Series

‘Buffy, cazavampiros’, arruinada: por qué el remaster HD es una desgracia

Amazon Prime Video ofrece todas las temporadas de la legendaria serie de Joss Whedon, pero en unas condiciones que sabotean la experiencia notoriamente.

Por
01 de septiembre de 2020

Dejemos claro desde el principio que Buffy, cazavampiros es una de las mejores series de televisión de todos los tiempos. Punto.

Partimos de esa base innegable, motivo por el que la actual recuperación de todas las temporadas en Amazon Prime Video es indudable fuente de gozo y alegría. En concreto, hasta que das al PLAY y te encuentras con la desgracia que lleva años afligiendo a los fans de Buffy: el terrible remaster HD de la serie.

Habrá espectadores para los que esta circunstancia sea habitual, ya que también la han sufrido otras series como Friends o incluso Los vigilantes de la playa. Se trata de las consecuencias de una remasterización ejecutada no sin cariño ni cuidado, sino sin un mínimo control de calidad. 

El caso del remaster HD de Buffy, cazavampiros viene siendo objeto de crítica y alarma desde el mismo momento en que empezó a ver la luz en 2014. Esto se debe a que la remasterización ejecutada por Fox Studios presenta importantes carencias que arruinan por completo la experiencia de ver los episodios.

Hasta el punto de que el ejemplo de Buffy se ha convertido en un catálogo de todo lo que no hay que hacer al ejecutar un remaster en alta definición de una serie antigua: modificación de la relación de aspecto, reescalado automático, corrección de color alterada, manipulación injustificada de la imagen, etc.

El grupo Buffy HD ha batallado para sacar a la luz todo este asunto, reclamando a Fox una revisión integral de la remasterización, que consideran prácticamente insalvable. Lo que haría necesaria la inversión en otra desde cero, algo poco probable si Disney, actual propietaria de la serie, no lo valora necesario.

Además de las comparaciones extraídas del admirable trabajo de los responsables de Buffy HD, este resumen también bebe del vídeo de Passion of the Nerd donde se abordan con detalle y muchísimos ejemplos todos los defectos del atentado contra una serie que, como todas, merecía mayor respeto hacia su integridad y la voluntad de sus artífices.

 

Panorámico del demonio

Una tropelía tristemente habitual al adaptar obras audiovisuales de determinada época a los formatos de pantalla actuales consiste en cargarse la relación de aspecto cuadrada en pos de una imagen panorámica que suele aniquilar los encuadres y composiciones originales.

Algo que no solo atenta contra la integridad de la obra, sino que tiene consecuencias tan humillantes como ver materiales y miembros del equipo técnico, actores o incluso dobles de cuerpo que no deberían salir en la imagen (como pasa en Friends).

En el caso de las temporadas clásicas de Los Simpson, decenas de chistes se estropeaban al no respetarse el formato 4:3 en el que fueron creadas (429 episodios de nada) y pasar a emitirse en 16:9, recortando artificialmente imagen por arriba y por abajo.

El escándalo fue tal cuando Disney+ subió los episodios, que los creadores de la serie se quejaron y consiguieron que Disney diera marcha atrás, restituyendo Los Simpson en formato original en su plataforma de inmediato; al menos en EE UU, pues en Disney+ España se continuó ofreciéndolos mutilados.

Algo similar ocurre con Buffy, cazavampiros, que también es una serie que nació en los años 90, cuando el formato estándar de las producciones televisivas era cuadrado. En el remaster se optó por cambiar radicalmente su relación de aspecto para darle formato panorámico, algo que contraviene directamente la visión de Joss Whedon, creador de la serie.

Whedon ha declarado en varias ocasiones que Buffy se planificó y filmó para verse en formato cuadrado, con la única excepción del episodio musical Once More, with Feeling, en la sexta temporada. El resto de la serie debería verse en 4:3, incluso aunque a partir de la cuarta temporada las ediciones en dvd la ofrecieran en 16:9 fuera de EE UU (cuando se editaron en su país, Whedon forzó que también fueran cuadradas).

