteamientos difieran, El rincón feliz versión James también cuenta las tribulaciones de su protagonista a través de un doble imaginado por él, que es justo lo que hace Henry en la serie. Con la diferencia de que en el relato este doble tiene acento americano por suponer una versión de lo que habría pasado si Spencer se hubiera mudado a EE.UU. Una lástima que Bly Manor no tome esta senda; de este modo podríamos habernos librado ligeramente del terrible acento inglés de Thomas.

Sir Edmund Orme (1909)

Finalmente, el novio que Dani rechaza poco antes de la celebración de su boda, y que responde al nombre de Edmund (Roby Attal), es un guiño al relato Sir Edmund OrmeEn este vemos igualmente cómo un fantasma acosa a una pareja, pero no tiene mucho que ver con el modo en que la culpabilidad de Dani ha engendrado a este siniestro espectro de gafas eternamente iluminadas.

‘Revival’: La nueva adaptación de Stephen King a cargo de Mike Flanagan será “cruel y desoladora”

El director ya ha adaptado a Su Majestad de Maine en dos películas tan notables como 'El juego de Gerald' y la más reciente 'Doctor Sueño'.

Adaptación de ‘Revival’ en marcha: El idilio Mike Flanagan/Stephen King continúa

El responsable de 'La maldición de Hill House' ya ha adaptado a Su Majestad de Maine en 'El juego de Gerald' y 'Doctor Sueño'.

‘Doctor Sueño’: Ewan McGregor pasó años sin ver ‘El resplandor’ porque le daba demasiado miedo

En la nueva película de Mike Flanagan se pone en la piel de Danny Torrance, un personaje que también tiene un par de traumas relacionados con el Overlook.

Poniendo paz entre Stephen King y Stanley Kubrick: ‘Doctor Sueño’ y la adaptación imposible

Mike Flanagan se propuso fundir los legados de 'El resplandor' fílmico y literario haciendo justicia a ambas obras, y eso es justo lo que ha logrado.