Series

‘Justo antes de Cristo’: humor delirante en la época de los romanos

Julián López protagoniza esta serie de Movistar+, en la que da vida a un neurótico del siglo XXI, pero que vivió hace 2.000 años.

Por
16 de abril de 2019

Si pensamos en títulos de romanos, pronto vienen a la cabeza grandes producciones como Gladiator o Julio César. Aquellos que las prefieran menos densas y más cómicas, elegirán, sin duda, al dúo Asterix y Obelix. La última producción de Movistar+, Justo antes de Cristo, se acerca más a esta última línea, irónica y divertida, que a la precisión de los dos primeros títulos (pese a que en Gladiator hay errores históricos). Así, esta apuesta de la plataforma VOD para abril promete, sobre todo, carcajadas, aunque bien documentadas puesto que contiene lecciones de la historia de esta cultura. El elenco del proyecto ya es toda una declaración de intenciones: Julián López es el gran protagonista. Le acompañan Cecilia Freire, Xose Touriñán, Priscilla Delgada y Eduardo Antuña, entre otros.

Los encargados de esta inmersión en la antigüedad son Juan Maidagán y Pepón Montero, que trabajaron como guionistas para Cámera Café y Los del túnel. ¿Acaso hay más pruebas de lo que se va a encontrar en Justo antes de Cristo? Humor desternillante y sobre el absurdo, pero bien utilizado. Y por si alguien se lo preguntaba, sí. Sí es posible hacer reír con momentos clave de la historia de la humanidad. Maigadán y Montero exploran los misterios de la risa y el humor de la antigua Roma para intentar averiguar cómo vivían entonces y qué preocupaciones tenían. Al menos, así la definen en su sinopsis, como una comedia de romanos sin referentes sobre los clásicos estreses de la vida moderna desde justo antes de Cristo.

Solo duran 25 minutos…

La primera temporada de la serie consta de seis capítulos de 25 minutos cada uno, que resolverá su ficción otra tanda de seis. En ellos, se cuenta la historia de Manio Sempronio Galba, un neurótico del siglo XXI que vivió hace más de 2.000 años, que debe recuperar el honor perdido de su familia, tras matar, sin querer a un senador. Por ello, es enviado como legionario a Tracia, donde reina la calma desde hace décadas. Esto cambiará con la llegada de Manio que, desesperado por ser un héroe, hará peligrar la estabilidad militar del campamento y la vida de los que allí habitan.

Así, la serie es un acierto seguro con aquellos que ríen con el humor que trata temas ya visto, que recurre a los tópicos y a las bromas y que, pese a lo que podría parecer, funciona.

Recomendaciones de lunes para la cuarentena por coronavirus: Netflix, HBO, Amazon Prime, Movistar+, Filmin

Quédate en casa y aprovecha para quemar el catálogo de las plataformas.

‘Fe de etarras’: La película detrás del cartel de Netflix

Así es la comedia de Borja Cobeaga ('Pagafantas', 'Negociador') sobre un comando de ETA en absoluta decadencia

[San Sebastián 2015]: ¿Quién demonios es Truman?

La última película de Cesc Gay ('En la ciudad') emociona en l segunda jornada del festival

La televisión es nutritiva

Los 'protas' de 'La venganza de Ira Vamp' y 'Campamento Flipy' no son las primeras estrellas de la TV ibérica en asomarse a la gran pantalla. Ni tampoco las últimas... TEXTOS: Rubén Lardín