Los siete magníficos

6

Por - 29 de abril de 2016

Hay formas de saber si un hombre es bueno, afirmaba (y, a la postre, demostraba) Yul Brynner en Los siete magníficos, de John Sturges (y Elmer Bernstein), remake vinculado desde los créditos iniciales con el clásico Los siete samuráis, de Kurosawa. El claroscuro shakesperiano de la cinta japonesa llevó al colorismo mexicanista hollywoodiense y, tras sus secuelas en Tabernas, ahora estamos aquí, en plena aparatosidad del western como género eternamente a punto de ser rescatado, con una bolsa de dinero un poco más grande para contratar mercenarios que salven el pueblo. Y sin vínculos éticos con ningún pasado.

De nuevo más preocupado por lo cuantitativo que por lo cualitativo, a Antoine Fuqua siete héroes se le hacen pocos. Poquísimos. Y entretiene (bastante) por acumulación. Su versión, elefantiásica, huidiza de la pausa y el relajo, juega con la intensidad. Más ruido, más barullo, más munición frente al recuerdo de los poco más de 15 minutos de tiros en el western de 1960, lleno de tensión sin acción. De tanto buscar momentos climáticos, todo acaba convertido en una meseta de sangre y sudor sin espacio para las lágrimas. En la trama, partida de guionistas. Gana el Richard Wenk de Los mercenarios al Nic Pizzolato de True Detective, de cuya presencia no hay señuelo. La relación Washington-Hawke sólo huele a guiño de Training Day. A no ser que, frente a la explosión de fogueo para plateas ávidas de pólvora, aparatosamente rodada y coronada por la ametralladora peckinpahiana (que casa regular con el espíritu de las dos obras previas), él sea responsable del cálculo socioeconómico que acompaña a la cantinela verborreica de las armas. A falta de hombres buenos, tira de venganza para convencernos, y, frente al mal del poder del vil metal, el filme opone un exquisito cuidado en representar a todas las minorías: un balance preciso de mujeres, negros, indígenas y orientales tienen en su mano salvar a los oprimidos. A tiros, hay cosas que nunca cambian.

La cuenta de resultados del entretenido neowestern de Fuqua deja excedente de munición y minorías, pero un botín mucho más prosaico.

‘The Equalizer 2’: Denzel Washington cree en la justicia silenciosa

Denzel Washington y el director Antoine Fuqua nos hablan de su cuarta colaboración en cine, una película que supone la primera secuela en la carrera del actor estadounidense.

Primer tráiler de ‘The Equalizer 2’: Denzel Washington vuelve a la acción

Peleas en trenes, desapariciones, viejos conocidos y mucha acción. Antoine Fuqua regresa al frente de esta secuela con Washington en la piel de Robert McCall.

¿De verdad es ‘Gladiator’ una de las mejores películas del siglo XXI?

Antoine Fuqua, Sofia Coppola, Paul Feig, Denis Villeneuve, Brett Ratner y Alex Gibney comparten su lista de pelis favoritas en lo que llevamos de siglo.

Denzel Washington y Antoine Fuqua rodarán ‘The Equalizer 2’ en 2017

Después del éxito de 'Los siete magníficos', actor y director ya tienen en mente su próxima colaboración: una secuela del thriller de acción que hicieron en 2014.