Esto fue posible porque se mostraba la imagen en open matte; es decir, todo lo que captaron en su momento las cámaras. Aunque los episodios se grababan en panorámico, la puesta en escena y la planificación siempre se pensó para el formato cuadrado. Por lo tanto, en ocasiones esta decisión hacía visibles focos, cables y partes del equipo técnico que deberían haber quedado fuera de cuadro.

Fallos que, si la idea detrás de la remasterización HD era pasar Buffy a 16:9 (insisto, a pesar de que Whedon está en contra), se podrían haber subsanado con cuidado y esmero. Hay ejemplos de trabajos de remasterización y transformación panorámica que han tratado con delicadeza esas cuestiones, como es el caso de The Wire (con la implicación del propio David Chase), Expediente X o Embrujadas.

Puede que ver las dos primeras temporadas de Expediente X en panorámico no sea lo ideal, pero al menos no es un desastre como lo perpetrado en Buffy, cazavampiros, donde la mayoría de los reencuadres producen planos con recortes aberrantes.

Compara esto:

Con esto:

Debido a que el paso de 4:3 a 16:9 parece hecho mediante un proceso automático que simplemente ha decidido qué partes del plano contienen la información más relevante en cada momento, el resultado son encuadres disparatados que quizás no desentonarían en Mr. Robot o en La pasión de Juana de Arco de Dreyer, pero ni por asomo es como deberían verse las escenas de Buffy.

No solo eso, sino que como las dos primeras temporadas de la serie se filmaron en 16mm (recordemos que Buffy era una serie para adolescentes, y por lo tanto barata), lo que podría bastar en términos de resolución para convertir la imagen en alta definición no da información suficiente para abrir los encuadres.

¿La solución? Zooms digitales exageradísimos que al reescalar la imagen se comen más puesta en escena todavía. En ocasiones, casi tres cuartas partes.

Por cerrar este apartado con una humillación más ni siquiera a partir de la cuarta temporada está a salvo la integridad de la serie. Aunque se podría haber empleado la imagen open matte en 16:9 que ya se editó en dvd, el remaster HD ha optado inexplicablemente por ampliar artificialmente planos que ya eran panorámicos (?). Aunque algunos de los reencuadres más flagrantes se han corregido en revisiones posteriores del remaster, la mayoría se mantienen en la versión actual.

 

Los crímenes del museo de cera

Quizás todo este asunto de los encuadres y la relación de aspecto te pareja demasiado exagerado, y tú con que tu pantalla panorámica aparezca llena de cosas ya tienes suficiente. Pero los defectos de este remaster HD no terminan ahí. Quizás lo más notorio sea el descabellado proceso de reducción digital de ruido al que se ha sometido a todas las imágenes de la serie.

Fox no solo ha dejado en manos de un software automatizado decidir qué parte de la imagen se ve y cuál no, sino que también ha lavado todos los colores, sombras y detalles de Buffy como si les hubiera aplicado un manto de lejía digital por encima.

La finalidad de este proceso de suavizado radica en eliminar ruidos e impurezas de las imágenes originales, tomadas en 16 y 35mm. Cuando se aplica bien, con el cuidado y detallismo de un equipo de restauración implicado en su tarea, da como resultado remasterizaciones impresionantes que permiten ver clásicos del cine con una nitidez solo al alcance de la experiencia de sus espectadores contemporáneos.

Cuando se aplica el software de manera automática, como aparenta ser el caso de Buffy, el resultado es que todos los actores y actrices de la serie parecen figuras de cera que han perdido todo rasgo de humanidad en sus rostros.

Solo les faltan las orejas y lengua de perrito de los filtros de Instagram.

