Series

¿Por qué Jon Snow no debe ocupar el Trono de Hierro?

Solo faltan tres capítulos para saber qué ocurre con Trono de Hierro y empezamos a quedarnos sin candidatos que nos gusten… Porque Jon Snow es demasiado… ¿flojo?

Por - 05 de mayo de 2019

A Knight of the Seven Kingdoms y The Long Night son dos capítulos que pasarán a la historia de la televisión, dos horas y 20 minutos que mezclan tensión, diálogos maravillosamente escritos y una narrativa alimentada de tensión, espectacularidad, sangre y fuego. Y además todos los personajes se desnudan ante el espectador para ser, como nunca antes, ellos mismos. Es lo que tiene mirar a la muerte a los ojos (por muy azules que sean). Pero como muy bien dice la absoluta protagonista de la mayor batalla en televisión de la historia, Arya Stark, homenajeando, por cierto a Sam de El señor de los anillos: Not today.

No, aún queda mucha plancha, queridos. Si ya dijimos en anteriores entregas de este monográfico que ni Tyrion Lannister nos convencía como rey de Poniente ni Sansa Stark tenía suficiente gancho para sentarse en el Trono de Hierro vamos con uno de los pesos pesados. Jon Snow es favorito en las quinielas, lleva 7 temporadas siendo, también, el favorito de la audiencia…

El que fue señor de la Guardia de la Noche, Capitán y también señor del Norte, de Invernalia y ahora, a parte de papá de los dragones (o al menos de uno de ellos) ahora es un candidato en firme para ocupar el Trono de Hierro. Le ha pasado de todo, incluso morir y resucitar, a todas luces es el elegido pero hay muchos peros que nos disponemos a desgranar ahora mismo:

Lo primero, ES UN BASTARDO

A los Bastardos no se les permite ser reyes…

Por si se os ha olvidado su origen:

De hecho por poquito consiguió ser el rey del norte… A la gente de Westeros no le gustó nada que Snow fuera su única alternativa. Al final tomó con honor el cargo pero siendo sinceros, fue un auténtico desastre su gestión… De hecho si no llega a ser por la insistencia de Lyanna Mormont Snow estaría ahora relegado a un segundo plano. Es cierto que la cabezonería de la líder infantil es difícil de bloquear pero ¿en serio? ¿Una niña convence a un montón de tipos duros para que cambien las reglas en una sola reunión?

Esto nos lleva al siguiente punto.

NO ES UN BUEN LÍDER

Jon Snow tiene muchas virtudes: es valiente, buena gente, ágil con la espada, parco en palabras pero y quizá lento en entendimiento pero muy rápido en ejecución y algo que se valora mucho en los puestos altos de grandes empresas: Sabe luchar bajo presión.

Sin embargo, entre todas estas cualidades hay una que no tiene y es el liderazgo propio de un rey. Como primer ministro del norte se queda a mitad de todo, no mejora las relaciones entre familias, no trae riqueza, no sabe qué hacer con los problemas palaciegos… Al final tiene que venir Sansa y hacerse con el poder para dejar las cosas en su sitio y reinar con lógica y en consecuencia de la situación.

Al heredero del norte le gusta demasiado el belicismo para estar todo el día sentado en una silla pensando como mejorar el mundo. Así le pasó que…

CONSPIRARON CONTRA ÉL

De la misma forma que se le da fenomenal realizar estrategias para el campo de batalla  ha demostrado ser el peor a la hora de prever posibles rebeliones o traiciones a su persona.

A Jon Snow le das un mapa de guerra y te dice cuáles son los mejores movimientos para frenar al enemigo, cuál es el escenario perfecto para realizar una emboscada… Pero si le sientas en el Trono de Hierro se le viene el mundo encima: confía en las personas equivocadas y vive como un ciego sin ver más allá de sus narices. De bueno, es tonto.

Todos fuimos testigo de este trágico suceso que podría subtitularse como ‘Crónica de una muerte anunciada’:

Si no fuera por la mujer roja, Sansa o Daenerys Jon habría muerto demasiadas veces, incluso para el dios de la luz.

ROMPE LOS VOTOS MUY FÁCILMENTE

Jon Snow cree 100% en su propio sentido del honor. Así al menos se comporta desde los primeros capítulos. Sin embargo, no le hace falta mucho para romper primero el voto de castidad con Ygritte. Por cierto, ¿puede haber una historia de amor más efímera que ésta?

Recordemos que Jon Snow la deja un pelín tirada y luego hace fiel consejero al niño que la mata… No sé, Rick.

Pero más allá de entrar en discusiones sobre el amor verdadero, lo grave de todo esto es que Jon Snow, una vez se convierte en Lord Comandante del Castillo Negro, muere y es resucitado deja su trabajo y rompe con su voto de servir de por vida. ¿Y como lo justifica?

Bueno, el ha servido hasta el final de su “primera vida”, ha cumplido con su obligación y ahora a otra cosa mariposa. Está claro que tras este suceso en el contrato de Lord Comandante habrá que poner un espacio para la letra pequeña en caso de resurrección.

ALISTA A NIÑOS SOLDADO

Estamos en el medievo, o algo así. Pero haciendo un ejercicio de imaginación si Jon Snow viviera en 2019 también él hubiera vapuleado los derechos humanos. En todas las guerras en las que Jon Snow ha participado se han cometido varios crímenes de guerra y él mismo ha sido el responsable de uno de ellos, además gravísimo, que es el de colocar a los niños en el campo de batalla. Que sí, que en Poniente cualquier valiente puede defender a su pueblo, su Casa o su vida pero de ahí que armes hasta los dientes a chavales a tan temprana edad…

Al final Jon Snow es un perfil extraño del que uno no puede confiar del todo: se enamora muy rápido, a veces es un tipo dulce y otras es extremadamente violento, igual necesita mimos que permite que un preso de guerra sea devorado por perros hambrientos… Nosotros, desde luego, no le votaríamos en unas elecciones.

Emilia Clarke explica por qué rechazó ‘Cincuenta sombras de Grey’: “Juego de tronos ya me había sexualizado bastante”

Harta de que la prensa solo le preguntara por los desnudos de Daenerys, la actriz decidió decir 'no' a la adaptación del bestseller sadomasoquista.

La nueva película de ‘Star Wars’ estará a cargo de los showrunners de ‘Juego de tronos’

David Benioff y D.B. Weiss volverán con una nueva trilogía galáctica tras el descanso de tres años, adelantándose a las películas que preparaba Rian Johnson

Elecciones generales 28-A: Los memes más cinéfilos

¿En qué se parecen Pablo Casado y Peter Parker? ¿Y Cersei Lannister y Soraya Sáenz de Santamaría? Según Twitter, muchísimo.

¿En qué se parece Bucky a Jon Nieve en ‘Avengers: Infinity War’?

'Me siento como Jon Nieve en la Batalla de los Bastardos', asegura Sebastian Stan sobre su papel en la esperada película marvelita.