Series

Así es ‘Good Omens’, el Apocalipsis cachondo de Amazon

Casi 30 años después de su publicación, Neil Gaiman adapta una de sus novelas de culto, ‘Good Omens’, con David Tennant, Michael Sheen y Jon Hamm.

Por
31 de mayo de 2019

El principio de Good Omens (Buenos presagios en la publicación en español) fue de lo primero que Neil Gaiman escribió, allá por finales de los años 80. Tenía un Antricristo llamado William que resultaba ser majo y un demonio llamado Crowley que conducía un Bentley. Gaiman le mandó ese relato a algunos conocidos y un año después, uno de esos amigos, Terry Pratchett, le llamó y le dijo que sabía cómo continuaba la historia, que si la escribían juntos. Así lo hicieron. “Para mí era como pintar con Miguel Ángel”, ha dicho siempre el autor de Coraline. En solo nueve semanas ya tenían el primer borrador, en cuatro meses estaba acabado y en 1990 lo publicaron, sin revelar jamás quién escribió qué.

“Good Omens es la historia de cómo el mundo se acaba el próximo sábado. Justo después de la hora del té. Y cómo lo único que se interpone entre nosotros y el inevitable armagedón son un demonio, Crowley, y un ángel (y extraño librero), Azirafel, que trabajan, de mala gana, juntos; sin olvidar a una bruja, una armada de cazabrujas y el Anticristo (que tiene 11 años y es muy majo) y su perro”. Así define Gaiman la historia, uno de sus libros más venerados que, en los últimos 30 años, han intentado llevar a la pantalla muchas veces. “Terry Gilliam estuvo muy cerca y Johnny Depp habría sido un gran Crowley”, recuerda y lamenta el escritor.

Pero siempre le pedían a él que lo adaptara, algo a lo que se negaba. “Hasta que Terry [Pratchett] me lo pidió, y entonces tuve que hacerlo”, reconoce hoy como showrunner de la esperada adaptación en una serie de seis episodios. “Sentí que era una colaboración entre él y el Neil Gaiman de 27 años. Me encantó hacerlo, pero también me sentí frustrado porque cuando me atascaba no podía ir a pedirle ayuda a Terry, cuando hacía algo bien no podía ir a contárselo. Fue triste y frustrante”.

Terry Pratchett murió una semana antes de que Gaiman se sentara a escribir el guion. El autor se tomó esta labor como una forma de cumplir el último deseo de su amigo pero, al principio, “nada de lo que escribía era divertido”. El duelo le duró un tiempo hasta que empezó a encontrar de nuevo ese humor en el terror que le caracteriza. “Tardé 18 meses en escribir seis guiones”, cuenta impresionado.

 

De los libros a la pequeña pantalla

Good Omens, la serie (que se estrena hoy en Amazon Prime), mantiene la misma premisa que el libro: un ángel y un demonio, enemigos en la eternidad, se ven obligados a trabajar juntos para frenar el Apocalipsis de la Tierra. “Les gusta demasiado este planeta, comer, el vino”, suelta David Tennant (Doctor Who), que interpreta a Crowley, formando una perfecta extraña pareja junto a Michael Sheen (Masters of Sex) como el ángel Azirafel. Junto a ellos, Benedict Cumberbatch es la voz de Satán; Frances McDormand la de Dios, y Nick Offerman es el padre adoptivo del Anticristo.

Una de las partes más delicadas para Neil Gaiman fue encontrar el equilibrio entre crear algo nuevo sin que fuera completamente nuevo. “Quería reinventar la historia para televisión, pero intentando ser fiel, porque quiero que le guste a los fans del libro y también quiero sorprenderlos”, razona. Para lograrlo, ha añadido diálogos y ha respetado los que mejor funcionaban.

Y, sobre todo, hay una gran novedad: el personaje del arcángel Gabriel. “Decidí robar el material que Terry y yo nunca usamos, y entre ese material estaba añadir más ángeles”, relata Gaiman, que no lo escribió pensando en nadie, pero cuando llegó el momento de elegir al actor para interpretar al ángel “más guapo, más cool y más irritante”, bromea, solo había una opción: Jon Hamm (Mad Men).

“Mi personaje es el segundo de Dios, y está muy seguro de que está haciendo lo correcto: ayudar a que este juicio final ocurra, porque está convencido de que su equipo va a ganar”, cuenta Hamm. “Pero está equivocado, y estos otros dos tipos –dice y señala a Tennant y Sheen– están en lo cierto, llevan el suficiente tiempo en este mundo como para saber que hay mucho más. Es una de las cosas más bonitas del libro: la humanidad, celebrar lo que nos une”. Gaiman asiente. Más allá del humor negro e irónico de estos personajes y la sátira apocalíptica, el éxito del libro, en realidad, siempre fue “la humanidad” de la que hablaba. “Es un libro sobre la amistad, entre un ángel y un demonio que se odian, pero están decididos a evitar el fin. Es una historia que dice que evitar la guerra es mejor que la guerra en sí”.

Good Omens se estrena hoy, 31 de mayo, en Amazon Prime.

¿Le han colado a Amazon una versión pirata y racista de una de las películas del año?

La plataforma de vídeo de Amazon en Reino Unido y EE. UU. termina envuelta en la polémica tras emitir una versión pirata y con subtítulos amateur de 'One cut of the dead'

Harry Potter: 25 personajes inolvidables del mundo mágico

Más allá de Harry, Ron, Hermione: aprovechamos el estreno de 'Animales fantásticos...' para rescatar a secundarios con mucha magia

David Tennant: El hombre que susurraba a las mascotas

El actor de 'Doctor Who' y 'Jessica Jones' presta su voz a 'Peer Window' y 'Woofering Heights', dos filmes sólo aptos para gatos y perros estresados.