Series

Todo lo que necesitas saber de ‘Maldita’, con Katherine Langford como la heroína artúrica de Frank Miller

La actriz de 'Por trece razones' es la futura Dama del Lago en esta revisión en clave femenina de la leyenda artúrica, firmada por Tom Wheeler y Frank Miller.

Por
16 de julio de 2020

Langley, Inglaterra, 16 de julio de 2019. El set de rodaje de Maldita es un desfile de extras disfrazados de criaturas inclasificables que van y vienen entre bosques frondosos recreados para la ocasión, bocetos de indumentaria medieval y réplicas de la espada Excalibur. El elenco principal, la mayoría sin su ropaje de época, elogia el trabajo de los diferentes departamentos que han concebido este mundo mágico a las afueras de Londres.

Hay otros tres aspectos que todos destacan de esta experiencia en las entrevistas: el primero, que esta es una versión del universo artúrico que nunca hemos visto; el segundo, que nadie se ha quedado sin montar a caballo; y el tercero, que admiran profundamente a Frank Miller, productor ejecutivo junto a Tom Wheeler de la gran apuesta épica de Netflix para 2020. “Vi 300 una y otra vez para una obra de la escuela”, se ríe al recordar Katherine Langford. “Dos palabras: Sin City”, sintetiza Gustaf Skarsgård. “Mi personaje es muy Frank Miller, muy de cómic”, promete Daniel Sharman del Monje Llorón.

Sin embargo, si alguien en el equipo ostenta el título de fan número uno de Miller, ese es Wheeler, autor del libro y showrunner de la serie. “Crecí bajo la influencia del trabajo de Frank y lo conocí hace dos años. A ambos nos encanta el reino de fantasía del rey Arturo, pero es una mitología que se ha trabajado mucho y al principio no tuvimos claro cómo darle un toque original”. El escritor también estaba buscando la manera de acercar este mito a su hija de 12 años y fue así como advirtió una evidente ausencia de heroínas en estas historias. Eso lo condujo a Nimue, futura Dama del Lago, “una joven fugitiva con una misión, y no me refiero a su cometido en la trama, sino a atraer a una nueva generación”.

La idea inicial era escribir una novela, con Wheeler encargado de la narración y Miller como ilustrador. Pero, a mitad del proceso de escritura, Netflix insistió en que la adaptaran como serie. El libro (publicado en otoño) y la ficción se han desarrollado casi de forma simultánea, aunque el creador insiste en que “son amigos, no familia. Son dos experiencias diferentes, con material y personajes distintos”.

 

¿Y si la espada eligiera a una mujer?

Olvidaos de todo lo que creéis saber de la leyenda artúrica. Dejad de lado vuestro conocimiento sobre el rey Arturo, Merlín, Ginebra o los caballeros de la mesa redonda. Maldita ahonda en el origen del mito desde la mirada de Nimue (Langford). La vida de esta joven protagonista con poderes, considerada un demonio por su pueblo, cambia cuando los Paladines Rojos del padre Carden (Peter Mullan), que libran al mundo de los impuros, queman su aldea.

Su madre le encomienda entonces la tarea de entregar al mago Merlín (Skarsgård) cierta espada mística para así salvar a los suyos. “Este Merlín no tiene gorro puntiagudo ni barba. No es el Merlín-Gandalf”, bromea el intérprete sueco: “Lo conocemos como el consejero del rey Uther (Sebastian Armesto). Es alcohólico, cínico y ha perdido su magia. Desde un punto de vista arquetípico, es muchas cosas: el bufón, el héroe, el antihéroe, el viejo sabio, el amante. Va mostrando más y más capas a medida que la trama avanza”.

Para esta misión, Nimue contará con la ayuda de Arturo (Devon Terrell), la novicia Igraine (Shalom Brune-Franklin) y el pequeño Ardilla (Billy Jenkins). “Tom quería conocer mis experiencias personales para trasladárselas a Arturo y hacerlo más real”, recuerda Terrell, en la piel de “un mercenario mestizo que busca su identidad. El chico detrás del rey”. En cuanto a su relación con la protagonista, el australiano adelanta que “habrá una atracción instantánea”.

Igraine, uno de los secretos mejor guardados de Maldita, es “la mano derecha de Nimue”, según Brune-Franklin: “Es emocionante, siempre me ha gustado la ciencia-ficción, pero siendo negra no pensaba que estaría en algo así, de época, medieval”. En cuanto a Jenkins, quien debutara hace cuatro años como el príncipe Carlos en The Crown da vida a Ardilla, que no a una ardilla, como se pensaban sus amigos de la escuela. “Usa el arco, trepa árboles… Es un aventurero que admira a Nimue, la ve como una hermana mayor”.

