Series

20 años de ‘7 vidas’, la irreverente serie que abrió el camino a la sitcom española

Hablamos con las actrices Eva Santolaria, María Pujalte y el guionista David Sánchez Olivas de la sitcom más legendaria de la televisión española.

Por
10 de mayo de 2019

7 vidas marcó un hito en la ficción televisiva española. No en vano, fue la primera serie patria en introducir el sistema americano, atreviéndose con capítulos cortos, grabados en directo y con público. Al más puro estilo Friends —de hecho, durante un tiempo las comparaciones entre ambas fueron inevitables—, cuyo éxito pudo abrirle las puertas al grupo de guionistas que creó la serie.
Durante 204 episodios, la ficción logró que sus espectadores se tronchasen de la risa con las aventuras de un grupo de colegas treintañeros —y la jubilada madre de uno de ellos, repartidora oficial de collejas— que se reúnen a menudo en el Casi Ke No.

David Sánchez Olivas, coordinador de guiones de la serie, cuenta a CINEMANÍA que 7 vidas —estrenada en enero de 1999— partió de una propuesta de la productora Globomedia a la cadena en la que se emitió: “Se propuso a Telecinco hacer la primera sitcom en España. El nombre tiene que ver con que, en principio, la serie contaría con siete personajes”.

La trama de 7 vidas arranca con la historia del treintañero David (interpretado por Toni Cantó), que ha pasado los dieciocho últimos años de su vida en coma —tras sufrir una caída en la ducha el mismo día del intento fallido de golpe de estado en el Congreso de los Diputados— y que, al despertar, se encuentra con un mundo muy distinto al que recordaba. Eso sí, cada episodio pasaría a narrar una trama independiente en el momento en que varios de los personajes originales abandonaron el proyecto.

7 vidas fue una factoría de estrellas. Por su plató desfilaron un buen número de actores y el producto sirvió de trampolín profesional para muchos de ellos, como Paz Vega, Javier Cámara, Blanca Portillo o Carmen Machi —que rentabilizaría bien su paso por la serie gracias al spin-off Aída—. Pero, además, los cameos de personalidades no tardaron en empezar a sucederse —hubo más de un centenar de personajes invitados en total—, sobre todo, a medida que la serie adquiría prestigio.

Eva Santolaria, que en 2002 se incorporó a la serie para dar vida a Vero, recuerda que el equipo solía grabar un capítulo a la semana. “Los lunes hacíamos la italiana mesa italiana (lectura de guion) y un primer ensayo. Los martes volvíamos a ensayar el capítulo entero y, después, hacíamos una pasada delante de los guionistas y productores ejecutivos. De ahí se iban a escribir la última versión del capítulo, que nos llegaba por la noche con los cambios que habían hecho. Los miércoles hacíamos el ensayo técnico, ya con el equipo, cámaras, sonido, etc. Los jueves era el día de ensayo general y, por fin, el viernes llegaba el público y grabábamos el capítulo, no diré a toma única pero casi. A las tres de la tarde estábamos en casa, pero antes de irnos nos daban el siguiente capítulo y, el lunes, vuelta a empezar”, explica.

La actriz barcelonesa guarda magníficos recuerdos de su paso por la serie. “El ambiente que yo viví fue maravilloso”, comenta orgullosa. “Siempre recordaré las risas en los ensayos, lo increíbles que eran los viernes cuando grabábamos con el público en directo, los nervios de los primeros capítulos, los mil momentos que pasamos todos juntos en ‘el camerino’ (¡porque solo había uno!), las conversaciones en la mesa camilla del decorado de ‘casa Sole’, las secuencias en las que era imposible aguantar la risa con Machi y Gonzalo, o las escapadas con Amparo Baró para fumar a escondidas”.

