Series

‘La amiga estupenda’: Así es la adaptación de las novelas de Elena Ferrante

La saga de Elena Ferrante ha vendido 30 millones de ejemplares en todo el mundo. Paramount Network estrena la adaptación en abierto este lunes a las 20:00h.

Por
30 de marzo de 2020

Tan clarividente como sus historias, Elena Ferrante demostró al mundo editorial que una buena novela no ha de tener un nombre conocido detrás. En estos tiempos de perfiles de Twitter e Instagram donde los followers son los cimientos de una marca personal, tiempos en los que las grandes editoriales encargan premios y libros a celebrities o tertulianos, la autora de La amiga estupenda se escondió detrás de un pseudónimo –de paso, homenajeó a la grandísima escritora italiana Elsa Morante– y vendió 30 millones de ejemplares de su tetralogía por todo el mundo.

Durante cinco años la verdadera identidad de la autora fue el secreto mejor guardado de la industria editorial, hasta que el 2 de octubre de 2016, Claudio Gatti publicó en el diario Il Sole un artículo en el que afirmaba conocer su nombre: Anita Raja. Según el periodista, las cuentas bancarias de esta traductora que había trabajado sobre todo para Edizioni, la empresa responsable de todas las obras de Ferrante, habían crecido notablemente tras la publicación de las mismas. Aunque la traductora jamás se ha manifestado públicamente, los titulares de los periódicos –“Anita Raja es Elena Ferrante”, etc– no tardaron en adjudicarle la autoría.

En marzo de 2017, HBO y Rai anunciaron que adaptarían la saga italiana –primer contenido en un idioma que no fuese el inglés– y las especulaciones sobre el resultado estuvieron a punto de superar a las que siempre han rodeado a la autora. ¿Cómo de fiel sería la adaptación dirigida por el director de La soledad de los números primos, Saverio Constanzo? ¿Captaría el sutil monólogo interior de su protagonista, Lenú, el recuento de una vida imposible de entender sin Lila, la amiga estupenda del título? ¿Demostraría que, tal y como sospechábamos, las series son las nuevas novelas por entregas, enganchando a un público igual de leal que el literario?

El primer episodio, Las muñecas, estrenado en el Festival de Venecia, dejaba clara la fidelidad al texto de Ferrante, coguionista del proyecto también en la sombra. “Veremos quién se sale con la suya, me dije. Fue entonces cuando encendí el ordenador y me puse a escribir hasta el último detalle de nuestra historia, todo lo que quedó grabado en la memoria”, decía la escritora en el prólogo de su primera novela, un libro artefacto, un libro vengativo como el de Animales nocturnos, de Tom Ford. En la versión para HBO, que también comienza en el presente tras la llamada del hijo de Lila, es la voz en off de Alba Rohrwacher quien recita las memorias de Elena Greco tecleadas sobre el ordenador.

Enseguida La amiga estupenda nos traslada a la Nápoles de los años 50 donde Lila (Ludovica Nasti) y Lenú (Elisa Del Genio) se hacen amigas gracias a su disciplina conjugando los tiempos verbales. Constanzo consigue trasladarnos a la pobreza de la posguerra italiana, a ese rione en el que las niñas crecen rodeadas de mugre y mafiosos, criadas en casas miserables y por padres tan bestiales como analfabetos. Tampoco escatima el director en palizas de las famiglias enemigas del barrio, una violencia que, como el idioma napolitano, quizás resultaría más impactante sin la insistente música que sobrevuela la serie y que le resta contundencia a la voz de Ferrante.

El casting no desmerece a la fisionomía de los personajes descritos por la escritora: los Cerullo, el gran ogro don Achille, Pinuccia, los Peluso, la loca Melina, el magnético Nino Serratore, Enzo, los Solara o los Spagnuolo, la maestra Oliviero. Gran parte de la ficción sucede entre las paredes de la escuela, donde las niñas inician una competición –quién estudiará latín primero, quién escribirá un libro tan bueno como Mujercitas, quién se ganará el amor de Nino…– que definirá la vida de ambas.

Es difícil emitir un juicio sobre la serie completa con solo tres capítulos vistos, sobre todo atendiendo a las declaraciones del director, que ha asegurado que cada uno de los episodios de la primera temporada cambiarán de forma y estructura narrativa, de puesta en escena, de colores, como las protagonistas evolucionan a lo largo de la tetralogía. De momento, y a excepción de esa música lastimera que no da descanso, estamos ante una adaptación fiel que consigue, suponemos, el efecto perseguido: que devores los capítulos con la misma voracidad que en las novelas. Otra cosa más difícil es si el visionado es tan delicioso como lo fue la lectura.

‘La hija oscura’: Maggie Gyllenhaal adapta a Elena Ferrante en su debut en la dirección

Olivia Colman, Jessie Buckley, Dakota Johnson y Peter Sarsgaard encabezan el estupendo reparto del debut en la dirección de la actriz.