Dándoles caza, tenemos al misterioso Monje Llorón, asesino despiadado y paladín de la orden religiosa del padre Carden. Para el actor Daniel Sharman, “es casi como la Parca, tiene un trasfondo muy interesante. Es un arma de matar que libra su propia batalla interior”. En palabras del británico, su apariencia, esa tan milleriana, con lágrimas en el rostro, una túnica y una capucha que le cubre la cara, dicen más del personaje que cualquier diálogo: “Es como si no pudiera contener su humanidad y cayera por sus mejillas en forma de lágrimas. Es la representación visual de un hombre que está luchando constantemente contra sí mismo”.

 

Sangre, sudor y actualidad

Maldita no es Juego de tronos ni The Witcher, se apresura en apuntar Tom Wheeler. Pese a que promete ofrecer un acabado a la altura de estas producciones y una fotografía comparable a lo mejor del género fantástico (“es la combinación perfecta de CGI, sets y localizaciones reales en Inglaterra y Gales”, afirma Skarsgård, que algo sabe de proyectos ambiciosos tras haber pasado por Vikingos), este universo mitológico posee algo que lo hace único: el brutalismo de Frank Miller.

Al fin y al cabo, las ilustraciones del creador sirvieron de base visual en la adaptación y él visitó el plató para colaborar con el equipo creativo. “Frank ocupa su propio espacio narrativa y visualmente, y su pincelada artística se nota en cada episodio”, promete Wheeler. ¿Eso significa que Netflix no ha puesto freno a su predilección por la sangre a borbotones? “La serie no huye de la violencia, pero no creo que sea excesiva tampoco”, explica Sharman.

En lo que Maldita sí que coincidirá con otras ficciones como las mencionadas es en su apuesta por la acción en los 10 episodios que conforman la primera temporada. Llegamos el tercer aspecto al que los actores hacen referencia al hablar con nosotros en un parón del rodaje: las clases de equitación. Todos tuvieron que someterse a ellas (algunos, como Brune-Franklin, con más miedo que otros) mientras perfeccionaban el manejo de espadas, la arquería o las peleas coreografiadas.

Sharman, cuyo Monje Llorón es uno de los papeles más físicos de la ficción, recuerda cómo los llevaron a “una granja perdida en Inglaterra” para hacer “rutinas locas, artes marciales, bailes de confrontación… Fue muy divertido”. Terrell asegura que se terminó volviendo adicto a esos entrenamientos diarios: “Intentamos no abusar de dobles para que quede más natural, así que pasé muchas horas en el gimnasio. Aunque tampoco podía ponerme como Thor al ser de época”.

Wheeler reconoce estar impresionado con la entrega del elenco en las escenas de acción, secuencias que refuerzan el mensaje empoderador y emancipador de Maldita: la cruzada de una joven guerrera que trata de encontrar su lugar en el mundo mientras defiende a los suyos de injusticias, fanatismo, opresión, xenofobia… Todos temas de plena actualidad.

El showrunner explica que al principio no hubo intención de incluir cuestiones que afectan a la sociedad moderna, pero “mientras se colocaban los cimientos, me di cuenta de que estábamos contando una historia que encaja con las cosas que suceden hoy. Lo genial de la flexibilidad de esta mitología es que hay mucho en ella que la hace relevante ahora. Frank siempre dice que el rey Arturo es un personaje que creó la civilización a partir de la barbarie”. En esa misma línea, apunta que “nuestro relato habla de gente desplazada y de cómo eso da pie a la intolerancia, la culpa, algo que por desgracia sigue ocurriendo. Ojalá la gente reflexione”.

A la espera de la respuesta del público y al debate que la ficción pueda generar entre los seréfilos cuando llegue a Netflix, Maldita ya tiene el aval de los millones de lectores que ha sumado la novela, así como el aprobado de la hija de Wheeler: “Ha conocido a Katherine, ha estado en el plató y ahora piensa que soy un padre guay. Pero lo importante es que asocia Excalibur a Nimue, es un buen cambio”.

Maldita se estrena en Netflix el 17 de julio.

Frank Miller dedica un dibujo de Carrie Kelley a una enfermera de Madrid

El creador ha querido agradecer su labor en la lucha contra el coronavirus a la sobrina de un amigo, que trabaja como enfermera en el Hospital de Getafe.

Frank Miller recupera los derechos de adaptación de ‘Sin City’

La compra del catálogo de The Weinstein Company propicia que Frank Miller vuelva a tener los derechos de adaptación de 'Sin City', una de sus cabeceras más conocidas

‘Hard Boiled’: Tom Hiddleston, de Marvel al cómic ultraviolento

Tras la masacre vecinal de 'High-Rise', el intérprete de Loki y el director más tronado de Gran Bretaña podrían adaptar el cómic de Frank Miller

Frank Miller daría más protagonismo a Gotham en las nuevas películas de Batman

En una entrevista, el dibujante y guionista explica cómo le gustaría que fueran las próximas entregas cinematográficas del personaje