Series

Así es ‘You’, el thriller con el que Penn Badgley (‘Gossip Girl’) regresa a la TV y al ciberacoso

El actor que dio vida a Dan Humphrey (la Reina Cotilla de ‘Gossip Girl’) protagoniza el nuevo thriller de Netflix. Hablamos con él sobre la serie y la sociedad 2.0.

Por
26 de diciembre de 2018

Joe Goldberg sabe dónde vives. Se ha memorizado tu perfil en Instagram, conoce a tus mejores amigas y hasta el horario de tus clases en la universidad. Es el encargado de la tienda de libros al que conociste el otro día. A ti te pareció mono. Para él lo vuestro fue un flechazo. Tú pagaste con tarjeta porque no llevabas suelto. Él interpretó que querías que supiera tu apellido para así investigarte en internet y saber todo sobre tu vida.

Este es el punto de partida de You, el thriller basado en la novela de Caroline Kepnes, en el que Penn Badgley (el eterno Dan Humphrey de Gossip Girl) da vida a Joe (ya disponible en Netflix). Amante de los libros, culto y  amable, pero también meticuloso, obsesivo y un acosador que utiliza las nuevas tecnologías para acercarse a Beck (Elizabeth Lail), una aspirante a poeta a la que acaba de conocer.

No es de extrañar que Badgley tuviera sus reticencias cuando le propusieron interpretarlo: “Estaba intrigado por la trama, pero no me entusiasmaba la idea de interpretar a Joe, me ponía nervioso. En los primeros dos episodios puede parecer hasta divertido, pero después se vuelve cada vez más oscuro. No es una buena persona”. Gracias al poder de la red de redes, nuestro protagonista consigue acercarse a su presa hasta convertirse en su novio, mientras se deshace de cualquier obstáculo (exnovios, amigas entrometidas…) que se interponga en su camino.

Para Badgley, fue fundamental la confianza que le inspiró Sera Gamble [creadora de la serie junto a Greg Berlanti] a la hora de aceptar embarcarse en este proyecto. “Me pasaba el día preguntando a las mujeres con las que trabajaba, como Sera y Elizabeth [Lail] por qué estábamos haciendo esto”, nos cuenta al otro lado de la línea. Lo más difícil fue no juzgar a este ciberacosador: “Era casi imposible, pero comprendí por qué como actor es tan importante no hacerlo. Deshumanizarlo no era una manera efectiva de ayudarnos a entender su naturaleza”.

Cabe destacar algo sobre esa naturaleza de Joe: por un lado tenemos al joven obsesivo, sí, pero por otro también está el chico educado y tierno, el hombre que presta Frankenstein y Don Quijote a su vecino adolescente cuando la madre de este está en plena discusión con su nuevo novio. Como dice Badgley, “ahí está el quid de la cuestión”, en que la audiencia reflexione sobre el protagonista: “Lo más significativo que esta serie puede ofrecer es que la gente se cuestione la idea que tenemos del amor, el papel que los hombres jugamos en las relaciones y en la sociedad. Es fácil ‘perdonar’ a alguien amable, culto, con encanto, mucho más de lo que lo es empatizar con gente sin esos valores”.

A diferencia de Joe, Penn reconoce que no ha podido interactuar en redes “como la mayoría de las personas” debido a la fama. Por eso, poder meterse en la piel de este personaje le ha permitido observar su poder en la sociedad actual: “No creo que sea justo decir que las redes son malas, es la forma en las que las usas. Como sociedad, deberíamos analizar lo extremo que puede llegar a ser nuestro comportamiento en el mundo virtual. ¡Los trolls son unos sociópatas! Y tienden a ser hombres blancos los que se comportan de esta manera. ¿Por qué pasa eso? Esta es una pregunta que se plantea en la serie”. 

 

El Dan Humphrey del MeToo

Gossip Girl finalizaba en 2012 con la revelación de que Dan Humphrey, ese ‘chico solitario’ que trataba de hacerse un hueco entre lo más pijo del Upper East Side, resultaba ser el bloguero de lengua viperina conocido como la Reina Cotilla. La comparación entre Joe y Dan parece inevitable, también para Badgley: “Vi la conexión la primera vez que leí el guion y en algún momento temí que la gente solo pensara en Dan cuando viera You. Pero eso es algo que no puedo controlar”.

Han pasado seis años entre una serie y otra, seis años en los que el intérprete ha aprovechado para reencontrarse consigo mismo: “El éxito de Gossip Girl fue difícil de entender. Necesitaba volver a verme como una persona, no como una entidad. Me tomé mi tiempo para procesar y entender mejor las cosas”. Esos seis años también han supuesto un gran cambio social en lo referente a la mujer, propiciado por movimientos como el MeToo, lo que, en palabras del actor, ha permitido que “podamos plantear en You una conversación sobre el acoso, la misoginia y el poder de internet como nunca pudimos en Gossip Girl. En ese sentido, Joe es una metaprogresión de Dan”.

La serie comenzó a rodarse cuando el MeToo estaba apenas floreciendo. De ahí que el actor estuviera “nervioso” por si los espectadores se tomaban esta ficción como un mero entretenimiento pasajero: “Por eso confié tanto en mis compañeras. Necesitaba estar seguro de que mandábamos el mensaje adecuado sobre todo esto. Y, por el feedback que he recibido, parece que hemos conseguido que la gente reflexione. No habría habido mejor momento que este para su estreno”.

You se estrena en Netflix el 26 de diciembre.

¿Qué veo esta semana?: recomendaciones de series y películas de Netflix a Filmin

'Enola Holmes', 'Patria', 'You Don't Nomi'... las plataformas dan la bienvenida al otoño con una nueva temporada de estrenos para mantener ocupados a mayores y pequeños. 

Tráiler de ‘Cadáver’: el terrorífico filme noruego de Netflix para Halloween

Un desastre nuclear, el teatro de un hotel y unas extrañas desapariciones protagonizan una de las últimas apuestas de terror de la plataforma.

Tom Felton (‘Harry Potter’) irreconocible en su nuevo filme para Netflix

El actor que interpretaba a Draco Malfoy cumple hoy años en mitad de la promoción de 'Consejos de una canguro para cazar monstruos'.

‘El diablo a todas horas’: Así es el acento de Robert Pattinson que sorprendió al equipo

Antonio Campos acaba de estrenar una ambiciosa película que recorre la relación de los EE.UU. de mediados de siglo con la violencia y la religión.