Van Gogh de los campos de trigo bajo los cielos nublados

6

Por - 26 de febrero de 2019

Con los ecos de la multitudinaria exposición multimedia Van Gogh Alive-The Experience y con la última ficción de Julian Schnabel protagonizada por Willem Dafoe, Van Gogh a las puertas de la eternidad, asomando por la esquina, se estrena este rigoroso documental, que forma parte de la serie ‘Los Grandes del Arte en el Cine’ que la distribuidora A Contracorriente estrena en cines de forma selectiva. Más allá de su rodaje en 4K (que permite una detallada contemplación, en 2K, del trazo y de los empastados en los lienzos del artista) la principal novedad de Van Gogh de los campos de trigo bajo cielos nubladosse encuentra en el rescate de la figura de Helene Kröller-Müller, la principal coleccionista privada de la obra del pintor neerlandés, quien a principios del S. XX se hizo con casi 300 de sus pinturas y dibujos. Pese a que no se conocieran en vida (Helene tenía 21 años cuando Van Gogh murió en 1890), esta acaudalada mujer alemana se enamoró de la obra de Van Gogh y consagró su vida a recopilarla y difundirla. La película establece interesantes paralelismos entre la vida de ambos (su tormentosa vida interior y espiritual, la prodigalidad epistolar de ambos) y utiliza los valiosísimos fondos del Museo Kröller-Müller de Otterlo (enclavado en plena naturaleza, en el antiguo coto de caza del esposo de Helene) para analizar la evolución artística y vital del genio holandés. Apoyándose en el testimonio de eruditos, como el historiador Marco Goldin, y en voces narrativas como la de la actriz Valeria Bruni Tedeschi, quien cuenta desde el interior de la iglesia de Auvers-sur-Oise (que Van Gogh visitó, antes de su suicidio en un campo de trigo, como también relató la preciosista Loving Vincent), la película reflexiona sobre aspectos menos manidos y otros más de la trayectoria del pintor. De Neunen al Sur de Francia, de Millet a Seurat, de lo telúrico a lo colorista, de la lucidez a la locura, Van Gogh de los campos de trigo bajo cielos nublados complementa y redunda en la visión que tenemos sobre el icónico artista.

Reincide en Van Gogh y reivindica a Helene, la descubridora del artista.