Esta comparación entre los primeros planos de Shannen Doherty Sarah Michelle Gellar es de lo más elocuente. Recuerda que para la versión HD de Embrujadas Buffy, cazavampiros, dos series contemporáneas con condiciones de producción bastante similares, se han empleado los mismos procesos de remasterización.

La diferencia en el nivel de detalle es abismal.

 

Defectos a la luz

Otra consecuencia de este proceso afecta a la iluminación y corrección de color de las imágenes de Buffy. Una serie sobre una cazadora de vampiros, cuya acción suele tener lugar por la noche, al amanecer o en entornos oscuros, en la versión HD parece desarrollarse siempre a mediodía o en un hangar iluminado con tubos fluorescentes de garaje.

Por último, otra cuestión evidente que parece que a nadie en el equipo encargado de la remasterización se le ocurrió prestar atención son los efectos especiales.

En las primeras temporadas remasterizadas sí que se actuó sobre los efectos digitales dándoles un lavado de cara CGI que podrá gustar más o menos (puede argumentarse que se trastocó demasiado la esencia de algunos), pero al menos indicaba la realización de un trabajo: se volvió sobre los efectos creados en baja definición en su época, para rehacerlos en HD.

En cambio, una vez que la remasterización avanzó, bien el presupuesto escaseó o las prisas aumentaron, pero se abandonó esta vía de actuación.

Se quedaron con el reescalado y la ampliación de imagen que ya hemos comentado arriba. Causando que esos planos tratados para añadir efectos digitales, al ser ampliados a lo bruto, ahora se ven con bordes realzados y, en general, peor calidad que nunca.

 

Gracias por esta bajona, cenizo. ¿Ahora qué hago?

Es decisión tuya si ves Buffy, cazavampiros bajo estas condiciones en Amazon Prime Video. De momento, aquí tienes la petición en marcha para reclamar una nueva remasterización de la serie que esté a la altura de su legado.

Desde hace años, la gente de Buffy HD y varios artífices de la serie, de su creador Joss Whedon a guionistas como Steven S. DeKnight David Fury, que también dirigió episodios, o el director de fotografía Michael Gershman, han expresado su descontento en distintos foros. Todo ello, sin mucho éxito.

Mientras la versión pobremente remasterizada de Buffy, cazavampiros sigue reemplazando a la original en baja definición en cada plataforma de streaming por la que pasa, los dvds y las copias personales de cada espectador parecen la única manera de preservar la serie tal y como fue concebida.

Pero no pienses que toda esperanza está perdida. Desde el propio grupo Buffy HD han presentado alternativas de actuación sobre el metraje que podrían acercarnos más a una remasterización de Buffy en condiciones. No es en absoluto perfecta, porque el material de base es el desastre ya producido, pero al menos rectifica agresiones como la corrección del color.

Ahora solo es cuestión de que el clamor popular (¿quizás?) consiga que alguien haga caso y revierta esta catástrofe. Mientras tanto, queda hacer ruido. Buffy ya ha muerto y evitado el fin del mundo varias veces, con un poco de ayuda debemos confiar en que también podrá salir de esta.

Sarah Michelle Gellar pide disculpas tras revolucionar Instagram

'Siento muchísimo que la gente se ofendiera con mi intento de humor': la protagonista de 'Buffy, cazavampiros' responde a las críticas por 'fat shaming'.

Joss Whedon: ¿Vida después de Marvel?

¿Qué hará el director de 'Vengadores: La era de Ultrón tras romper con la Casa de las Ideas? Nosotros hemos recogido estas posiblidades.

Galería: Tú también quieres pelear como estas chicas

Retratando a heroínas del cine y las series, Carolina Porfirio demuestra que eso de "¡Peleas como una chica!" no es un insulto, sino un elogio.

David M. Buisán, el ilustrador de CINEMANÍA, expone en Barcelona

Tras tres años colaborando con nosotros, nuestro dibujante de cabecera inaugura una muestra llena de imágenes 'cinemaníacas'.