Series

‘Grace y Frankie’ o cómo la sororidad (con humor) llegó a la pequeña pantalla

Porque a partir de los sesenta no se acaban ni las buenas amistades, ni las relaciones sexuales ni la diversión sin medida.

Por
07 de mayo de 2019

A pesar de que este año Netflix confirmó que habría sexta temporada, Grace y Frankie es una completa desconocida para muchos usuarios. Y eso que es una de las ficciones más veteranas de la plataforma de VOD y, también, una de estas sitcoms que deben formar parte del catálogo de los seguidores de Friends, Will y Grace o Cómo conocí a vuestra madre, entre otras tantas referencias. Así, la serie creada por Marta Kauffman y Howard J. Morris, y protagonizada por las mismísimas Jane Fonda y Lily Tomlin, es uno de esos tesoros ocultos de Netflix que conviene no perder de vista si queremos pasar un rato inolvidable y aprender más de una lección. Pero, ¿por qué?

Cinco motivos para enamorarse de ‘Grace y Frankie’

  • Sororidad ante todo. Grace y Frankie se centra en la vida de dos jubiladas después de enterarse de que sus maridos las han abandonado para casarse entre ellos. Un argumento excéntrico que sirve para demostrar que dos mujeres completamente diferentes pueden (y deben) apoyarse entre ellas y aceptarse tal y como son para superar cualquier escollo (aunque siempre ocurra al final de cada capítulo, claro)
  • Sobresaliente en el test de Bechdel. Las protagonistas son mujeres, hablan entre ellas en todo momento y, en mil y una ocasiones, la conversación no tiene nada que ver con un hombre. Además, rompen con los estereotipos seriéfilos, pues superan con creces la sesentena, sus exmaridos ahora son gays y no por ello su vida sentimental y sexual se ha acabado. Aquí no existen tabús de género, condición sexual, ideología, etnia ni mucho menos de edad. Por todo esto también cumple la cláusula Inclusion Rider, que exige una representación real de la sociedad (al menos un 50% de mujeres, un 40% de diversidad étnica, un 20% de personas con discapacidad y un 5% de miembros LGTB, tanto en el casting como en el equipo de rodaje).
  • Representación de relaciones saludables. Si bien es cierto que el fin de un matrimonio longevo puede parecer un drama, esta serie te dice que no lo es y que todo se supera si uno se rodea de la gente adecuada. El noviazgo de los exmaridos, por ejemplo, es fruto de una larguísima amistad; a ellas les une la decepción marital, pero también las ganas de descubrir la vejez; y, por supuesto, no faltan las relaciones sexuales entre personas con una gran diferencia de años que ayudan a visibilizar el amor libre y a derribar muchos prejuicios que, a medida que pase el tiempo, a ninguno nos gustará tener.

Netflix quiere la película de Amy Adams que es demasiado fuerte para Disney

El desinterés de Disney por un thriller adulto de misterio como 'La mujer de la ventana' podría suponer la incorporación de Amy Adams al catálogo de Disney.

Netflix busca su propia ‘Star Wars’ o ‘Harry Potter’

Tras conquistar la industria del streaming y alzarse con varios Oscar, Netflix ahora quiere una franquicia de fantasía para todos los públicos.

Jacob Elordi defiende su ascendencia vasca (que no española)

'Mi abuelo me estrangularía si supiera que en Wikipedia pone 'ascendencia española'. El actor de 'Mi primer beso' y 'Euphoria' aclara que es vasco, no español.

Jason Bateman podría dirigir la nueva película de atracos de Netflix

Actualmente protagoniza para la plataforma 'Ozark', pero ya tiene un currículum a sus espaldas haciéndose cargo de la puesta en escena de films y episodios.