Sin risas enlatadas

“Es brutal”, responde Santolaria cuando se le pregunta cómo era aquello de grabar en directo con público. “Para mí, esa es la gran diferencia con todas las otras series. En ‘7 vidas’ no importaba lo que habías ensayado durante toda la semana. Al final, el público mandaba, y las risas y su reacción ante lo que veían iba marcando el ritmo de la secuencia. Siempre tenías un oído en el público, para ver si estaba funcionando o no un chiste, si tenías que alargar o no una pausa o si, de repente, aplaudían y tenías que aguantar hasta que hubiera silencio”.

Ahora bien, a la serie —que acabó convirtiéndose en líder de la parrilla— le costó despegar. “Nosotros hacíamos Periodistas en el plató de al lado y compartíamos maquillaje cuando arrancó. Recuerdo que, muy al principio, [sus responsables] estaban preocupados. Hoy en día, en la misma situación, la serie habría desaparecido del mapa”, comenta María Pujalte, que se incorporó al elenco en 2004.

“El éxito de la serie se vivió de una forma muy atípica”, añade al respecto de la audiencia Sánchez Olivas. “No comenzó siendo un éxito, ni mucho menos, y estuvo en la cuerda floja durante varias temporadas. En ese aspecto, hay que agradecer a Telecinco la paciencia que tuvo y la apuesta que hizo por un producto en el que creyó. Y, a todos los que la hacíamos, hay que agradecerles el grandísimo esfuerzo que se hizo por conseguir que la serie aumentase su audiencia y se consolidase”.

Ayudó que, desde el principio, la crítica aplaudiese sus guiones, plagados de actualidad, ingenio, humor incisivo y críticas a la sociedad española —lo que hizo que, en más de una ocasión, los responsables de la serie recibieran también cartas de ciertos colectivos que se quejaban por algunos de los chistes—. “Tenía un sentido del humor muy gamberro e inteligente. Era muy chispeante y reconocible, y contaba con unos actorazos. Era una fórmula que funcionaba muy bien”, añade la actriz gallega, que ahora mismo triunfa con la comedia Vota Juan.

Las 15 temporadas de 7 vidas le valieron un buen puñado de galardones —un Ondas, 2 TP de Oro y 3 Fotogramas de Plata, entre ellos—. “Había muchísimo trabajo detrás. Mucha gente cree que improvisábamos y nada más lejos de la realidad. Todo estaba medido y ensayado”, apostilla Santolaria, que no tendría problema alguno en retomar algún día su papel. “Me encantaría un retorno de la serie. Volver a coincidir todos sería fantástico y solo con pensarlo ya tengo una sonrisa en la cara. Pero sin Amparo Baró, 7 vidas no sería lo mismo”.

La cuestión es si, hoy día, podría funcionar bien una serie como 7 vidas. “Hemos hablado muchas veces sobre cómo sería la serie en la actualidad, en una época en la que todo está tan polarizado”, expone el guionista. “Sería otra cosa, seguramente, pero creo que sí podría tener éxito una serie así. También es verdad que la sitcom no está en su momento de mayor esplendor, a pesar del éxito de series como Big Bang Theory o Modern Family. Lo que sí creo es que series con un humor tan irreverente, como en ocasiones era 7 vidas, son muy necesarias”.

Así es la polifacética filmografía de Paco León: de actor camaleónico a director extravagante

El intérprete ha participado en exitosos proyectos como 'Aída' o 'Toc Toc' y también ha dirigido notables títulos como 'Kiki, el amor se hace' y 'Arde Madrid', entre otros.

¿Qué tienen en común Paco León, Luis Miñarro y Chiquito de la Calzada?

La tercera edición de los Premios Yago reconoce la labor de estos olvidados del cine español

Tráiler de ‘Ocho apellidos catalanes’

Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde y Carmen Machi vuelven en la secuela de la comedia autonómica que se convirtió en el gran éxito histórico del cine español.

Tráiler de ‘Mi gran noche’, lo nuevo de Álex de la Iglesia

Raphael y Mario Casas, frente a frente en la gala de Nochevieja de tus pesadillas, con Pepón Nieto como figurante contratado por ETT.