Series

‘Los últimos zares’, claves por las que engancharte a este estreno de Netflix

Netflix intenta hacer un jaque al Chernobyl de HBO. ¿Su apuesta? El ascenso y caída de los Romanov: los últimos monarcas rusos.

Por
04 de julio de 2019

Tras el éxito cosechado con Así nos ven, la miniserie basada en el caso real de ‘los cinco de Central Park’, Netflix ha descubierto un filón en las miniseries. De hecho, hace menos de un mes se arriesgó con el minidocumental El caso Alcàsser y acertó. Ha conseguido que todo el mundo hable de los entresijos de este terrible suceso, de sus asesinos y del papel amarillista de la prensa. Así, entre las novedades de julio, ha decidido volver a levantar ampollas históricas en formato ‘mini’… Ya está disponible en su catálogo el docuficción sobre la última familia real rusa, los Romanov. Se llama Los últimos zares y estos son los motivos por los que deberías dale una oportunidad.

Tres claves para engancharte a Los últimos zares

  • La trama. La historia de los zares no necesita efectos dramáticos, porque le sobran. En el periodo de entreguerras, los monarcas rusos vivían a todo trapo, mientras la economía rusa se hundía sin salvación. La hambruna, las conversiones religiosas, la guerra con Japón, la enfermedad del heredero al trono, una revolución efervescente, la barbarie esclava de los transiberianos, un monje con supuestos poderes curativos y el fusilamiento que puso fin a todo lo anterior aparecen en los seis capítulos que dan forma a esta ficción.
  • Muchos matices. En la visión de Netflix se han esforzado por captar los muchos matices que desencadenaron la revolución rusa. Para ello han contado con el asesoramiento de numerosos historiadores que les ayudasen a acotar la realidad sin pasar por alto aquellos detalles que facilitan la comprensión de este conflicto. De hecho, han clavado su objetivo: moverse entre el documental y la reconstrucción, y para ello han contado con un reparto de altura y con escenarios y vestuario muy realistas.
  • Aparece Rasputín. Más allá de los zares, o de la Gran Duquesa Anastasia –de la que se han hecho numerosas películas y musicales, debido a la leyenda de que sobrevivió al fusilamiento–, existe otro personaje que se ha ganado la atención de los conocedores de esta historia: Rasputín. Este monje consiguió hacerse imprescindible para la familia real rusa, al principio por ser quien curaría la hemofilia del heredero y, después, por convertirse en el consejero de la zarina Alexandra. Además de todo el tejemaneje real, su constante embriaguez, su promiscuidad, su obsesión por el sexo, su disposición a ser sobornado y su capacidad de manipulación son otros de los motivos que lo hacen una figura mu. ¿Interesante o no?

El rastro de Franco en el cine en ‘La vida del dictador en color’

El documental se estrena el 18 de noviembre a las 22:30 horas en DMAX.

Carole Roussopoulos, la documentalista que filmó por primera vez (¿y última?) un aborto

La 16 edición del Festival Curtocircuíto recupera los cortometrajes de esta pionera del vídeo y del Movimiento de liberación de la mujer

Muere D. A. Pennebaker, maestro del documental, a los 94 años

El cineasta norteamericano, impulsor del cinema verité, retrató la gira de Bob Dylan por Gran Bretaña en 1965 y la campaña electoral de Bill Clinton.

‘Growing Up Female’, el primer documental feminista

Moma dedica una retrospectiva a Julia Reichert, autora junto a James Klein de la que ha sido considerada como primera película del movimiento de liberación de la mujer